Opinión

Comunica en Positivo

No podemos lograr metas, indicadores, desarrollo, unión y todas las iniciativas planteadas si antes no existe una adecuada, inteligente y estratégica comunicación

De seguro este nuevo año está cargado de muchas metas y expectativas y eso es maravilloso, pues qué sería de la vida si no tenemos una razón que alimente las nuevas etapas, nuestras esperanzas e ilusiones.

Las organizaciones como sistemas con vida, al estar conformadas por seres humanos, también engloban dentro de sí ilusiones, objetivos que las orientan y les permite tener claridad del rumbo a seguir; identificar los logros alcanzados en períodos anteriores y las expectativas para aquellos que están por iniciar. Precisamente, al comenzar el 2021, esa revisión es muy pertinente, ya que permite establecer parámetros claros y enfocarse en aquellos elementos que son de gran importancia para lograr un mayor crecimiento, proyección y desarrollo. Sin embargo, no se trata únicamente de resultados, sino también, de cómo es el camino para lograr esos resultados. Definitivamente, este es uno de los elementos imprescindibles que debemos plantearnos.

Asociado con lo anterior, en el ámbito organizacional, la comunicación juega un papel protagónico. No podemos lograr metas, indicadores, desarrollo, unión y todas las iniciativas planteadas si antes no existe una adecuada, inteligente y estratégica comunicación; ya que la comunicación es el puente que crea la sinergia entre los diferentes protagonistas y miembros de las empresas. Por eso precisamente, es que la palabra comunicación viene de “comunión”, una común-unión; entre las personas, los valores y misiones.

Para un óptimo desarrollo organizacional, no solamente debe existir comunicación, sino una comunicación positiva, enfocada en aquellos elementos que crean confianza, fortaleza y reconocimiento.

Desdichadamente, desde edades tempranas, al ser humano se le educa para comunicarse más desde la negatividad, la falta, la carencia y la crítica; lo cual en muchas ocasiones se arrastra al plano profesional. Es debido a eso que se encuentran equipos de trabajo con problemas de comunicación y en ocasiones, relaciones conflictivas que afectan la sinergia interpersonal y la productividad. Muchas organizaciones ven “truncados” sus proyectos porque no se despliegan adecuados canales de comunicación que lleven a la unión de equipo, la colaboración, la eficiencia y al cumplimiento.

La buena noticia es que cada día, en general las personas y los líderes de las organizaciones, son más conscientes de la notable necesidad de potencializar la comunicación, fundamentalmente una comunicación positiva. De hecho Kim Cameron, profesor de Management y Organizaciones en la Ross School of Business de la Universidad de Michigan, en su artículo La desviación positiva, menciona que “la comunicación positiva se produce en las organizaciones cuando el lenguaje afirmativo y solidario sustituye al lenguaje negativo y crítico”. Según el autor, “los comentarios positivos son los que expresan aprecio, apoyo, ayuda, aprobación o halagos. Los negativos manifiestan crítica, desaprobación, insatisfacción o desacuerdo”.

Por otra parte, Cameron menciona que existen dos palancas para promover la comunicación positiva: la autoretroalimentación reflejada y la comunicación de apoyo.

Según el autor, “el proceso de autorretroalimentación reflejada es una técnica que se utiliza para identificar capacidades y fortalezas únicas de los individuos. Debido a que la mayoría de los individuos y organizaciones se concentran de manera abrumadora en lo negativo, esta técnica fomenta la comunicación positiva para guiar después a las personas a través de un proceso que descubra las fortalezas y las evaluaciones positivas percibidas por los demás”. Por su parte, la comunicación de apoyo, trata específicamente de hacer las correcciones, cuando sea necesario, pero de una forma más oportuna y asertiva. Ambos elementos se basan más en la descripción que en la evaluación, para la identificación y resolución de problemas.

Además, la revista Forbes en su artículo Comunicación efectiva para alcanzar resultados, por Raciel Sosa y relacionado con la comunicación positiva menciona que, “la retroalimentación constante a los equipos de trabajo es algo que hay que cuidar especialmente porque es lo que te permite mejorar, crecer, desarrollarte, estar rebasando constantemente tus propios límites y superar las expectativas. Y, precisamente, la retroalimentación está basada en una comunicación efectiva y, cuando no la hay, se produce estancamiento”.

Por lo tanto, la comunicación positiva definitivamente marca una diferencia sustancial en el desarrollo de las organizaciones y las relaciones interpersonales. La comunicación es una necesidad inherente al ser humano y más aún, cuando este se desarrolla en medios de índole laboral, donde se requiere que las tareas se puedan efectuar con efectividad, tomar acuerdos y dar un adecuado seguimiento. Donde es fundamental que las personas crean en sí mismas y en su capacidad para efectuar el trabajo. Al contrario, cuando hay ausencia de comunicación positiva, las relaciones se vuelven más limitadas, hay constantes evaluaciones negativas y críticas que crean un ambiente hostil y un desagradable clima organizacional.

Por eso, es fundamental para el inicio de este 2021, crear una estrategia de comunicación positiva, con una metodología y técnicas claras para llevarla a cabo. Además, que los gerentes y líderes se comprometan a aplicarla y reforzarla con los colaboradores que tienen a cargo, incluso incentivándoles a poner en practica técnicas como las mencionadas, y sean testigos de los grandes beneficios que trae para la corporación.

Si la comunicación positiva se vuelve parte de la cultura organizacional, definitivamente se impregnará en el quehacer de todos los colaboradores y los equipos de trabajo. Lo anterior permitirá que el personal esté sinergizado, caminando bajo una misión y visión común: que las metas y expectativas sean logradas y que el camino para alcanzarlas sea en sí mismo productivo y fructífero.

La autora es psicóloga y consultora.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.