Por: Antonio Grijalba.   11 septiembre

Los tiempos actuales han puesto en evidencia más que nunca, que el motor principal para la obtención de los resultados en la empresa es el recurso humano. Existen consideraciones que los líderes de hoy deben tener en cuenta además de los objetivos financieros para contribuir a la creación de valor de la empresa.

Se ha demostrado que a través del tiempo que las empresas que poseen una fuerte cultura organizacional generan un mayor de retorno que las empresas con débiles culturas. En un análisis realizado por FTSE Rusel de las 100 mejores empresas de Forbes se observa que el retorno de las empresas que son un “Great Place to Work” (GPTW, buen lugar para trabajar) generan un retorno tres veces mayor. No significa que no se vean afectadas por la crisis, sino que tienen una mayor capacidad de recuperación.

De acuerdo con el modelo GPTW For All, para que una organización sea un excelente lugar para trabajar se requiere el compromiso de todas las partes. Es necesario empezar con cerrar las brechas que puedan existir entre las personas, por su sexo, género, edad, etnia o cualquier otra característica particular entre ellos. Existen seis componentes que posibilitan la transformación de las organizaciones en Mejores Lugares para Trabajar Para Todos:

  • Valores
  • Innovación
  • Crecimiento financiero
  • Liderazgo efectivo
  • Maximizar el potencial humano
  • Confianza

Vivir una cultura “para todos” requiere de crear consistentemente experiencias positivas de trabajo para cualquier colaborador, y esto no solo incrementará los resultados de satisfacción de la gente, sino que también generará una mejora en los resultados del negocio y por consecuencia aportar para tener un mejor mundo.

El logro de una cultura saludable en las organizaciones según los estudios de GPTW, se genera en un 30% por la empresa, 50% por los líderes y 20% por los colaboradores. Aún cuando las prácticas y políticas de la empresa afectan la cultura, el mayor impacto lo tienen las competencias y comportamientos de los líderes. La base fundamental de una empresa con una solida cultura es la confianza que muestran los colaboradores. Esta confianza se demuestra a través del orgullo por la organización, la credibilidad, la imparcialidad y el respeto que muestran los líderes en sus acciones y el compañerismo mostrado entre colaboradores.

Los líderes de las organizaciones GPTW, poseen tres importantes competencias, que hoy han cobrado una mayor importancia en el trabajo a distancia: inspirar el logro de los resultados organizacionales, cultivar un espíritu de equipo y maximizar el potencial de las personas.

Inspirar, tarea indispensable

Propiciar que las tareas se cumplan en tiempo y forma es un reto. El líder debe generar el enfoque en los temas prioritarios para la organización, mediante la facilitación de las necesidades que tenga su equipo, y mediante una clara visión y comunicación de los temas claves. La cercanía entre los líderes y su personal es una característica muy clara de un buen liderazgo. La lección es clara: los líderes que fomentan relaciones próximas con sus colaboradores tienen una mayor capacidad de influir en el logro de los objetivos.

El colaborador debe sentir que está donde debe, que ajusta con la cultura de la organización y, por ende, puede ofrecer lo mejor de sí mismo. Esto va desde el momento en que una persona ingresa a la organización. Esta labor es clave para los líderes. Hacer el mayor esfuerzo de traer a la organización y a sus equipos a aquellas personas que realmente hacen un calce con la cultura. Los líderes deben asegurar la integración a sus organizaciones del talento idóneo y hacer que estos se sientan bienvenidos para generar ese sentido de pertenencia que todos anhelan.

El líder que requieren las organizaciones hoy, debe mantener a su equipo inspirado y motivado para que muestre actitudes positivas ante los retos que se presentan cada día en la organización. Recuerde los conocimientos y habilidades suman, pero la actitud multiplica para el logro de resultados.

No sólo trabajo

Los colaboradores desean laborar por algo más que una remuneración: desean sentir orgullo de donde están y por lo que hacen, generando el sentido de pertenencia.

Los líderes deben identificar los vacíos en las relaciones entre los miembros del equipo y entre los equipos. Parte del problema de muchas organizaciones se presenta en que estos quiebres hacen que sea más difícil obtener los resultados deseados. Los problemas entre miembros de los equipos desgastan a la organización y la hacen caer en mayores esfuerzos de control, procedimientos más complejos y pérdida de conocimiento.

En este sentido identificar como algunos factores culturales, históricos, de discriminación y prejuicios afectan el camino hacia mejores resultados. Es labor de los líderes resolver en forma oportuna estos factores y generar las estrategias para eliminarlos. Una forma es la creación de espacios para compartir y crear relaciones que fomenten la confianza entre los miembros.

La creación natural de un ambiente fraternal en el cual el líder genere una relación cercana con los miembros del equipo y los ellos entre sí, es una poderosa práctica para generar un ambiente de colaboración, mejora continua y de logro de resultados. Cuando creamos un ambiente de confianza plena, se evitan los sentimientos de protección y rechazo ante la retroalimentación, y esta se convierte en un esfuerzo genuino de mejora continua y de agradecimiento para el crecimiento conjunto.

Maximizar el potencial humano

Maximizar el potencial humano, como el término lo indica, es obtener lo mejor de las personas. Su creatividad, experiencia y productividad, lo mejor que se pueda, para la posición donde estén.

De acuerdo con los estudios sobre el tema de GPTW, las brechas al interior de las organizaciones son las responsables de que no se obtenga esa maximización del potencial humano. Las brechas, según el modelo For All de GPTW, surgen de las personas cuyas experiencias en el lugar de trabajo no son tan positivas como las de otras.

Los líderes tienen la obligación de brindar experiencias positivas a todos los miembros del equipo, tanto a nivel individual, como grupal. Cuando un grupo no tiene una experiencia buena en su trabajo, se puede afirmar que no alcanzará su potencial.

Así como poner retos es importante, la celebración de los logros individuales y grupales es una actividad que permite mantener la energía en las personas, el reforzamiento positivo genera la oxitocina que nos lleva a mejorar nuestro sentido social, a crear vínculos con las personas. Como indica Simon Sinek en su libro Los líderes comen al final: "Los negocios son una actividad humana y por eso el término compañía se trata de un grupo de personas acompañadas de otras. Si el líder puede ofrecer su tiempo y esfuerzo a aquellos que tiene a su cargo, estos a su vez estarán más dispuestos de otorgar su tiempo y energía a otros”.

Tiene que ver con que la gente se sorprenda de sí misma. Con lo que no esperaba alcanzar para un determinado proyecto. Con desarrollar habilidades nuevas y sentirse inspirada para hacerlo.

Un lugar de trabajo con enfoque a maximizar el potencial impulsa los resultados del negocio, sobre todo en momentos de reto como este, donde se necesita de agilidad, innovación constante y relaciones productivas entre colaboradores con los clientes.

El ranking 2020 de Los Mejores Lugares para Trabajar en México las organizaciones que logran los mejores resultados para que las personas den lo mejor de sí mismas, obtienen arriba del 90% de favorabilidad en el tema y en el trabajo con un sentido de equipo para lograr los objetivos de negocio.

Por otra parte, hoy el trabajo a distancia se convirtió en la panacea para muchos sectores, y ante esto, maximizar el potencial humano se ha hecho más imperante, principalmente para aquellas organizaciones que buscan mantener el ritmo de sus operaciones. Para aportar lo mejor de uno mismo, se debe recurrir a la autorrealización. Great Place to Work ha encontrado que estas necesidades se reducen a las relaciones de confianza, orgullo y camaradería. Y es que aun tratándose de “home office”, el lugar de trabajo debe ser un lugar donde la gente se rete y se conecte con los demás, donde pueda “autorrealizarse”.

Cuando las organizaciones cierran sus brechas, avanzan, y lo hacen rápidamente consiguiendo mejores resultados. Las organizaciones que maximizan el potencial humano se adelantan, toman ventaja de sus capacidades y de sus experiencias para lograr resultados increíbles.

El liderazgo consiste en la creación de confianza mediante la integridad, honestidad y responsabilidad del líder para inspirar el logro de resultados, fortalecer la pertenencia y maximizar el potencial de los colaboradores.