Opinión

Editorial: ¿Reinventar el ICE?

Poner a esta histórica y estratégica institución a vender electrodomésticos no es sinónimo de transformación

No cabe duda que el ICE, tanto en su componente de generación y distribución de energía como en el de telefonía, fue una fortaleza histórica para el país. La generación de los baby boomers puede contarnos cómo en este país había teléfonos públicos y privados en todo el territorio nacional desde la decada de los años 60, y cómo la cobertura eléctrica, por medio de amplias redes de generación y distribución, alcanzaba todos los rincones de país.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.