Opinión

Editorial: Transparencia y competencia en la contratación pública

Los regímenes de contratación no deben escatimar esfuerzos ni obviar mecanismos que aseguren que las obras se adjudiquen mediante procedimientos transparentes y con amplia participación

La contratación de obra por parte de la Administración Pública ha sido desde siempre una fuente eventual de corrupción, dados los cuantiosos recursos involucrados y la posibilidad de favorecimientos indebidos, inducidos muchas veces por la existencia de sobornos o dádivas a cambio de la adjudicación de proyectos millonarios.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.