Por: José David Guevara Muñoz.   22 abril

Winston Churchill, el gran líder y estadista del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, dijo 80 años atrás: “Nunca hay que desperdiciar una buena crisis”.

De acuerdo con el próximo editorial de EF, en proceso de ser publicado en el sitio web de este periódico, América Central puede salir fortalecida o muy debilitada una vez que se supere la emergencia del COVID-19.

“Si lo que impera en las naciones es la desconfianza, la corrupción y el sesgo en las decisiones para favorecer sectores económicos o personalidades políticas, éstas se debilitarán y no podrán aprovechar la crisis.

Cambios necesarios

"Pero si de la unidad de esfuerzos, el trabajo coordinado, y el respeto mutuo surge una sociedad capaz trabajar juntos ante retos comunes, las naciones podrán aprovechar la crisis para hacer algunos de los cambios necesarios”, afirma el editorialista.

Pero también advierte: “Si por el contrario imperan el divisionismo, la lucha por el poder y el favoritismo político, las naciones seguirán siendo las más pobres, las que menos cambian; y fracasarán una vez más ante los grandes retos.

"Por las actitudes mostradas hasta ahora, tienen esperanza de salir bien Costa Rica, Guatemala, y Panamá; con grandes dudas en Honduras y un mal augurio por las actitudes del gobierno en El Salvador y Nicaragua, por razones muy diferentes, pero igualmente preocupantes”.

De acuerdo con el editorial, “Naciones como El Salvador y Costa Rica presentan un alto endeudamiento y poca flexibilidad fiscal; Nicaragua, Panamá y Honduras con un endeudamiento medio-alto, y sólo Guatemala en una buena posición en términos de sus finanzas públicas. El Salvador y Panamá no cuentan con un banco emisor, lo que restringe aún más sus opciones para financiar el manejo de la crisis y la recuperación, que no solo debe impulsar el crecimiento económico, sino compensar los enormes impactos sociales”.