Por: Melanie Méndez.   22 abril
Implementar el e-commerce trae muchos beneficios y la probabilidad de que el negocio crezca. Sin embargo, para tener éxito es necesario aplicarlo de la forma correcta y con la asesoría adecuada. Shutterstock.
Implementar el e-commerce trae muchos beneficios y la probabilidad de que el negocio crezca. Sin embargo, para tener éxito es necesario aplicarlo de la forma correcta y con la asesoría adecuada. Shutterstock.

El e-commerce o comercio electrónico consiste en la estrategia de distribuir, vender, comprar, mercadear y suministrar información de productos o servicios que ofrecen las empresas a través de Internet.

Con este mecanismo digital, las empresas pueden ofrecer distintas opciones, desde las compras en línea hasta hacer transacciones más complejas, como administrar inventarios o clientes.

El e-commerce es relevante para los consumidores costarricenses. Según el más reciente estudio Red506 elaborado por Unimer para EF, el 85% de los consumidores nacionales han realizado compras por Internet, y de este porcentaje, un 32% lo hace entre una vez y dos veces a la semana.

Implementar el comercio electrónico trae muchos beneficios y aumenta la probabilidad de que el negocio crezca. Sin embargo, para tener éxito es necesario aplicarlo de la forma correcta y con la asesoría adecuada.

Como todo proyecto es fundamental contar con una planificación y una estrategia digital, donde se determinan factores como el mercado meta y en donde se mida y optimice el desempeño en la web para realizar cambios de acuerdo al comportamiento.

“El comercio electrónico permite crear un canal nuevo de distribución, ahorrar costos operativos, llegar a mercados nuevos, facilitar de entrega de productos, aumentar la seguridad de ka empresa y para el comprador a la hora de realizar ventas. Además, si la experiencia de compra es buena generará fidelidad de parte de los clientes”, explica Joel Tinoco, director Comercial de la agencia digital Píxel, empresa que ha desarrollado más de 100 proyectos en e-commerce.

Siete pasos para implementar el e-commerce:

1. Tenga claro el objetivo y cómo van a ser las métricas para evaluar el proyecto.

2. Defina a nivel interno de su empresa cómo será la logística, desde proceso de pago, revisiones, inventario, operaciones, entregas, políticas, entre otros aspectos.

3. Seleccione una agencia para desarrollar el proyecto, que sea a la medida y que se adapte a sus necesidades, esto representa un alto porcentaje del éxito.

4. Revise los servidores donde se va a hospedar para que cuenten con la capacidad adecuada y no generen ningún problema. Estos deben tener el candado de seguridad (SSL Certificate) y también contar con pólizas que cubran cualquier inconveniente con la encriptación. Esos servicios los puede centralizar la agencia, lo cual es un beneficio ya que serán los expertos quienes atenderán cualquier falla.

5. Contemple un plan piloto de comunicación con todos los departamentos interesados y trabaje constantemente en estrategias de mercadeo para que le saque provecho al proyecto, de lo contrario como sería tener un local en un centro comercial donde nadie llega.

6. Coordine con el ejecutivo de su banco de preferencia y analice las diferentes opciones de pago disponibles.

7. Busque opciones para que las entregas sean confiables, tomando en cuenta el tipo de productos que va a comercializar, también el costo que va a representar para su compañía y los plazos de entregas.

Fuente: Píxel