La meta del empresario es crear más accesorios, vender sus productos en todo el territorio nacional y luego exportar

Por: Joanna Nelson Ulloa 27 septiembre, 2017
Eder Berrocal, emprendedor de 34 años, es polifacético. Realiza trabajos manuales, es guitarrista y labora en un restaurante como salonero.
Eder Berrocal, emprendedor de 34 años, es polifacético. Realiza trabajos manuales, es guitarrista y labora en un restaurante como salonero.

Una incomodidad que sentía su hija al tocar clarinete impulsó al emprendedor y guitarrista Eder Berrocal a crear un accesorio musical que le permitiera ejecutarlo de una forma más confortable.

Gracias a que su prototipo funcionó, decidió crear una microempresa llamada Dess, que se dedica a la confección de este y otros accesorios.

El producto ha tenido aceptación en el círculo de músicos, de modo que ha podido vendérselo a clarinetistas y hasta ya se comercializa en la tienda Instrumentos Musicales La Voz.

El producto ha tenido aceptación en el círculo de músicos. Ya se comercializa en la tienda Instrumentos Musicales La Voz, dijo Berrocal.
El producto ha tenido aceptación en el círculo de músicos. Ya se comercializa en la tienda Instrumentos Musicales La Voz, dijo Berrocal.

Eder, quien se caracteriza por ser una persona multifacética y creativa, se encuentra bastante motivado con su negocio, al que espera seguir levantando con más creaciones.

Él no solo toca guitarra, sino que siempre se ha dedicado a elaborar productos manuales, así como a trabajar en restaurantes.

De niño le gustaba jugar con legos y de adolescente le llamaban la atención las artes plásticas e industriales, por lo que hacía trabajos en cuero y macramé.

El accesorio para clarinetes está hecho de cuero, microfibra, elástico y metal.
El accesorio para clarinetes está hecho de cuero, microfibra, elástico y metal.

Sus conocimientos básicos en mecánica, y el haber crecido cerca de un taller industrial, hicieron que empezara a emplear maquinaria, desde un torno hasta un taladro.

Posteriormente, trabajó algún tiempo en electromecánica con plantas eléctricas y ha seguido aprendiendo.

El producto ha tenido aceptación en el círculo de músicos. Ya se comercializa en la tienda Instrumentos Musicales La Voz, dijo Berrocal.
El producto ha tenido aceptación en el círculo de músicos. Ya se comercializa en la tienda Instrumentos Musicales La Voz, dijo Berrocal.
Una oportunidad

Su hija Uziel Berrocal, quien tiene 11 años, es una amante de la música.

En el 2014 aprendió a tocar flauta y en el 2015 comenzó a aprender a ejecutar el clarinete.

Al practicar, los usuarios de este instrumento suelen apoyarse en uno de sus dedos pulgares.

En el caso de Uziel, después de un rato, el instrumento le pesaba y la cansaba.

Por ello, Eder pidió prestado un accesorio que se coloca en el cuello.

Sin embargo, la menor se lo lastimaba, pues estaba hecho con un material abrasivo. Después de un rato de práctica, su cuello estaba rojo.

Fue así que Eder decidió utilizar sus habilidades e idear su propio accesorio en abril del 2015, que se sitúa igualmente en el cuello como un collar.

El primer prototipo fue de materiales reciclados y de algunas adiciones que compró. Y, poco a poco, lo fue perfeccionando.

Él lo desarrolló de tal manera que el material es amigable con la piel, pues no la lastima.

Está hecho de cuero, microfibra, elástico y metal.

Esta herramienta la dio a conocer entre sus contactos del mundo de la música, como profesores de clarinete, y empezó a venderlos.

También ha desarrollado otro producto, que consiste en una pieza para quienes tocan violonchelo y contrabajo.

Su creación evita que este se resbale, especialmente si se tiene una presentación en un sitio en el que el piso está muy lustrado.

De acuerdo con Eder, funciona como un punto de sostén del instrumento desde la silla del intérprete hasta el palito donde se apoya el chelo, que se llama pica.

Consta de una serie de correas que se ajustan de la silla a la pica y de una pieza rectangular o redonda en la que hay un agujero en el que descansa la pica.

Este producto es ideal para niños que están aprendiendo a emplear estos instrumentos, pues evita que se les caigan.

El accesorio para clarinetes está hecho de cuero, microfibra, elástico y metal.
El accesorio para clarinetes está hecho de cuero, microfibra, elástico y metal.
Planes ambiciosos

Eder ha tenido la oportunidad de capacitarse por medio de un programa de emprendimiento de la Universidad Latina.

Ahí ha recibido cursos de administración, mercadeo y contabilidad, que está aplicando a su empresa.

Él espera concluir las capacitaciones en octubre.

Su meta es desarrollar un taller en Coronado y dedicarse más de lleno al desarrollo y producción de la empresa.

La idea es crear muchos más accesorios y cubrir todo el territorio nacional de sus productos.

Una vez que logre esto, los exportará a escuelas y orquestas de América e incluso Europa.

“Pero, vamos un paso a la vez”, reflexionó.

Contacto

EF 20 aniversario