Por: Ana Yancy Flores.   12 abril
Foto archivo La Nación con fines ilustrativos
Foto archivo La Nación con fines ilustrativos

El Canal Tradicional, que se compone de pequeños negocios como lo son los abastecedores y pulperías, es fuente de trabajo para muchas personas en Costa Rica y, a su vez, un motor de la economía.

Según datos recopilados por Fundes, organización internacional que promueve el desarrollo de las mipymes en Latinoamérica, en el país, el canal tradicional representa entre el 40% y el 50% de las ventas del mercado de consumo masivo y produce cerca de $1.729 millones en ventas anuales. Además, genera 20.480 empleos directos y unas 70.840 familias se ven beneficiadas por este.

No obstante, este tipo de comercio afronta en la actualidad una serie de desafíos para mantenerse a flote, según un censo realizado por Fundes en Costa Rica.

Dicha investigación identificó una serie de retos, pero la mayoría se puede agrupar en desarrollo de negocio, gestión del entorno y bienestar personal.

Por ejemplo, los dueños de estos locales tienen problemas con generar más ingresos, aumentar el tráfico, así como una apremiante necesidad de mejorar su propuesta de valor.

El entorno en el que operan estos negocios también representa desafíos. Entre ellos, la alta competencia entre los mismos comercios, la amenaza que traen las grandes cadenas de supermercados, altos impuestos y la creciente inseguridad del país, que ha convertido a establecimientos como abastecedores en blancos del hampa.

A nivel personal, los propietarios de estos emprendimientos lidian con extenuantes jornadas laborales de 12 a 14 horas, pues para mantener a flote su negocio deben trabajar más.

¿Qué hacer entonces?

Hay una serie de buenas prácticas que los propietarios de pequeños negocios pueden implementar para aumentar su rentabilidad y realizar una mejor gestión del tiempo.

Estos son algunos consejos suministrados por Fundes:

  • Establecer un equilibrio perfecto entre la oferta y la demanda de productos. Esto evitará el desperdicio y la fuga de dinero.
  • Conozca su entorno y a sus clientes, para ofrecerles productos que realmente satisfagan sus necesidades.
  • El negocio se debe adaptar según el segmento de la población y el lugar en donde está ubicado; esto hay que tomarlo en cuenta al momento de fijar precios, por ejemplo. Pero además, la ubicación es esencial para tener un negocio próspero, ya que según Fundes, el 33% del éxito depende de este factor.
  • Es importante diversificarse. Los puntos que ofrecen servicios complementarios venden entre 35% y 45% más que el resto.

¿Cómo ser más competitivo?

"El tener una variedad amplia de productos, ligado a un buen servicio al cliente, permite al punto de venta satisfacer constantemente las necesidades de sus clientes y crear fidelización. Mientras que el ofrecer servicios complementarios y tener un método de pago electrónico brinda oportunidades para generar un mayor tráfico durante el día y, de esta forma, captar más la atención de potenciales clientes”, explica Mauricio Ramírez Alfaro, gerente de Soluciones Fundes.

Para mejorar la seguridad en los negocios, los propietarios no solo deben seguir los consejos de las autoridades sino que también pueden optar por medidas preventivas como instalar un portón que puedan abrir y cerrar desde el interior del local y vender únicamente desde el mostrador a partir de ciertas horas, para así tener control de las personas que ingresan.

Otro consejo es tratar de disminuir el manejo de grandes sumas de efectivo en el negocio. Para esto, el uso de datáfonos podría ser una solución.

*En una próxima entrega le brindaremos consejos puntuales sobre cómo puede transformar su negocio en un punto más competitivo e innovador.