Por: Krissia Chacón.   14 septiembre

Apple lanzó el 12 de setiembre sus nuevas armas para combatir en la guerra de un mercado celular sobrepoblado de dispositivos y con clientes que se sorprenden cada vez menos.

La apuesta de la manzana es variada. Lanzó el iPhone XS, una versión un poco más avanzada que el iPhone. También presentó el XS Max para los amantes de las pantallas grandes y una versión más económica con el XR.

Los iPhone develados en su sede de Cupertino son las versiones más sofisticadas y rápidas del iPhone X. Este fue lanzado el año pasado para conmemorar el décimo aniversario de su producto estrella, del que es económicamente dependiente.

Los smartphones de Apple representan alrededor del 70% de los ingresos de la compañía, es por esta razón que sus ojos están puestos sobre las innovaciones que presentan cada setiembre.

El resto del dinero que recibe la firma se reparte entre iPads, Apple Watch, Apple TV, iTunes y Mac.

La duda que surgió este miércoles es si realmente estos iPhone son un arsenal lo suficientemente poderoso como para competir ante sus dos principales rivales: Samsung y Huawei, quienes actualmente superan en ventas a la compañía californiana.

Samsung ya lanzó a su nuevo Galaxy Note 9 y Huawei en lo que va de este año se armó con el Mate 10, el P20, P20 Pro y próximamente el Mate 20.

The new iPhone XR is displayed at Apple headquarters during an event to announce new products Wednesday, Sept. 12, 2018, in Cupertino, Calif. (AP Photo/Marcio Jose Sanchez)
The new iPhone XR is displayed at Apple headquarters during an event to announce new products Wednesday, Sept. 12, 2018, in Cupertino, Calif. (AP Photo/Marcio Jose Sanchez)
El corazón del negocio

Los iPhone son pieza fundamental del negocio de Apple.

Los estados financieros de Apple con cierre al 30 de junio de este año muestran que la compañía tuvo un ingreso trimestral de $53.300 millones, lo cual representa un incremento del 17% comparado con el mismo trimestre del año anterior.

De ese monto, las ventas del iPhone ascendieron a casi $30.000 millones. El segundo imán de ingresos para la empresa son los servicios con $9.500 millones, según las cifras oficiales de Apple.

El mercado estrella para Apple es América, seguido por Europa y China.

La distribución geográfica juega un papel importante para la manzana. Huawei por ejemplo, todavía tiene restricciones para entrar en Estados Unidos, uno de los mercados más importantes.

Si todavía tiene duda sobre el peso del smartphone en los resultados de la empresa, fue precisamente el iPhone X uno de los factores que le ayudaron a convertirse en la primera compañía en romper la barrera del billón de dólares de capitalización bursátil a principios de agosto, explicó la firma Counterpoint Research.

La estrategia de la gama alta le ha permitido a Apple mantener hasta el momento su cuota de mercado mientras continúa aumentando su facturación gracias a sus teléfonos inteligentes. Es una buena forma de compensar la desaceleración del mercado global, saturado y marcado por la creciente competencia de los grupos asiáticos.

Sin embargo, estos anuncios confirman que Apple está en la “encrucijada”, diez años después del lanzamiento del primer iPhone, dice la firma CB Insights.

“Claramente está ganando fuerza en la realidad aumentada y los wearables (accesorios como el Apple Watch), pero el próximo producto revolucionario de Apple, como el iPod o el iPhone todavía se hace esperar”, añadió CB Insights.

Con alrededor del 12% del mercado global, Apple perdió su segundo lugar en el segundo trimestre, destronada por el rápido crecimiento de Huawei, según las firmas Gartner e IDC.

Durante el segundo trimestre del 2018, el fabricante chino introdujo al mercado más modelos que Apple, con un espectro de precios y gamas más amplios para abarcar diferentes tipos de consumidores, estima Counterpoint Research.

Una respuesta de Apple es ampliar la oferta de sus modelos y por eso sus nuevos iPhone.

Con el iPhone XS Max, la firma podría generar más ingresos debido a su elevado precio de $1.099 (para el mercado estadounidense). Con el iPhone XR atraería a las personas que no pueden comprar un iPhone X.

La suma de estos factores tenderían a elevar las ventas de la manzana.

Otro aspecto que entra a jugar es la base de clientes devotos que tiene Apple, quienes siempre están dispuestos a mover sus cuentas bancarias con el fin de obtener lo último que ofrece la marca.

La tasa de fidelidad que registra la marca de la manzana es la más alta entre las marcas de smartphones, según un análisis realizado por Morgan Stanley.

El 92% de los usuarios de iPhone considera “algo probable” o “extremadamente probable” cambiar su teléfono por un modelo más moderno de la misma marca en menos de un año. Si vemos la fidelidad que tienen otras empresas, sus índices están muy por debajo de Apple, por ejemplo, Samsung tiene una retención del 77%.

Esto lleva a algunos analistas a decir que Apple puede fácilmente conformarse, en el plano financiero, con una participación de mercado relativamente pequeña en cantidad de unidades pero grande en valor.

IDC prevé una pequeña disminución en las ventas de teléfonos inteligentes en 2018, a 1.460 millones de unidades. También espera una recuperación moderada a partir de 2019, gracias al mercado indio, la recuperación del mercado chino y la llegada del Internet móvil ultrarrápido 5G.

Aunque el escenario pinta retador Apple tiene un músculo poderoso en el atractivo de su marca y el universo que ha creado para el consumidor. “El modelo de negocio de Apple es que ellos son dueños de todo lo que venden. Samsung y Huawei usan Android, es decir, tienen un contrato con Google. Apple margina mucho más de un teléfono de lo que hacen los demás. Las personas todavía creen que la manzana hace que valga más”, explicó Rogelio Umaña, especialista en tecnología.

El nuevo Apple Watch serie 4 fue presentado el miércoles 12 de setiembre en la ciudad Cupertino en California, Estados Unidos. (Foto de NOAH BERGER / AFP).
El nuevo Apple Watch serie 4 fue presentado el miércoles 12 de setiembre en la ciudad Cupertino en California, Estados Unidos. (Foto de NOAH BERGER / AFP).

La gran sorpresa que dio esta firma durante su evento fue la presentación del Apple Watch Serie 4, un dispositivo que sí presenta importantes mejoras con respecto a sus antecesores.

El usuario podrá realizarse un electrocardiograma en cuestión de 30 segundos con este dispositivo, además en caso de que la persona sufra una caída o accidente, el reloj podrá detectar el comportamiento anormal en el ritmo cardíaco y enviará señales de emergencia a los servicios del 911.

“El guardián de la salud”, lo denominó Apple en un intento de potenciar otro producto y diversificar un poco más el pastel de sus ingresos.

Infografía
Infografía
¿Los nuevos iPhone son buenos competidores?

Los iPhone XS y XS Max entran a competir directamente contra el Samsung Galaxy Note 9 y los Huawei Mate 10 Pro, P20 y P20 Pro. También contra el Mate 20 que se lanzará en octubre en Londres.

En cuanto a pantallas, Apple sigue con la tendencia de agrandar el tamaño.

Apple dejó atrás las pantallas de 5,5 pulgadas y muestra en sus nuevos modelos. el iPhone XS que tiene una pantalla Super Retina (2.436x 1.125) de 5,8 pulgadas OLED compatible con HDR10 y Dolby Vision. Mientras que el iPhone XS Max, el más grande creado por la manzana, es de 6,5 pulgadas también con pantalla OLED.

El Samsung Galaxy Note 9 posee una pantalla de 6,4 pulgadas OLED. Tanto Samsung como Apple se arriesgaron este año y presentaron las pantallas más grandes de su familia de dispositivos.

El Huawei P20 Pro posee una pantalla de 6,1 pulgadas también OLED.

Aquí el iPhone XR está en desventaja con una pantalla de LCD, un material de inferior calidad.

Con respecto a la cámara los nuevos iPhone poseen doble lentes traseros de 12 megapixeles. El XR solo uno.

El Note 9 también tiene una doble cámara de 12 megapixeles, pero posee estabilización de imagen óptica.

En el terreno de la fotografía, Huawei se planta como el indiscutible líder con su P20 Pro al poseer triple lente de 40 megapixeles de la marca Leica.

Con respecto a la Inteligencia Artificial, Apple presentó avance con su nuevo procesador A12 Bionic, el cual le incorpora mayor velocidad e inteligencia en sus funciones.

Los nuevos iPhone mejoran la calidad de la fotografía al presentar la imagen con mayor iluminación y acabados. El teléfono hace hasta un billón de operaciones al activar la cámara con el fin de dar el mejor resultado.

Samsung desde el lanzamiento de su S9 presentó una cámara que identifica los objetos que están al frente de la cámara y adecúa sus funciones para dar una buena foto. El Note 9 sigue con esta tendencia.

Mientras que Huawei lleva su estandarte de Inteligencia Artificial desde el P10 y la perfeccionó con el Mate 10 lanzado en enero pasado.

Los modelos de la marca china operan con inteligencia no solo en cámara, sino también la batería con el fin de ahorrar la mayor cantidad de energía.

Apple lanzó su arsenal, ahora lo que queda ver es la reacción de las ventas y el recibimiento que se le dará a estos dispositivos.

Apple ya hizo sus nuevos lanzamientos, tres iPhone y el nuevo Apple Watch. Estamos con Rogelio Umaña analizando lo nuevo de la marca de la manzana.

Posted by El Financiero on Wednesday, September 12, 2018