Tecnología

Cableras lanzan nuevas fórmulas para retomar el ritmo de crecimiento

En los últimos años, la oferta de las empresas de cable evolucionó incorporando televisión de alta definición, vídeo bajo demanda y plataformas streaming

Los operadores de televisión por suscripción e Internet fijo renuevan sus portafolios de servicios, con el fin de responder a un usuario que demanda elegir los contenidos de entretenimiento y autogestionar la conectividad doméstica, retomando el ritmo de crecimiento previo a la pandemia.

Cabletica, perteneciente a Liberty Latin America, anunció en mayo su nuevo producto Next GENTV Plus que funciona con protocolo de televisión por Internet (IPTV) grabar, adelantar o retroceder el contenido y elegir títulos de video bajo demanda.

Tigo (Millicom), por su parte, adelantó que lanzará a finales de junio la nueva versión ONE TV que permite funcionalidades similares, integrar los servicios de contenido (canales de cable, televisión en vivo y streaming) para que el usuario pueda elegir y disfrutarlo en diferentes dispositivos (lo que se conoce como OTT, por sus siglas en inglés).

Tigo también anunció la disponibilidad a nivel residencial de un sistema de wifi autogestionado (que permite identificar dispositivos en el hogar y consumo, para ajustar el servicio). Para pequeñas y medianas empresas y sector corporativo ofrece servicios en la nube de Amazon Web Services (AWS), wifi autogestionado y conectividad fibra óptica e inalámbrica.

El catálogo abarca conexiones de datos mediante redes virtuales privadas (VPN) sobre tecnología de conectividad Docsis, telefonía fija mediante servicios de Cloud PBX, Home Office para teletrabajo y soluciones de seguridad, redundancia y respaldo.

“Los hábitos de consumo cambiaron”, dijo Alejandro Ruiz, director de mercadeo y experiencia del cliente de Tigo. “Hay una revalorización del rol de Internet fijo en los hogares. Costa Rica tiene un alto nivel de digitalización y operadores muy competitivos”.

Pese a que la estructura de operación de los proveedores internacionales de contenido para televisión limita la opciones para avanzar a nuevos esquemas y modelos, donde los suscriptores puedan elegir los canales que desean tener en sus paquetes, los operadores anuncian que el 2021 será un año de innovación con productos y servicios para ajustarse en los cambios del consumo de televisión e Internet.

A nivel global los proveedores impulsan sus propias plataformas de contenidos streaming, como los casos de Amazon Prime, Disney+, HBO+ y Netflix, entre otros. “El rol del operador evolucionó de agregador de canales a agregador de plataformas”, explicó José Gutiérrez, gerente de regulación, comunicación y relaciones públicas de Cabletica.

Paréntesis 2020

En los últimos años, aparte de la competencia de FUTV y Tigo Sport, la oferta de servicios de las empresas de cable sufrió una evolución incorporando televisión de alta definición, vídeo bajo demanda (VOD) y servicios de plataformas streaming. Asimismo, implementaron incrementos de velocidades en Internet y empezaron a desplegar enlaces de fibra óptica al hogar (FTTx) para pequeñas empresas y hogares.

Hasta el 2019 el mercado creció a más de 874.000 suscriptores, incluyendo de IPTV y satelital, generando ingresos por más de ¢160.788 millones, con un incremento del 4% respecto al 2018, según los datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

Como en la mayoría de las industrias, el año 2020 empezó con buen brío y cambio con la pandemia desde mediados de marzo, descendió hasta mediados de año y empezó a recuperarse a partir de agosto y setiembre. Cada operador acusó el golpe de forma diferente. Los ingresos de Tigo, por ejemplo, disminuyeron en el país un 6,5% por $140 millones en el 2020, en parte por la reducción de tarifas (que se reflejó en el consumo por suscriptor) y en parte por las circunstancias enfrentadas por la mayoría de las industrias. La estrategia para el “año especial” se ajustó.

El foco de la firma se concentró en mantener la base de los clientes respondiendo a las necesidades, desde ajustes en capacidades por aumento de demanda en teletrabajo y educación virtual, por un lado, hasta dificultades y parálisis operativa en sectores como comercio, turismo y restaurantes.

En el primer caso, Tigo argumenta que la evaluación de Ookla, según la cual su servicio de Internet es el de más velocidad localmente mostró el acierto de los esfuerzos realizados. En el segundo caso, Rodolfo Méndez, director de servicios corporativos de Tigo, detalló que se cuenta con más de 10.000 clientes pymes y corporativos, 400 de ellos a nivel regional (con economías de escala, acuerdos de nivel de servicios, facturación y ancho de banda) y que fue elegida por Walmart para la conexión de sus 830 puntos en Centroamérica.

“El comportamiento local es similar al global”, explicó Claudia Montoya, jefe financiero de Tigo. En el primer trimestre del 2021, Millicom reportó ingresos por $1.088 millones a nivel global, prácticamente lo mismo que en mismo periodo del 2020. Igualar a ese primer trimestre ya es significativo.

Montoya afirmó que a nivel local esperan alcanzar y superar en el segundo semestre del 2021 el nivel de ventas con que se terminó el 2019.

El año empezó con buenos resultados para Cabletica, con un incremento del 7% en sus ingresos del primer trimestre del 2021 comparado al mismo periodo del 2020, antes de la pandemia. “La razón es impulsada por el crecimiento de suscriptores y el ingreso promedio por usuario”, explicó Gutiérrez.

Las firmas aumentaron la cantidad de clientes. Liberty reportó en setiembre de 2020 que Cabletica tenía 265.770 hogares suscriptores. La firma no indicó cuál es la membresía actual o el porcentaje de crecimiento desde entonces. Tigo, por su parte, indicó que cuenta con 250.102 suscriptores residenciales.

Los ejecutivos no solo se fijan en esas cifras y miran con interés un síntoma del cambio en el consumidor: más hogares con Internet fijo que con televisión. De hecho, los datos del 2019 de Sutel mostraban que la penetración de televisión por suscripción caía y la de Internet fijo subía. Ese año hubo 30.646 hogares más con Internet fijo que los que tenían televisión por paga.

La misma Cabletica en setiembre de 2020 tenía 3.200 suscriptores más en el servicio de Internet que en televisión.

El fenómeno los fuerza a ofrecer servicios como ONE TV de Tigo o Next GENTV Plus para que los usuarios elijan los contenidos y puedan grabar o atrasar programas. El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) también brinda una facilidad similar en su servicio de IPTV. “Es como en un supermercado donde el cliente puede elegir en las góndolas”, dijo Ruiz, de Tigo. “Queremos migrar a los clientes ahí”.

Una ventaja de las nuevas opciones es a nivel tecnológico. La Next GENTV Plus trabaja a través del enlace a Internet, pero no consume tráfico de la Red.

El dispositivo convierte una pantalla en un televisor inteligente e incorpora las aplicaciones para streaming a través del sistema operativo Android, puede determinar cuando el contenido es de ultra alta definición en 4K, incluye una guía interactiva, la galería de video bajo demanda y elimina la necesidad de tener dispositivos como el Chromecast o Roku.

Si el usuario quiere ver una película o una serie, a través del buscador localiza en cuál servicio se encuentra. “Tiene varias opciones de servicio para resolver todas las necesidades”, dijo Gutiérrez, de Cabletica.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".