Por: Krisia Chacón Jiménez.   30 abril
Algunas tecnologías que se pueden emplear para alcanzar esa transformación son el mercadeo digital, la inteligencia artificial, lo móvil, blockchain, big data, entre otras. (Foto: Archivo GN).
Algunas tecnologías que se pueden emplear para alcanzar esa transformación son el mercadeo digital, la inteligencia artificial, lo móvil, blockchain, big data, entre otras. (Foto: Archivo GN).

Las Vegas, Nevada, Estados Unidos. Muchas empresas piensan que con hacer una inversión en tecnología en algunas de sus áreas de negocio ya las hace vanguardistas e innovadoras. Esto no siempre es así.

Además de la tecnología, se necesita crear una cultura y trabajar en la mejora continua de los productos y servicios que respondan a las necesidades del mercado actual.

Las principales razones por las que las empresas se transforman son la supervivencia, el crecimiento y la sostenibilidad. Esto lleva a que la empresa deba preguntarse ¿para qué nos vamos a transformar?

La respuesta más común es: para vender más, para mejorar los procesos y porque todos hablan de transformación digital. Sin embargo, para que sea un cambio sea positivo se necesita tener claro ¿cuáles son los retos estratégicos que la organización va a abordar y si realmente la inversión valdrá la pena?

Durante el evento Dell Technologies World que se lleva a cabo en Las Vegas, Estados Unidos, se abordan estos temas y se brindan recomendaciones para que las organizaciones sean innovadoras.

Las empresas vanguardistas se diferencian por estos elementos:

1. Uso del cloud. La nube es una herramienta que se ha convertido indispensable para permitir que las organizaciones se muevan más rápido hacia sus objetivos comerciales.

Con la seguridad, productividad y ahorro de costos del cloud, las compañías aprovechan mejor el potencial de tecnologías como la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas.

Las soluciones en la nube, ya no se basan solamente en si son privadas o públicas, sino que los negocios cada vez se enfocan más en las híbridas.

El multi-cloud es un enfoque empresarial que se basa en la nube compuesta por más de un servicio.

“El uso del multi - cloud es crítico. Es una evolución, los clientes primero comenzaron a usar clouds privadas y las públicas, hasta que se volvió una necesidad hoy en día manejar todos los clouds para hacer una operación más digital”, afirmó Octavio Osorio, vicepresidente de negocios estratégicos de Dell Technologies.

2. Infraestructuras de cómputo. Con bases de cómputo obsoletas no se puede pensar en una transformación digital.

Tener una infraestructura moderna es una condición para jugar en el mercado.

“Yo no puedo imaginarme una compañía que quiera usar Inteligencia Artificial, machine learning o IoT si el equipo tiene siete o 10 años", señaló Diego Majdalani, presidente de Dell para América Latina.

La clave está en elegir equipos que puedan soportar las grandes cantidades de datos que se generan al implementar las tecnologías emergentes.

3. La diversidad. Para que una compañía sea vanguardista es indispensable que sea diversa.

La automatización está llegando a las tareas repetitivas, por lo que es necesario delegarle a los humanos las tareas que necesiten de pensamiento crítico, resolución de problemas y procesos creativos.

Para que estas tareas se puedan efectuar de la menor manera, es indispensable que el equipo de colaboradores sean de diferentes disciplinas y género.

Para el 2030 gran parte de las actividades que se tendrán que hacer no se conocen, por lo que las compañías tendrán que tener un rol capacitador y ser asertivos con respecto en saber cuáles son las tareas que mejor se prestan para incorporar la Inteligencia Artificial y en cuáles aprovechar las capacidades humanas de sus trabajadores.

4. Cultura. Hoy conviven dos tipos de empresas en el mercado: las que tienen que transformarse y las que ya nacieron en un entorno digital.

La cultura de ambos tipos de compañías son muy diferentes. Las que deben cambiar normalmente ya tienen un tiempo establecido en el mercado, tienen reconocimiento de marca y un grupo de clientes consolidado, no obstante, deben actuar rápido para que los más nuevos no los saquen del negocio.

Mientras que las más nuevas, conocen de tecnología, son ágiles, innovadoras y hacen una buena lectura del mercado; pero necesitan de recursos financieros y de construir una imagen que genere confianza y credibilidad.

La clave para generar cultura innovadora se necesita de tener a un equipo comprometido para que las metas se cumplan. Los valores, comportamientos y conductas de la organización es la que produce la verdadera transformación.

Para sumarse a la era digital se necesita un balance entre inversión y cultura organizacional. Apoyarse en las nuevas tecnologías para acelerar procesos y quede más tiempo para crear e innovar.