Por: Krissia Chacón.  20 febrero
15/02/2018/ Fotos para El Financiero / en la foto Walter Montes y Uriel Herrera fundadores de de Startup de Blockchain / Foto: John Durán
15/02/2018/ Fotos para El Financiero / en la foto Walter Montes y Uriel Herrera fundadores de de Startup de Blockchain / Foto: John Durán

Un centro médico podrá rastrear todo el camino que recorren los medicamentos, desde que son recetados por el doctor, hasta que el paciente los retira. Todo quedará registrado sin posibilidades de que la base de datos se extravíe o se borre del sistema.

Esto será posible gracias a que toda la información estará registrada sobre una plataforma de blockchain o cadena de bloques.

La solución fue creada por Uriel Herrera y Wálter Montes, dos emprendedores que vieron en el blockchain una oportunidad de negocios.

Herrera y Montes crearon la startup Sibú en junio del año pasado y donde actualmente laboran cinco personas.

En esta compañía se desarrollan soluciones de blockchain que pueden ser aplicadas a cualquier industria y a cualquier tipo de empresa.

Ellos quieren derribar el mito de que la cadena de bloques es una tecnología exclusiva para las criptomonedas o para la banca, sino que tiene un sinfín de aplicaciones.

Además ellos son los fundadores de Blockchain Costa Rica, un movimiento que pretende que más personas en el país se interesen en este tema y comiencen a innovar de la mano de las cadenas de bloques.

Registros indestructibles

Herrera es ingeniero topógrafo y Montes es informático. El común denominador que tienen es que se interesaron en la tecnología de cadena de bloques a tal punto que le dieron un giro a sus respectivas profesiones.

El contacto se generó cuando Uriel decidió hacer una comunidad que hablara del blockchain en el país, dejando de lado las criptomonedas, y centrándose en las ventajas que tiene esta tecnología.

Uriel leyó una columna que escribió Wálter sobre el tema y lo contactó.

Ambos comenzaron a crear lo que hoy es Sibú, una compañía que le apuesta a la aplicación del blockchain según sean las necesidades de los negocios.

Con las cadenas de bloques se registran las transacciones y datos de modo que no pueden sufrir ninguna modificación, lo que brinda mayor confiabilidad y seguridad a la información para aplicaciones de trazabilidad de procesos, suministro, contratos inteligentes y almacenamiento de datos, entre otras.

¿Le ha pasado que hace una transferencia bancaria y llega un momento en el que ni usted ni el destinatario tienen el dinero, sino que se queda "flotando" en la red?

El blockchain actúa como una especie de mesa en donde se puede ver que una persona colocó el dinero y el otro lo recibió, y además de esto queda el registro de la actividad que no puede ser modificado y tendrá respaldo total en la web.

Una de las grandes deficiencias que existen en los negocios es que los sistemas de las empresas hablan diferentes idiomas, o tienen procesos diferentes de recibir la información. Con la cadena de bloques se elimina todo tipo de intermediación, y se genera un contacto directo entre las organizaciones o usuarios.

Con las facilidades que ofrece la tecnología, Herrera y Montes están trabajando en un sistema que le permitirá a los exportadores sacar su mercadería del país sin trabas y sin la necesidad de papeles.

Montes explicó que actualmente los camioneros necesitan portar todos los papeles en físico para que sea revisado por Aduanas del otro país. Esto demora tiempo y queda expuesta la mercadería a grandes atrasos en caso de que se olvide o se extravíe algún papel.

El objetivo de Sibú es diseñar un sistema basado en blockchain que funcione en toda Centroamérica, con el fin de evitar intermediaciones y que los sistemas se conecten. De esta forma desde Costa Rica se puede garantizar que el camión con el número de placa indicado, lleva cierta mercadería y pasará por la frontera a la hora. Todo quedará registrado y autorizado por los países en los que pasará ese vehículo.

Sibú ya tiene avances tanto en el proyecto del sector salud como en el de comercio internacional, pero, también trabajan en soluciones específicas para las empresas que se pueda trabajar desde el blockchain.

Esta tecnología puede ser utilizada tanto en el sector público como en el privado. El objetivo es siempre dejar trazabilidad de las acciones que se llevan dentro de las organizaciones.

Ruta práctica

Montes afirmó que instalar una solución de blockchain para una empresa que no está familiarizada en el tema, le podrá costar tiempo en capacitación del equipo, de los sistemas y recursos económicos.

"Para una empresa empezar es muy difícil. Lo que nosotros desarrollamos es un producto llamado Tellus que le permite por ejemplo a un banco, descargar el producto, instalarlo y que automáticamente se le genere el blockchain. Un equipo de tecnología no tiene que aprender a usarlo, sino que se comunica con las APPIs que ya tiene la entidad. Los desarrolladores tienen todos los beneficios sin grandes esfuerzos", explicó Montes.

El core de Sibú es el blockchain privado o de empresas, mediante el cual se crean registros para que las organizaciones agilicen sus procesos, abaraten costos y genere transparencia.

Las soluciones de blockchain se hacen sobre capas de alto nivel que permite conectar las APPIs que ya tenga la compañía y se genera una sincronización casi que automática con la información del negocio.

Aunque el blockchain nació hace unos 25 años, es una tecnología considerada emergente, con múltiples aplicaciones corporativas e institucionales y a la cual las firmas deben poner atención e ir probando.