Tecnología

Formar informáticos y especialistas en ciberseguridad se volvió una carrera contra el tiempo

Cenfotec inaugura instalaciones este 2 de mayo para aumenar capacidad instalada, mientras Fidélitas anuncia carrera en ciberseguridad y el Colegio Universitario Instituto CEA inicia diplomado en electromovilidad

La Universidad Cenfotec iniciará actividades este 2 de mayo en la nueva sede en barrio La California. Es una ubicación más céntrica y cómoda, de la que se espera favorezca la atracción de más personas a las carreras informáticas y a certificaciones en tecnologías de información y comunicación (TICs).

Con la nueva sede se pretende atender la demanda de cursos de actualización para mejorar las competencias en las actividades actuales relacionadas con TICs, fortalecer la carrera laboral actual en diferentes áreas (upskilling) o para cambiar de profesión y carrera laboral a tecnología (reskilling).

“Costa Rica tiene un reto importante en la formación de profesionales en el área de computación informática, porque se nos acercan muchas empresas que quieren establecerse en el país y no encuentran profesionales con las competencias”, dijo Ulises Agüero, rector de Cenfotec.

El crecimiento de demanda de profesionales de TICs proviene tanto de las multinacionales como de las firmas desarrolladoras locales y de las necesidades de recursos en empresas e instituciones públicas en Costa Rica debido a la mayor digitalización de las operaciones, así como de los mayores riesgos relacionados con la seguridad informática y la protección de los datos personales.

Con los incidentes que enfrentan varias instituciones públicas, desde el ‘hackeo’ al Ministerio de Hacienda el pasado 17 de abril, y empresas como Aeropost (sufrido por su proveedor en Estados Unidos en un hecho independiente y que afectó sus sedes en la región) también se plantea la necesidad de contar con especialistas en ciberseguridad.

De acuerdo con Microsoft se estima que para el 2025 se requerirán 3,5 millones de ingenieros en seguridad de la información. “Los ataques recientes reflejan una necesidad de profesionales en este campo”, dijo Guido Murillo, director de los programas de ciberseguridad de elev8, otra entidad dedicada a la formación y actualización en el campo tecnológico. “Además es crítico preparar de una mejor forma y mantener el conocimiento actualizado de los profesionales actuales”.

La Universidad Fidélitas también anunció que ofrecerá una primera carrera de ingeniería en seguridad informática a partir de setiembre próximo con un plan de estudio actualizado en función de las principales necesidades planteadas por las empresas.

El Colegio Universitario Instituto CEA iniciará en el próximo mes de mayo un diplomado en electromovilidad, más específico y orientado al desarrollo de competencias técnicas en electrónica y mecatrónica automotriz, con énfasis en las tecnologías de vehículos híbridos y eléctricos. CEA indicó que la carrera tendrá asignaturas orientadas a la empleabilidad tales como design thinking, emprendimiento e innovación y el aprendizaje del inglés técnico.

Los centros de formación están planteando una oferta de cursos y programas en tecnologías que combina las modalidades virtual (con plataformas remotas) y presencial. Por ejemplo, el Instituto CEA indicó que en el caso del diplomado de electromovilidad se realizarán clases teóricas en entornos virtuales de aprendizaje y prácticas de laboratorio presenciales.

Cenfotec ofrece postgrados, bachilleratos y técnicos en ingeniería de software (incluyendo inteligencia artificial), análisis de datos, ciberseguridad, desarrollo y diseño web, infraestructura y telecomunicaciones, redes, soporte técnico, automatización de pruebas, y diseño de interfaces y experiencias de usuario, entre otros.

Se cuenta con programas virtuales para certificación y formación continua con enfoque de upskilling y reskilling (hay 150 cursos cortos), inglés (para desarrollo de habilidades conversacionales en especial) y programas virtuales en alianza con empresas. En este último hay 250 estudiantes activos, incluyendo personal de diferentes áreas de las compañías que requieren habilidades en TICs.

Las necesidades de formación en TICs en el mercado incluyen funciones que estaban latentes, como soporte técnico. La oferta incluye desde cursos en fundamentos para estudiantes recién graduados de secundaria y personas de otras profesiones, así como cursos avanzados para actualización en nuevas metodologías o tecnologías.

Para atender toda esta demanda es necesario el traslado, al tiempo que la nueva ubicación tiene espacio para duplicar la población —actualmente de 1.300 estudiantes— y capacidad de crecimiento a futuro (hasta para 5.000 personas). Además, contará con un laboratorio de innovación.

Cenfotec inició en Curridabat en el año 2000. Luego se trasladó a Lourdes de Montes de Oca, brindando la carrera de ingeniería de software en alianza con la Universidad Latina. Más tarde se movió a la sede de Santa Marta, donde se convirtió en universidad y ya brindaba sus propias carreras.

Se procura también la atracción de mujeres a las carreras tecnológicas y se impulsa la equidad y la inclusión. “Prestamos mucha atención a la educación de docentes y estudiantes para ser más inclusivos”, dijo Laura Valenzuela, vicerrectora de desarrollo institucional de Cenfotec.

Valenzuela aseguró que sigue siendo un reto la incorporación de las mujeres a las carreras tecnológicas, pues en algún momento se llegó al 35% de participación femenina en Cenfotec y luego descendió al 25%.

En este 2022 se retomará, asimismo, el programa dirigido a personas mayores de 40 años, al tiempo que se mantiene la formación en habilidades blandas.

Otra tendencia que se viene siguiendo es la formación integral, dado que se requieren especialistas con conocimientos en varias áreas TICs, incluyendo infraestructura y seguridad de datos y de dispositivos físicos.

La necesidad de esta formación integral surge porque, si bien en las grandes empresas existe la posibilidad de contratar personal especializado en cada área, en las de menor tamaño los recursos deberán cumplir con más tareas y funciones para los que requieren múltiples conocimientos, habilidades y destrezas.

Por áreas, la demana está activa en ciberseguridad desde hace tiempo. De hecho, una de cada tres solicitudes de recursos que recibe la Cenfotec es en este campo. Aquí también la evolución de los requerimientos actuales exige una formación integral, pues —por ejemplo— personas que se especializan en bases de datos deberán tener conocimientos de seguridad de información.

La principal área de alta demanda es desarrollo de software. Y aquí sobran los ejemplos. “Una empresa se acercó a la Universidad porque requería 60 programadores de manera inmedia”, cuenta Agüero. “Preguntamos, pero todos los estudiantes ya estaban trabajando. Desde el segundo año de estudios ya están trabajando”.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.