Por: Krisia Chacón Jiménez, Laura Ávila.   31 julio
En el 2018 las suscripciones del ICE representaron el 53,6%, convirtiéndolo en el operador con mayor participación en servicios móviles. Foto: Andrés ARCE.
En el 2018 las suscripciones del ICE representaron el 53,6%, convirtiéndolo en el operador con mayor participación en servicios móviles. Foto: Andrés ARCE.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) ganó terreno durante el 2018 en el servicio de telefonía móvil a costa de Claro, operador que cedió su participación.

El ICE concentró el 53,6% del mercado, lo que representa un dinamismo de 1,8 puntos porcentuales en comparación con el 2017, cuando cubrió el 51,8%. Esto lo convierte en el operador con mayor participación en servicios móviles.

Así lo demostraron las estadísticas del sector de telecomunicaciones presentadas este miércoles 31 de julio por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

En segunda posición se ubica Movistar, con 26,6%. Esta firma mantuvo su participación estable sin mayores variaciones.

En contraste, Claro fue el operador que más cedió terreno, al pasar de 21,3% –en 2017– a 19,2% en 2018.

Durante el año anterior, la Sutel detectó una dinámica comercial más agresiva por parte de las empresas participantes, al igual que una mejoría en los servicios.

También hubo avances en los servicios de Internet móvil, incrementos en las velocidades de descarga, una mayor cobertura de las redes móviles de cuarta generación y una reducción en los precios de las telecomunicaciones móviles del 6,8%, entre el 2017 y el 2018, según comentó Walter Herrera, director general de Mercados de la Sutel.

Menos suscripciones, pero mayor valor

Al cierre del año 2018 se registraron 8.495.585 suscripciones de telefonía móvil, lo que representa un decrecimiento del 4% con respecto al año anterior (8.840.342).

Este comportamiento a la baja se registra por segunda vez desde el inicio de las mediciones de la Sutel. La primera ocurrió en el año 2014, con una reducción del 1 %.

Esta conducta del país es congruente con la situación global del sector telecomunicaciones.

La Sutel califica a Costa Rica como un mercado maduro en el que la dinámica competitiva interna se convierte en una de las herramientas de crecimiento más relevantes.

“Se trata de mercados en los que el volumen, en sí, de suscripciones no constituye el elemento diferenciador, sino el valor agregado ofrecido al usuario final, en cuanto a la satisfacción de sus necesidades”, especificó la Superintendencia en su informe.

La penetración de la telefonía móvil en el 2018 fue de 169,8%, es decir, 8,9 puntos porcentuales menor que la del 2017 –año en que se registró la mayor cantidad de suscripciones– y similar a la del 2016.

Con respecto a la modalidad de pago, el servicio pospago muestra un crecimiento importante, al pasar del 51% al 58% del 2017 al 2018.

“Si comparamos los precios, en el caso de pospago ha existido una reducción de los costos, de julio de 2017 a diciembre de 2018, de alrededor de un 9,7%”, agregó Herrera.

El tráfico de Internet móvil creció 4,5% y el consumo total en las redes móviles ronda los 2,4 gigabits por segundo.

Las cifras totales de las suscripciones de servicios móviles incluyen líneas de voz y datos, tanto de dispositivos telefónicos como de data cards.

Fibra óptica estancada

Mientras tanto, las suscripciones al servicio de fibra óptica no mostraron crecimiento en 2018, pese al esfuerzo del ICE por posicionarlo.

En el 2017, este tipo de conexión significó el 2,5% de las suscripciones a Internet fijo. Un año más tarde, dicha cifra se redujo a 2,4%.

Por su parte, el servicio de cable módem se mantiene como el más utilizado entre los clientes.

A nivel general, las suscripciones al servicio de Internet fijo, tanto residencial como empresarial, muestran un crecimiento constante para el período 2014-2018.

De acuerdo con la información recopilada, las tasas de crecimiento anuales empiezan a ser de dos dígitos para el período de 2015 a 2016, cuando la variación fue de un 13,9%, según el informe de la Sutel. La variación entre 2016 y 2017 –tiempo en el que se da la declaratoria de competencia efectiva del Internet fijo residencial– se calcula en un 17%, la más alta hasta el momento.

El año pasado la tendencia se mantuvo, al registrarse un crecimiento del 12,2%.

Como aspecto positivo, en el último semestre del 2018 hubo una disminución de 11,2% en los precios del servicio de Internet fijo (residencial) .

Además, se registró un aumento en la cantidad de ofertas comerciales de este servicio, principalmente enfocadas, a inicios del 2018, en paquetes con velocidades de 2 a 15 Mbps. Sin embargo, las empresas comenzaron a competir con nuevas ofertas de 30, 50 y hasta 100 Mbps, con precios iguales o ligeramente mayores. Muchas de ellas incluso duplicaron la velocidad ofrecida a sus clientes y mantuvieron el costo.

“La declaratoria de competencia efectiva en el mercado de Internet fija tuvo como efecto que algunas empresas bajaran sus precios para captar clientes y, como consecuencia, el resto de las empresas también tuvo que bajar sus precios para competir. El beneficiado es el usuario, que cuenta con más y mejores ofertas para escoger”, explicó Gilbert Camacho, presidente del Consejo de Sutel.

El año 2018 cerró con un total de 834.784 suscripciones en este servicio.