Por: Carlos Cordero.   27 junio, 2018
El servicio Kölbi del ICE en telefonía móvil llegó a 4,5 millones de clientes, pero el Instituto pasó del 53% al 51% del mercado en el 2017. (Foto: Andrés Arce / Archivo)
El servicio Kölbi del ICE en telefonía móvil llegó a 4,5 millones de clientes, pero el Instituto pasó del 53% al 51% del mercado en el 2017. (Foto: Andrés Arce / Archivo)

En el 2017, aunque ganó clientes de telefonía celular, decayeron la posición del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) en el mercado y sus ingresos en telefonía, datos e Internet.

Las estadísticas del sector de telecomunicaciones presentadas por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) el pasado 19 de junio, muestran la disminución de la telefonía fija tradicional, la reducción de los precios de telefonía móvil y la baja de clientes de Internet xDSL, así como un leve avance en conexiones de fibra óptica.

“Los operadores se encuentran experimentando una transformación de la composición de sus ingresos, en donde se presenta una disminución de ingresos tradicionales como la voz y la mensajería, y un aumento de otros como los servicios de datos fijos y móviles y los asociados al entretenimiento”, respondió Luis Roberto Hernández, jefe productos y servicios de Telecomunicaciones del ICE.

El funcionario indicó que a pesar de esta situación –un desafío que los lleva a diseñar sus ofertas y a diversificar el portafolio de soluciones– se ganaron clientes y el Instituto sigue manteniendo su participación mayoritaria en el mercado.

El Instituto espera que el el despliegue de infraestructura a través de los proyectos actualmente en ejecución y los que se están planificando para el futuro permitan continuar con la ampliación de cobertura para atender la demanda con "servicios de nueva generación y ultra banda ancha".

También se espera que ayude el desarrollo productos para los distintos segmentos de clientes, nuevos sitios de la red móvil y fija a nivel masivo y empresarial, y las campañas y el avance del servicio al cliente.

Caídas

Las estadísticas presentadas por Sutel muestran que entre 2016 y 2017 el ICE pasó del 53% al 51% en su participación de mercado en telefonía móvil.

Asimismo los estados financieros de la entidad dan cuenta que los ingresos por telefonía, datos e Internet cayeron 7,4% a ¢464.534 millones en el mismo periodo.

Otros servicios de telecomunicaciones que brinda el ICE, especialmente en el mercado mayorista y corporativo, le habrían dado mejores resultados y compensaron la situación de los servicios minoristas. Por eso los ingresos totales de telecomunicaciones aumentaron 2,4% a ¢590.656 millones en el 2017.

Estas situaciones del ICE se producen en un mercado de telecomunicaciones que en general continúa creciendo en ingresos totales, que llegaron a los ¢807.296 millones, en ingresos por servicios y en penetración de telefonía móvil, datos móviles, televisión por cable e Internet fijo.

De hecho el mercado de telefonía móvil sigue creciendo. Los tres operadores móviles obtuvieron más de 200.000 nuevas suscripciones en promedio cada uno. Pero para Claro y Telefónica Movistar eso implicó mejorar su posición de mercado.

La baja en los ingresos por telefonía y datos móviles del Instituto estaría relacionada, primero, con la caída de la telefonía fija.

Aunque las estadísticas de Sutel muestran un crecimiento general de los ingresos por telefonía fija, pese a la caída de suscriptores, ahí se toma en cuenta los servicios de telefonía por Internet o VoIP que brindan varios operadores.

La segunda razón es que en móvil los precios también han disminuido. De acuerdo con Sutel hubo una disminución en el índice de precios tanto en prepago como en postpago.

La familia Muñoz Abarca le contrató al ICE el servicio Triple Play y es por esto que instalaron fibra óptica en su hogar en el residencial Torres del Este. Este servicio les permite tener acceso a 3 servicios: voz, datos y video. En la imagen: Alberto Muñoz, Maricel Abarca, y su hijo Sebastián Muñoz. (Foto Jose Díaz / Archivo)
La familia Muñoz Abarca le contrató al ICE el servicio Triple Play y es por esto que instalaron fibra óptica en su hogar en el residencial Torres del Este. Este servicio les permite tener acceso a 3 servicios: voz, datos y video. En la imagen: Alberto Muñoz, Maricel Abarca, y su hijo Sebastián Muñoz. (Foto Jose Díaz / Archivo)
En Internet

El Instituto también ha tenido varios contratiempos con los ingresos por los servicios en Internet.

En primer término, un menor porcentaje de usuarios están utilizando el servicio de acceso con tecnología xDSL, que comercializa el ICE.

Al contrario, aumentaron las conexiones de cable módem, que brindan firmas como Tigo, Cabletica y Telecable, entre otras.

Tampoco los precios de Internet han tenido variaciones significativas en los últimos años.

Además los nuevos servicios de banda ancha, con fibra óptica y otras tecnologías, enfrentan varias limitaciones.

La primera es la disponibilidad geográfica, pues estos proyectos avanzan y cubren nuevas localidades en forma paulatina.

El Instituto actualmente dice tener disponibles servicios de fibra óptica en 21 localidades a nivel nacional y servicios con tecnología mixtas (fibra y cobre), que funcionan con vDSL que permitirían mayores anchos de banda, en 61 localidades.

“La comercialización de estos servicios está directamente relacionada con que el cliente se encuentre en una zona de cobertura”, dijo German Sánchez, jefe unidad de infraestructura de telecomunicaciones del ICE.

La entidad espera avanzar con otros proyectos de sustitución de infraestructura de cobre a fibra óptica, tales como Range II o TIC Heredia en ejecución, que permitirán pasar clientes a las nuevas redes y se atendería a nuevos suscriptores.

Otra limitación, según el Instituto, son las redes internas de algunos inmuebles que se han construido con previstas para redes de cobre. “Dicha situación genera contratiempos para la prestación de los servicios requeridos por los clientes”, dijo Yorleny Ruiz, jefe de la unidad de ingresos en telecomunicaciones del ICE.