Por: Irene Rosich.   21 diciembre, 2017

Muchísimos emprendedores y pequeños empresarios manejan ellos mismos sus redes sociales. Y que emocionante es ver cómo aumentan y aumentan los followers. Y llegar a 1.000 seguirodores, pero luego de un ratito volver a meterse y ver que son 995. Que desilusión.

Y entonces empieza la interrogante y la frustración. ¿Qué estaré haciendo mal? ¿Por qué me empezaron a seguir, pero al final se me fueron? Bueno, esto es muy normal.

Irene Rosich. Columnista del semanario El Financiero. Fotografía: Jose Díaz.
Irene Rosich. Columnista del semanario El Financiero. Fotografía: Jose Díaz.

Y aunque muchos ven esto como algo negativo, yo lo veo más bien como algo positivo. Porque si se fueron es porque no ven valor en el contenido o producto y posiblemente no van a llegar a ser pronto un cliente.

En algún momento empezó la moda de querer tener miles de followers (o likes). Mis clientes eran lo único que pedían. Pero eso ya pasó a la historia, porque ya entendieron que es mejor tener mil seguidores (por poner un número) que realmente sean de nuestro target a 10.000 que no les interesa en lo más mínimo de lo que yo comunico en mis publicaciones.

Y es por esto que uno ve que muchas cuentas tienen miles de likes, pero dos, tres interacciones en sus publicaciones. Pasaba mucho con concursos. Una cuenta de carros rifaba entradas al cine entre todos los que le dieran like a la página. Y entonces todos los amantes del cine le daban like porque querían las entradas, pero se iban o dejaban de interactuar por completo con la marca cuando hablaban de carros (que era el objetivo principal de la cuenta). Otras cuentas empezaron a comprar sus followers (¡además es baratísimo!) y entonces tenían gente de India y de China que ni hablaban el mismo idioma de la cuenta.

Ahora, esto no hace que el objetivo de crecimiento deje de ser importante. Conformarse con pocos seguidores tampoco es bueno. Está bien tener la ambición de tener muchos followers y "me gusta" y querer llegarle a toda esa gente que está interesada en algún tema relacionado a la marca. Para esto se debe plantear una estrategia y tener muy claro la importancia de crear contenido de alta valor y no de relleno.

No hay que gustarle a todos, hay que definir la línea, el concepto, la personalidad que quiero que tenga mi marca y como en el mundo real… a unos les caeré bien, a otros no. Para esto es ideal "dibujar al público meta" y tener claro los intereses que tenemos en común.

Así que cuando se les vayan unos followers, primero revisen el contenido que están generando y si está bien enfocado y es de alto valor, celebren que se fueron porque quiere decir que no son parte de su público meta.