Tecnología

Intel inicia operaciones de su fábrica en Costa Rica y ya realizó su primera exportación

La operación, anunció hoy, cuenta con más de 1.000 plazas y mantiene otras 100 posiciones abiertas.

El fabricante estadounidense Intel reinició las operaciones de su planta de manufactura de procesadores para servidores ubicada en Belén, Costa Rica, siete años después del cierre de su planta. La firma anunció este 30 de setiembre que ya se realizó la primera exportación con el proceso completo de ensamble y prueba.

“Hoy tenemos la capacidad inicial para incorporarnos a la producción y seguiremos creciendo por lo que resta de este y los próximos años”, manifestó Max Ramírez, gerente de la fábrica de ensamble y prueba de Intel.

La empresa había comunicado la reapertura de la fábrica en diciembre de 2020, indicando que haría una inversión inicial de $350 millones y la contratación de 200 personas. Seis meses después, Intel hizo hizo público que la inversión aumentaría a $600 millones. La operación, anunció hoy, inició con más de 1.000 plazas y mantiene otras 100 posiciones abiertas.

El crecimiento de las inversiones obedece a la decisión de acelerar la rampa de operaciones ante nuevas demandas de sus clientes, así como al crecimiento de las actividades existentes en el país. El área de manufactura sería de 26.000 metros cuadrados, unos 11.000 más de lo previsto.

El impulso de la venta de chips proviene de la alta demanda en todas las industrias que manufacturan equipos y dispositivos que utilizan semiconductores, incluyendo la automotriz. La Asociación de la Industria de Semiconductores (SIA, por sus siglas en inglés) reportó que las ventas globales de la industria sumaron $45.400 millones en el mes de julio de 2021, un aumento del 29% sobre el total de julio de 2020 de $35.2 mil millones y 2,1% más que en junio anterior.

Los fabricantes de chips, entre los que se encuentran Intel, esperan que el mercado mundial de semiconductores crezca 25% al finalizar este 2021, tras el 7% en 2020, sumando $551.000 millones y con crecimientos en todas las regiones. Intel realizó el anunció de su llegada al país hace casi 25 años.

La primera exportación corresponde a un producto de alta capacidad destinado al mercado de gran escala como granjas de servidores (grupos de servidores conectados entre sí para procesar grandes cantidades de datos) por lo que tendrá destinos globales. Esto fue posible luego de completar la instalación y certificación del proceso de ensamble, que tardó 48 semanas.

La planta se ubica en el campus de la empresa en San Antonio de Belén y utiliza tecnología de punta, conectada con altas capacidades orientadas a la predicción, robótica y auto gestión, lo que da un impulso a la Industria 4.0 en la región. Estas operaciones son parte de la organización de Fabricación, Cadena de Suministro y Operaciones de Intel, que realiza labores similares en Europa, Medio Oriente, Asia y Estados Unidos.

Una vez que se completa el proceso de fabricación de obleas de silicio en las fábricas de Intel, son cortadas y se envían a una instalación de ensamble y prueba. Cada chip se ensambla en un paquete que lo protege y le permite conectarse a otros componentes. Finalmente, se prueba su funcionalidad.

Los nuevos colaboradores han llevado un proceso de entrenamiento desde su ingreso, en aspectos de técnicos, salud ocupacional y cultura organizacional.

“En esta oportunidad la infraestructura existente, la sinergia con las operaciones que ya están en el sitio, el talento, el régimen de zona franca y la certeza jurídica le dieron a Intel una opción favorable para ampliar su capacidad en Costa Rica”, dijo Ileana Rojas, gerente general de Intel en Costa Rica.

Intel cuenta con cerca de 2.900 colaboradores y genera más de 4.000 empleos indirectos. Sus actividades de alto valor para la corporación se dividen en tres grandes centros de excelencia:

El Centro de Investigación y Desarrollo (I&D): Actualmente el más grande y el mayor exportador de estos servicios en el país, dedicado al diseño, prototipo, prueba y validación de soluciones de circuitos integrados y plataformas; aquí se emplea al 30% de la fuerza laboral.

El Centro de Servicios Globales: diseña, ejecuta y transforma procesos de negocio multifuncionales a nivel global en Finanzas, Recursos Humanos, Tecnologías de la Información, Ventas y Mercadeo, y cadena de suministros. Aquí se emplea otro 45% de la fuerza laboral.

Ensamblaje y Prueba de Procesadores: aquí se emplea el 25% de la organización de Fabricación, Cadena de Suministro y Operaciones donde se ensamblan, prueban y empacan algunos de los principales servidores de la corporación.

La firma también destacó que continúa invirtiendo en el país y su gente. Con el voluntariado basado en habilidades hemos acercado las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemática (STEAM, por sus siglas en inglés) a cientos de estudiantes en todo el país.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.