Por: Carlos Cordero Pérez.   20 noviembre, 2017
Los hackers también recurrirán a la inteligencia artificial y el autoaprendizaje para detectar vulnerabiliades y atacar los sistemas informáticos y de comunicación de las empresas.
Los hackers también recurrirán a la inteligencia artificial y el autoaprendizaje para detectar vulnerabiliades y atacar los sistemas informáticos y de comunicación de las empresas.

Los ciberdelincuentes o hackers también recurrirán a la inteligencia artificial en el 2018 para atacar a las empresas, instituciones y usuarios.

Esta es una de las tendencias que se profundizarán en el próximo año en materia de seguridad informática, según la firma especializada Fortinet.

"Los cibercriminales están aprovechando la automatización y la inteligencia artificial a un ritmo y escala incalculables a través de una superficie de ataque en constante expansión", advirtió Derek Manky, estratega de Seguridad Global en Fortinet.

"La proliferación de dispositivos en línea y la hiperconectividad de hoy ha creado un patio de recreo criminal que es cada vez más difícil de asegurar", dijo Derek Manky, estratega de Seguridad Global en Fortinet.

El próximo año veremos más ataques informáticos que seguirán las siguientes pautas:

Peligros cercanos
Vienen los hivenets: En lugar de botnets o robots que se adueñan de las computadoras, los hackers recurrirán más a los hivenets. Estos son códigos inteligentes que recurren al autoaprendizaje, comunicación entre ellos, crecen rápidamente como ejambres y atacan simultáneamente a más víctimas de manera más efectiva.
Extorsión en la nube: Los ataques para bloquear dispositivos y servicios con fines extorsivos (los llamados ramsonware) se volverán más intensos contra los proveedores de computación en la nube, dado el alcance que pueden tener al afectar a varias empresas e instituciones al mismo tiempo. También recurrirán a tecnologías de inteligenciar artificial y ataques multi-vector para buscar, detectar y explorar las debilidades.
Códigos malignos de próxima generación: Se empezará a ver códigos malignos o malware creados por máquinas que, aprovechando la inteligencia artificial, detectan de forma automática vulnerabilidades y evadir los mecanismos de seguridad a partir de análisis de datos complejos.
Las redes en la mira: Dada la importancia de las redes de comunicaciones de los operadores y en las organizaciones, los hackers tendrán en la mira a la infraestructura de conectividad pública y pricada. "La mayoría de estas redes de infraestructura oepracional y de infraestructura crítica son notoriamente frágiles", apunta Fortinet.
Servicios de hackero: En el Internet oscuro o profundo proliferarán servicios de hackeo bajo la misma modalidad de cloud computing o computación en la nube. Fortinet dice que ya se han identificado servicios avanzados que aprovechan el aprendizaje automatizado y servicios "completamente no detectados" (conocidos como FUD) donde los hackers eligen el código de ataque y el malware por una tarifa. 
Fuente: Fortinet

¿Qué se puede hacer ante este panorama? Fortinet aconseja:

  • Anticipe las amenazas. Prevenir sigue siendo la mejor ruta de acción.
  • Identifique y recurra soluciones de seguridad construidas con tecnologías integradas.
  • Verifique que estas soluciones también utilizan la inteligencia para procesar amenazas y entramados de seguridad que pueden configurarse de manera dinámica.
  • Implemente soluciones que permita operar la seguridad mediante automatización de las respuestas, la aplicación de la inteligencia artificial y el autoaprendizaje para que sean las redes las que adopten acciones de modo automático e inmediato.
  • Impulse que la seguridad en las redes permita identificar, aislar y remediar rápidamente los dispositivos comprometidos o contaminados para contrarrestar los ataques.
  • Integre la "higiene de seguridad básica" a los protocolos de seguridad de su organización.