Por: Krisia Chacón Jiménez.   22 agosto
Mercado de mayoreo. Captura de pantalla.
Mercado de mayoreo. Captura de pantalla.

El Mercado Mayoreo se sumó a la ola del e-commerce con el lanzamiento de su página web mediante la cual se pueden realizar compras de frutas, verduras, hierbas y pulpas.

El desarrollo de esta plataforma se efectuó hace dos meses y entró en funcionamiento el 7 de agosto anterior.

En la página están disponibles las fotografías de los productos, el precio y la opción para efectuar el pago con tarjetas Visa, Mastercard y American Express.

Las entregas de los productos están disponibles a 10 kilómetros a la redonda del mercado por un monto de ¢2.500.

Si alguna persona está interesada en recibir el servicio del mercado, puede comunicarse con ellos para realizar un ajuste de precio a la entrega por los kilómetros adicionales.

El tiempo previsto para las entregas es de menos de ocho horas.

“En algún momento se pensó en aprovechar servicios como Glovo y Uber Eats, pero por motivos de peso no fue posible. Ellos no transportan más de nueve kilos y en el caso de frutas y verduras en la mayoría de los casos supera este peso. Para las entregas se cuenta con dos vehículos de uso particular”, explicó Hubert Valverde del Mercado Mayoreo.

La inversión de la página fue de $5.000.

Las entregas de los productos del Mercado Mayoreo están disponibles a 10 kilómetros a la redonda del mercado por un monto de ¢2.500. Foto: Cortesía Mercado Mayoreo.
Las entregas de los productos del Mercado Mayoreo están disponibles a 10 kilómetros a la redonda del mercado por un monto de ¢2.500. Foto: Cortesía Mercado Mayoreo.

A pocos días de su lanzamiento, las ventas han ido creciendo de forma paulatina, según dijo Valverde. “Todavía son pocas, pero la curva es ascendente”.

La idea de crear una plataforma en línea no es nueva para este mercado, no obstante decidieron dar el paso debido a que las ventas tradicionales se les ha dificultado por los cambios generacionales y la competencia implacable en el negocio de venta de alimentos.

Con el fin de asegurar la calidad de los productos que entregan, en este mercado unificaron las responsabilidades de selección de las frutas y verduras que se compraron en línea, en personas encargadas de recolectar, alistar y entregar solamente para el servicio Mercado Mayoreo online, para así aumentar el control de calidad y la eficiencia.

“La mayoría de los trameros se sienten cómodos con incluirse en el nuevo mundo, donde ya han adquirido experiencia con otras plataformas de compras y pagos en línea”, agregó Valverde.

En línea con la tendencia

El Mercado Borbón también dio su paso a la digitalización. Este veterano dio el paso al e-commerce a inicios de este 2019.

El primer paso hacia el e-commerce fue la creación de la página web www.mercadoborbon.com y habilitar el carrito de compra.

Luego se eligió a 13 trameros para iniciar con el plan piloto. Se les tomaron fotografías y en el sitio web se agregó una breve descripción de la historia de cada uno de ellos. Este texto está pensado para que el cliente viva la experiencia de estar en el mercado a pesar de que se encuentre frente a su celular o computadora.

Wilfrido Hernández tiene 32 años de atender el tramo llamado
Wilfrido Hernández tiene 32 años de atender el tramo llamado "Alfredo". Los trameros del Mercado Borbón incursionan en las ventas en línea. Foto: Diana Méndez.

Dentro de las instalaciones del Mercado se habilitó un área donde se reciben los pedidos, se distribuyen los productos y se efectúa un proceso de control de calidad, con el fin de garantizar que le llegará al cliente el mejor producto. Se devuelven los productos como tomates muy verdes o mangas magulladas.

La líder detrás de toda esta estrategia es Martha Estrada, gerente general de Coopeborbón, quien a sus 56 años entendió que para estar a la vanguardia, hasta la actualidad más tradicional, como la visita al mercado, necesita de una estrategia digital robusta.

El mercado virtual comenzó con entregas de 10 kilómetros a la redonda y con un costo de entrega de ‎¢3.000.

A hoy, el servicio se ha ido extendiendo paulatinamente debido a la demanda por lo que ya tienen un convenio con una empresa de entregas para llevar los productos a más zonas.

El gran reto de repartir bienes perecederos es la delicada carrera contrarreloj para lograr la entrega de un producto en perfecto estado. Las frutas y verduras tienen que permanecer intactas, los huevos no se pueden quebrar, las carnes requieren de una logística especial... La mercadería tiene que llegar al cliente como si la hubiese sacado recientemente de las vitrinas.

Esta es la apuesta de ambos mercados. Hasta los más tradicionales entienden la necesidad de digitalizarse.