Por: Krissia Chacón.   16 febrero
San José es el cantón que obtuvo la mejor calificación en el Índice de Ciudades Inteligentes del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt). Fotografía: Pablo Montiel
San José es el cantón que obtuvo la mejor calificación en el Índice de Ciudades Inteligentes del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt). Fotografía: Pablo Montiel

Una ciudad inteligente le ofrece a sus habitantes herramientas digitales para facilitar la convivencia social, promover el desarrollo económico, hacer eficiente la gestión de los recursos naturales, simplificar los trámites e impulsar la alfabetización digital.

Costa Rica todavía no tiene un cantón que tan siquiera se acerque a una ciudad de este tipo.

Así lo demuestra el Índice de Ciudades Inteligentes elaborado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) y publicado en diciembre del 2017.

Los aspectos que evaluó el Ministerio fueron la inteligencia en gobierno, educación, infraestructura y redes, economía, convivencia social y ambiente y energía.

El Índice es liderado por San José, sin embargo, su calificación no le alcanza para ser catalogada como una ciudad inteligente.

En el raking le siguen Belén, Cartago, San Carlos y Montes de Oca.

Al otro extremo de la lista, entre los cinco peores calificados se encuentran Nandayure, Talamanca, Turrubares, Guatuso y Los Chiles.

Las calificaciones del estudio evidencian las problemáticas que tienen los cantones en cuanto a la baja digitalización de los centros educativos, la carencia de infraestructura con banda ancha y el escaso apoyo para las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Lejos de la meta

El Índice de Ciudades Inteligentes, responde a la necesidad de contar con un instrumento de medición que permita visualizar la situación actual de los cantones del país en cuanto a la digitalización de los servicios, la eficiencia e innovación.

La recolección de los datos para este estudio estuvo a cargo del Viceministerio de Telecomunicaciones, para lo cual se utilizó una encuesta dirigida a los gobiernos locales.

La información tiene como corte diciembre del 2016 y contempla los 81 cantones establecidos hasta esa fecha.

Una ciudad inteligente en Costa Rica es una zona en la que se aprovechan las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) para el desarrollo social, económico, político y administrativo de la comunidad.

Bajo esta definición, el Micitt desarrolló seis indicadores para medir el desempeño de los cantones.

El primero es la inteligencia en el gobierno que tiene como fundamento la simplificación de los trámites y la digitalización de sus operaciones.

Mientras que el indicador de educación se vincula con el incremento de la calidad de la educación pública y privada en todos los niveles de desarrollo. Se espera que la innovación y el desarrollo sean utilizados para satisfacer las necesidades y los problemas públicos.

La inteligencia en infraestructura y redes incluye la aceleración del acceso a la información y un uso intenso de las TIC que permita el desarrollo del cantón.

Otro parámetro es el de economía, donde se tiene como fundamento la simplificación de los trámites y la digitalización de las operaciones.

La convivencia social es otro indicador que pretende medir la existencia de espacios y entornos saludables que fomenten la creatividad y la innovación social.

Finalmente está la inteligencia en ambiente y energía, el cual incorpora mediciones digitales del impacto sobre el medio ambiente y que permiten establecer rutas para aprovechar los recursos naturales.

Componentes de los indicadores del Índice:

Gobierno Educación Infraestructura y redes Economía Convivencia social Ambiente y energía
Nota final del Gobierno Local en la Evaluación de Calidad de Prestación de Servicios Públicos por medios digitales.  Porcentaje de espacios públicos habilitados digitalmente. Calificación de los sistemas informáticos institucionales elaborado por la Contraloría General de la República. Porcentaje de EDUS implementado en Ebais del cantón.   Porcentaje de centros educativos del cantón con acceso a banda ancha y con uso de las TIC en sus metodologías de enseñanza. Cantidad de programas de alfabetización digital. Cantidad de telecentros públicos en el cantón.  Planificación urbana para la instalación de infraestructura de telecomunicaciones. Metros lineales de fibra óptica. Penetración de banda ancha (mayor o igual a 2 Mbps) por cada 100.000 habitantes del cantón. Porcentaje de la red vial cantonal en buen estado. Porcentaje de espacios públicos  con sensores digitales instalados. Porcentaje de espacios públicos con equipos de televigilancia.  Cantidad de Pymes activas en el cantón.  Porcentaje de votantes en las últimas elecciones. Porcentaje del presupuesto local destinado a producción audiovisual o contenido digital. Número de aplicaciones creadas o impulsadas por el gobierno local.  Participación del gobierno local en un sistema de recolección de desechos electrónicos.  Metros lineales de espacios de movilidad para medios de transporte alternativos. Programas en funcionamiento para manejo energético sostenible. 

El promedio de los seis indicadores arrojaron que San José es el cantón que más se acercó a lo deseado al obtener una calificación de 0,544.

El Índice se interpreta a través del rango de 0 a 1, donde 0 es el mínimo y 1 es la puntuación máxima.

San José obtuvo la mejor puntuación nacional en el componente de infraestructura y redes. Esta posición obedece a que posee una alta cantidad de espacios públicos con equipos de televigilancia y en términos absolutos cuenta con 333.155 metros lineales de fibra óptica, la mayor cantidad entre los cantones.

En economía también sobresale porque ocupa el primer lugar en cantidad de pymes activas (1.380).

El punto débil del cantón está en la inteligencia de gobierno, donde el cantón se colocó en el puesto 21. A San José se le señalan debilidades en cuanto a la digitalización y simplificación de los trámites municipales.

Por el contrario, San Carlos, fue el que obtuvo la mejor calificación en ese rubro. El cantón mostró tener madurez en los sistemas informáticos municipales y en el porcentaje de Ebais con Expediente Digital Único en Salud (EDUS).

San Carlos es el único cantón que no pertenece a la Gran Área Metropolitana (GAM) y que está en los primeros lugares del índice.

Johnny Araya, alcalde de San José, afirmó que como parte de las iniciativas para fomentar el desarrollo del cantón, la Municipalidad está trabajando en la creación de una ciudad tecnológica con el fin de atraer a empresas que inviertan en innovación y desarrollo.

Los cantones con mejores puntuaciones destacan por tener altos niveles en gestión de gobiernos, economía y programas de educación. Pero tienen deficiencias en cuanto a la gestión de ambiente y convivencia social.

Marcel Soler, alcalde de Montes de Oca, afirmó que dentro de las acciones que se ejecutan para ser un gobierno local participativo, se adjudicó el proyecto para crear una plataforma digital de participación ciudadana que está orientada en fomentar una interacción directa con los habitantes, sin necesidad de desplazarse a la municipalidad para debatir sobre temas de interés cantonal.

Puntuación promedio de los componentes del Índice de Ciudades Inteligentes de 1 a 0:

Componentes Promedio obtenido
Inteligencia en gobierno 0,58
Inteligencia en ambiente y energía 0,18
Inteligencia en infraestructura y redes 0,10
Inteligencia en convivencia social 0,08
Inteligencia en educación 0,07
Inteligencia en economía 0,06
Rezago

Los Chiles es el que tiene la calificación más baja a nivel nacional con un 0,064. Muy lejos del 1 esperado por el Micitt.

La principal deficiencia la tiene en infraestructura y redes. El cantón cuenta con 883 metros lineales de fibra óptica y existen solamente 1,4 suscripciones de banda ancha por cada 100.000 habitantes.

En Los Chiles prácticamente no se pueden hacer trámites municipales en línea y tienen una baja cantidad de pymes activas.

Nandayure se ubica en el puesto 77 de 81 en ciudades inteligentes, pero según el Índice de Competitividad Cantonal elaborado por la Universidad de Costa Rica, es el cantón que ofrece la mayor calidad de vida en Costa Rica.

En este cantón es en donde menos se reportan robos y asaltos. Las tasas de mortalidad por homicidios es baja y se ve un esfuerzo de la municipalidad en cuanto a la conservación ambiental.

No obstante, tiene deficiencias en infraestructura, capacidad de innovación y en el clima laboral.

Es de los cantones con las peores coberturas de red móvil 2G y 3G y tiene bajos porcentajes de escuelas y colegios con Internet.

Los habitantes tienen que escoger entre tener calidad de vida o competitividad digital.

Las zonas con las posiciones más bajas tienen la particularidad de contar con poca o nula participación en los componentes de medio ambiente, educación y economía; lo que evidencia los grandes retos que tienen en materia de inversión en banda ancha en centros educativos, creación de telecentros públicos y el desarrollo de programas relacionados con la alfabetización digital impulsada por los gobiernos locales.

También tienen una tarea titánica en cuanto a crear oportunidades para las pymes y desarrollar programas de sostenibilidad ambiental.