Por: Krisia Chacón Jiménez.   31 mayo
A Huawei logo is displayed at a retail store in Beijing on May 20, 2019. - US internet giant Google, whose Android mobile operating system powers most of the world's smartphones, said it was beginning to cut ties with China's Huawei, which Washington considers a national security threat. (Photo by FRED DUFOUR / AFP)
A Huawei logo is displayed at a retail store in Beijing on May 20, 2019. - US internet giant Google, whose Android mobile operating system powers most of the world's smartphones, said it was beginning to cut ties with China's Huawei, which Washington considers a national security threat. (Photo by FRED DUFOUR / AFP)

Huawei seguirá con el desarrollo de sus productos, tanto en móviles como en telecomunicaciones, a pesar del veto de Estados Unidos afirmó el presidente de la compañía, Ren Zhengfei.

En una conferencia de prensa, el líder de la marca china se refirió a las acciones que está ejecutando la organización para sobrellevar el conflicto comercial que está en una “pausa” de 90 días.

“Creo que no deberíamos ser el objetivo de estas campañas lideradas por los Estados Unidos solo porque estamos por delante de ellos. El 5G no es una bomba atómica, sino algo que beneficia a la sociedad”, acotó Zhengfei.

El gobierno de Donal Trump agregó a Huawei a una lista de entidades que podrían significar un riesgo para la seguridad del país. Esto implica que si una empresa de EE. UU. quiere hacer negocios con Huawei, debe obtener la aprobación del gobierno norteamericano.

“Estados Unidos es un estado de derecho. Las empresas estadounidenses deben cumplir las leyes, al igual que la economía real. No siempre se deben culpar a las empresas estadounidenses. Más bien deberían ser defendidas. La culpa debería caer en algunos políticos estadounidenses”, señaló el ejecutivo.

Especialistas afirman que este será un duro golpe para Huawei, debido a la dependencia que tiene la marca en la compra de componentes tecnológicos a empresas estadounidenses, así como la relevancia que tiene Google en los dispositivos móviles.

El presidente de la compañía aseguró que “siempre necesitamos chips de Estados Unidos. Nuestros socios en Estados Unidos están cumpliendo sus responsabilidades, y además están pidiendo la aprobación de Washington”.

Si esta aprobación es concedida, Huawei le seguirá comprando chips a estos proveedores. “No vamos a excluir a nuestros socios en Estados Unidos ni vamos a buscar el crecimiento solos. Vamos a crecer juntos”.

Zhengfei expresó ante los medios de comunicación que aunque el suministro por parte de sus socios no fuera suficiente, no tendrían problemas porque ellos pueden fabricar todos los chips de alta gama por su propia cuenta.

Efecto dominó

La decisión de Google de retirar el soporte a Huawei tuvo consecuencias en otras compañías aliadas.

En el Reino Unido, donde Huawei es una de las marcas de celulares más populares, dos de los proveedores celulares más grandes del país, EE y Vodafone, anunciaron que dejarían de ofrecer teléfonos Huawei a los clientes de la tecnología 5G como resultado del conflicto comercial.

“Estamos trabajando con Huawei y Google para asegurarnos de que podamos realizar el nivel adecuado de pruebas y control de calidad para que nuestros clientes tengan una gran experiencia con cualquier celular en el futuro”, dijo EE en un comunicado de prensa.

En Japón, las tres compañías más grandes también dijeron que estaban reconsiderando sus planes de vender una nueva serie de teléfonos móviles Huawei.

La decisión de los proveedores británicos indica que Huawei podría sentir los efectos de la batalla con Estados Unidos en la región que le aporta las mayores ganancias fuera de China. Apenas un poco más de la mitad de las ganancias de Huawei provienen de China, mientras que el 28,4% se originan en Europa, Medio Oriente y África.