Por: Adrián García.   22 marzo

Esta semana se dio a conocer como la empresa Cambridge Analytica, con sede en Londres, pudo obtener información detallada de cerca de 50 millones de usuarios de Facebook. Esta empresa también trabajó para la campaña de Donald Trump, lo cual hizo que se abrieran investigaciones sobre esta conexión.

Estos hechos desencadenaron una nueva ola de críticas y presión hacia Facebook sobre el manejo de los datos de sus usuarios. Tan solo en un par de días Facebook perdió unos $50 billones de valoración en la bolsa de valores.

Todos utilizamos Facebook y otras redes sociales con un grado de tranquilidad de que los contenidos que compartimos –y en general la experiencia de uso– es relativamente inofensiva y casual.

La realidad es que cada uno de nosotros, además de disfrutar ver contenido de nuestros amigos y páginas que seguimos, somos sujetos a vulnerabilidades como duplicación de identidad, exposición ante potenciales ladrones, perfilamiento y minería de datos corporativos, notificas ficticias, fraude y otros.

Personalmente, frecuento esta red social y admiro la historia de emprendimiento de la empresa. Soy usuario desde 2004 cuando lo empecé a usar en la universidad, pero creo que es momento de tomarse la privacidad y seguridad en esta red social más en serio.

El mismo Facebook tiene herramientas muy completas para entender y configurar la seguridad y privacidad de su cuenta y en estos días han resurgido muchas guías publicadas por fuentes externas que también son dignas de analizar.

Aquí comparto algunos artículos de referencia en inglés:

Adrián García. Columnista del semanario El Financiero. Fotografía: Jose Díaz.
Adrián García. Columnista del semanario El Financiero. Fotografía: Jose Díaz.