La ley de Murphy

Lo que el carpool karaoke de Paul McCartney enseña para redes sociales

El legendario músico y el presentador James Corden demostraron que interactuar con el público, crear comunidad y emocionar tiene más éxito que una fría foto o un frío video de un producto

Los presentadores de televisión como Jimmy Kimmel o Jimmy Fallon han conversado y han tenido en su set al beatle Paul McCartney varias veces. La típica entrevista de diván.

Ahora McCartney está al alcance. El músico británico lanzará un disco en setiembre. Entonces, el presentador británico, James Corden, se lo llevó en carpool karaoke por Liverpool, recordando canciones de The Beatles, hasta acabar en un pub.

Sorprendieron a los parroquianos, atrajeron a peatones enloquecidos y emocionaron a los que estuvieron ahí y a los que ven una y otra vez el video.

En YouTube el video lleva 23,8 millones de vistas a la fecha, pese a que dura casi media hora. Fue viralizado en redes sociales y también causó emoción y conmoción.

ASISTA al evento sobre comunicación digital Red 506

El carpool karaoke, un segmento del programa de Corden, también ha contando con las apariciones de Adele, Stevie Wonder, Elton John y Justin Bieber.

¿Qué hace distinto Corden y lo llevó al máximo con McCartney?

Establecieron una conexión emocional con quienes participaron en el video y con quienes lo vimos.

Hasta hace un tiempo la principal preocupación de los empresarios, gerentes, encargados de sitios web y de redes sociales corporativas era la cantidad del tráfico, visualizaciones e interacciones obtenidas.

Eso sigue siendo válido y sigue siendo la preocupación de muchos empresarios, gerentes, y encargados de sitios web y de redes sociales corporativas.

Pero los objetivos hoy en comunicación digital van más allá, pues lograr mayor tráfico y mayores interacciones depende, más que de tener claro cuáles son las audiencias, de cómo se consolida la relación con los clientes o seguidores formando comunidades.

Los especialistas vienen señalando desde hace dos años que estar presente y activo en Internet no garantiza nada.

Tras años de enfocarse en la cantidad de visitas y de vistas, y en los tiempos de lectura, en Internet y en redes sociales hasta hace cuatro años se empezó a hablar de conquistar a la audiencia.

A la audiencia la reconocemos por sus características demográficas, psicográficas, hábitos de consumo.

Solo que la audiencia digital es muy fragmentada y hay que hablar, por tanto, de audiencias.

A las audiencias las reconoceremos también por sus características demográficas, psicográficas, hábitos de consumo y especialmente por sus gustos, preferencias y conductas en línea: a través de cuáles dispositivos se conectan, en cuáles horarios y qué hacen.

Corden y McCartney lograron abarcar varias audiencias: la de quienes vivieron su época, la de quienes le siguieron y la de la generación actual.

Nadie escapa. A todos nos enganchan en el video.

La información de las audiencias está disponible. Hay servicios, herramientas y tecnología para registrarla, acumularla, ordenarla, sintetizarla, presentarla, analizarla y obtener recomendaciones.

En el evento de la Red 506 veremos la próxima semana un reporte basado en los datos de 2 millones de usuarios y cómo usan las redes sociales, las apps y el ecommerce. También se verán nuevas tendencias en el campo.

Con la información de las audiencias se puede crear contenido de interés, publicarlo en Internet (blogs o sitio web) y optimizarlo (que se viera bien en distintos dispositivos y fácil y rápido de encontrar).

Sólo que hoy eso no basta.

La tecnología de big data y de inteligencia artificial generan recomendaciones de productos y servicios, de la misma forma que Netflix sugiere películas y videos a sus suscriptores.

Tampoco es suficiente.

Los clientes y los usuarios quieren que Usted interactúe con ellos.

La volatilidad de las audiencias es constante en redes sociales e Internet. Los clientes y usuarios se quedan con quien lo trate mejor, quien le demuestre interés y respeto, y quien le dé importancia.

La misión ahora es construir comunidad, como el pulpero o el señor que antes conducía el bus del barrio.

Construir una comunidad implica lograr un nivel de apego o de fidelidad mayor por la marca.

Para esto hay que ver lo que los usuarios están conversando en el mundo en línea y en el mundo real, saber qué les está interesando y participar de esa conversación, midiendo los resultados y adaptando los planes y estrategias.

Si usted revisa los tips, consejos y recomendaciones que se hacen en Internet sobre cómo aumentar tráfico, construir audiencias, hacer comunidad encontrará el mismo recetario: audiencia definida, estrategia, plan de medios y de contenido, e interactúe.

Todo eso es correcto y hay que hacerlo.

La clave para construir comunidad está en la interacción. No la de los usuarios con su post o con su perfil. La interacción de Usted, de su empresa, con ellos.

Lograrlo implica que hay que dedicar recursos, personal y tiempo a esa tarea.

Más que vender un producto, cuente una historia que alcance a las emociones. No haga un anuncio frío y rígido que pasa y no reta a la indiferencia del comprador.

Así logrará que el tráfico, las visualizaciones y la interacción con su sitio web o perfil en redes sociales aumente, alcanzará a sus audiencias y establecerá relaciones de alta fidelidad con sus usuarios, seguidores o clientes.

La interacción debe ser natural, fluida, no forzada. El cliente y la audiencia identifican cuando alguien es artificial y tiene cero ingredientes naturales, cero humildad o cero interés.

La naturalidad fue lo que marcó el éxito del Carpook Karaoke de Corden y McCartney.

Los dos se acoplaron bien para hacer una historia sensacional llena de alusiones y símbolos míticos que cualquier fanático reconoció.

En el pub, Corden pidió al público que pidiera una canción en la rockola y cuando alguien hacía su solicitud se abría el telón con McCartney y el grupo cantándola.

También ambos aportaron elementos emocionales. McCartney mostró la casa donde escribió sus canciones con John Lennon y contó el consejo que le dio su padre.

Visitaron la peluquería donde se cortaba el pelo Lennon, con foto del músico fallecido como recuerdo.

Y Corden habló de que la primera vez que escuchó a The Beatles fue con su abuelo.

¿Hablaron del lanzamiento de setiembre? Algo, poco, nada... pero medio mundo ya espera el nuevo material de McCartney.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".