La ley de Murphy

¿Qué presentó Mark Zuckerberg esta semana para acelerar el metaverso?

Un vistazo a lo que presentó Mark Zuckerberg, CEO de Meta, el pasado 2 de marzo y de los pendientes existentes.

El miércoles anterior la firma Meta (antes Facebook) realizó un evento virtual llamado Inside the Lab, en el cual ofreció un vistazo de sus proyectos para impulsar el metaverso, el mundo virtual donde las personas interactúan a través de avatares.

En la actividad el mismo Mark Zuckerberg mostró herramientas de creación de mundos de realidad virtual impulsados por su supercomputadora AI Research SuperCluster (RSC), que la firma dice estará entre las plataformas más rápidas del mundo —con un rendimiento de casi cinco exaflops de cómputo de precisión mixta— cuando se complete a mediados de 2022.

Desde el anuncio de la conversión de la firma matriz de Facebook, Instagram y Whatsapp a Meta y del paso al metaverso, muchas empresas no esperaron y se apuntaron de primeras.

—En enero pasado, durante el CES Las Vegas, varias firmas presentaron dispositivos y soluciones orientadas al metaverso.

—En el Congreso Mundial Móvil, que recién se realizó en Barcelona, los fabricantes de redes de telecomunicaciones y soluciones informáticas mostraron cómo apuntan al metaverso.

—Y en Costa Rica, incluso, tenemos firmas que no dudaron en dar un giro desde soluciones y servicios de realidad virtual y animada al metaverso.

Hay industrias que la tendrán más fácil, como las marcas posicionadas entre los consumidores más jóvenes altamente digitalizados, que también pueden explorar los videojuegos, los NFT y la moda virtual, si bien todavía tienen brechas en comercio electrónico.

La tendencia, sin embargo, no parece convencer a los inversionistas que exigen saber cuándo estará el metaverso, por lo que Meta necesita avivar los fuegos para generar entusiasmo, desarrollar alianzas e impulsar la adopción por parte de los usuarios. Eso fue lo que intentó el miércoles. ¿Logró despejar las dudas?

Claramente el metaverso, tal como lo imaginó Meta, está en pañales y es bastante limitado en términos de funcionalidad. Por eso la apuesta de Meta a plataformas de inteligencia artificial (IA).

“La inteligencia artificial es la tecnología fundamental de nuestro tiempo”, dijo Zuckerberg el miércoles.

Meta presentó sistemas de IA que construyen partes de mundos de realidad virtual generadas en 3D simplemente describiéndolas a un asistente de voz. Zuckerberg hizo una demostración de la tecnología creando una playa virtual, agregando nubes, barcos y una banda sonora musical con comandos de voz. También se demostró un traductor de IA que ayudaría a los usuarios del metaverso a comunicarse en diferentes idiomas.

La RSC construirá modelos de IA para el metaverso, aprendiendo de billones de ejemplos y trabajando en cientos de idiomas.

¿Cuál es el avance?

Meta dice que empezó este camino en 2013, cuando creó el laboratorio de investigación de IA de Facebook y que en los últimos años logró avances significativos usando el aprendizaje autosupervisado (donde los algoritmos aprenden un gran número de ejemplos sin etiquetar) y transformadores (que permiten que los modelos de IA razonen de manera más efectiva al enfocarse en ciertas áreas).

Todas las funcionalidades, incluyendo la identificación de contenido dañino, requiere equipos y sistemas con mayores capacidades. Por ejemplo, se necesita procesar videos más grandes y largos con tasas de muestreo de datos más altas.

El reconocimiento de voz debe funcionar incluso en escenarios desafiantes con mucho ruido de fondo, como fiestas o conciertos. Además, el sistema debe comprender más idiomas, dialectos y acentos.

“La infraestructura informática de alto rendimiento es un componente crítico en el entrenamiento de modelos tan grandes”, señala Meta. “El equipo de investigación de IA ha estado construyendo estos sistemas de alta potencia durante muchos años”.

La primera generación de esta infraestructura, diseñada en 2017, cuenta con 22.000 procesadores en un solo clúster que realiza 35.000 trabajos al día.

A principios de 2020 la firma decidió acelerar el progreso de la nueva infraestructura informática desde cero para aprovechar la nueva unidad de procesamiento y la tecnología de estructura de red para entrenar modelos con más de un billón de parámetros en conjuntos de datos tan grandes como un exabyte y brindar una sensación de escala. Eso es equivalente a 36.000 años de video de alta calidad.

Meta afirmó que actualmente se ejecutan flujos de trabajo de visión por computadora hasta 20 veces más rápido, ejecuta la biblioteca de comunicación colectiva más de nueve veces más rápido y entrena modelos de procesamiento de lenguaje a gran escala tres veces más rápido. Así un modelo con decenas de miles de millones de parámetros puede terminar el entrenamiento en tres semanas, en comparación con las nueve semanas anteriores.

La firma dijo que, más allá del propio sistema central y la necesidad de una solución de almacenamiento poderosa, RSC se diseñó teniendo en cuenta la privacidad y la seguridad, de modo que se puedan entrenar modelos de forma segura con datos cifrados generados por el usuario.

Meta indicó que RSC ya está funcionando y su desarrollo continúa. En este 2022 se trabajará para aumentar la cantidad de GPU de 6.080 a 16.000, lo que elevará el rendimiento en más de 2,5 veces.

La firma indicó que la estructura InfiniBand se expandirá para admitir 16.000 puertos en una topología de dos capas sin exceso de suscripción. El sistema de almacenamiento tendrá un ancho de banda de entrega objetivo de 16 Tbps y una capacidad de escala de exabytes para satisfacer la mayor demanda.

Toda esa infraestructura permite el procesamiento de los sistemas de lenguaje natural (NLP), de aprendizaje autosupervisado, de visión por computadora, de construcción y entrenamiento de modelos a partir de billones de parámetros, de trabajar en cientos de idiomas diferentes, y de análisis de texto, imágenes y videos.

Sería una infraestructura que incluye las tecnologías que requiere el metaverso para permitir la interacción y la traducción para grandes grupos de personas, cada una hablando un idioma diferente, para que puedan colaborar sin problemas en un proyecto de investigación o jugar.

“Esperamos que un cambio de función de este tipo en la capacidad de cómputo nos permita no solo crear modelos de IA más precisos para nuestros servicios existentes, sino también habilitar experiencias de usuario completamente nuevas, especialmente en el metaverso”, recalcó Meta.

El gran problema es que Meta no ofreció un cronograma sobre cuándo estará listo todo esto para los usuarios.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.