Por: Larisa Paez.   27 abril
Blog Razones de Peso de Larisa Páez.
Blog Razones de Peso de Larisa Páez.

Es común que recibamos en el Centro de Nutrición mujeres preocupadas porque han sido recientemente diagnosticadas con el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Y es que éste último se asocia de manera muy frecuente con el aumento de peso, exceso de grasa corporal, dificultad para tener un peso saludable, periodos irregulares e infertilidad en las mujeres.

“¿Será que uno de los motivos por los que me cuesta perder peso es por el SOP? ¿Estoy con sobrepeso porque tengo SOP? ¿No puedo adelgazar por el SOP?”, son algunas de las preguntas más frecuentes que escucho en mis pacientes.

Pero para empezar, ¿qué es exactamente el SOP?

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es un trastorno hormonal complejo que afecta aproximadamente entre el 6% y el 10% de las mujeres en todo el mundo. Es causado por niveles elevados de hormonas masculinas (llamadas andrógenos) en las mujeres.

Los signos y síntomas son variados, y es importante mencionar que no necesariamente todas las personas llegan a padecer cada uno de ellos.

Entre los más comunes se incluyen:

 Períodos menstruales irregulares o inexistentes.

 Acné.

 Hirsutismo (exceso de vello facial y en el cuerpo).

 Dificultad para quedar embarazada.

 La presencia de quistes en los ovarios.

También se asocia con otras afecciones, como la resistencia a la insulina (que puede conducir a la diabetes tipo 2), la obesidad, las enfermedades cardíacas, los trastornos del estado de ánimo y el cáncer de endometrio.

La causa no se entiende claramente, pero se cree que es un trastorno genético complejo que probablemente involucra múltiples genes. Los genes involucrados pueden ser aquellos que regulan la función del hipotálamo, la glándula pituitaria y los ovarios, así como los genes responsables de la resistencia a la insulina. Siendo ésta última la que se cree ser la fuerza motriz de la mayoría de los signos y síntomas del trastorno.

Recordemos que la insulina es una hormona producida por el páncreas para controlar la cantidad de azúcar en la sangre; ayuda a mover la glucosa de la sangre a las células, donde se descompone para producir energía.

La resistencia a la insulina significa que los tejidos del cuerpo son resistentes a los efectos de la insulina; para compensar, el cuerpo intenta producir más insulina; esto se traduce en algo llamado hiperinsulinemia, una cantidad excesiva de insulina en la sangre.

Los niveles elevados de insulina circulante pueden desencadenar una gran cantidad de reacciones dirigidas a promover el almacenamiento de grasa corporal. Y a su vez, interfiere en el uso de la grasa como combustible, lo que significa que el cuerpo puede ser más resistente a abandonar sus reservas de grasa. Como consecuencia, puede darse un sobrepeso u obesidad importantes en la persona.

Sumado a lo anterior, algunas de las quejas más comunes que se experimentan son:

 Fluctuaciones de energía a lo largo del día (mucha energía por la mañana, cansancio extremo por la tarde).

 Hambre frecuente (a pesar de hacer todos los tiempos de comida).

 Comer compulsivamente a alguna hora del día.

 Antojos constantes por dulces u otras harinas refinadas (la comúnmente escuchada “adicción de los carbohidratos”).

 Irritabilidad cuando se pasa mucho tiempo sin comer.

 Intolerancia a las dietas bajas en calorías, particularmente las que limitan los carbohidratos.

Haciendo un cambio en la dieta y el estilo de vida

Si bien es cierto, los medicamentos pueden ayudar a nivelar la parte hormonal del trastorno, aprender a comer y estar activo físicamente de una manera que se trate la resistencia a la insulina subyacente en el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), es clave para mejorar la fertilidad, reducir el riesgo de diabetes (tanto de tipo 2 como gestacional) y reducir el riesgo de complicaciones cardiovasculares que ponen en peligro la vida.

Cuando se inicia un proceso de pérdida de peso, con tan sólo perder un 5%, ya se puede marcar una diferencia. Esto implicaría una pérdida de 3.5kg en una mujer que pese 70kg.

Es recomendable que, con la ayuda de un profesional en nutrición, la persona aprenda qué alimentos son idóneos para controlar la insulina en sangre.

Por ejemplo, el tipo, la cantidad y la distribución de los carbohidratos consumidos a diario van a ser clave para el buen manejo del trastorno. Un adecuado consumo de grasas saludables y proteínas magras va a ser importantísimo para mantener estable el azúcar en sangre y controlar la ansiedad.

Sumado a lo anterior, una combinación de ejercicio aeróbico y anaeróbico que produzca una quema de calorías diaria, es necesario en este proceso.

El primer paso es convencerse a uno mismo de que se quiere y puede lograr.

Es recomendable enfocarse en los pasos positivos que se pueden hacer para realizar un cambio; concentrarse en los alimentos y actividades que usted puede incorporar a su vida, no en las cosas que no tiene o no puede hacer.

A través de un proceso exitoso de pérdida de peso usted puede:

 Llegar a conocer cómo funciona su cuerpo (¡y aprender que su cuerpo no es el enemigo!).

 Enfocarse en lo positivo.

 Manejar expectativas realistas.

A pesar que el diagnóstico puede ser algo temeroso y sorprendente para muchas mujeres, lo cierto es que el manejo del trastorno se puede lograr. Ya sea que comience a hacer ejercicio, piense en estrategias para cambiar su estilo de vida, o haga una lista de profesionales de salud que le ayuden, nunca es tarde para tomar acciones que le permitan mantener su salud bajo control.

Para más información sobre este u otros temas relacionados con nutrición, cocina y salud, no dude en visitar nuestra página web www.centrodenutricion.co.cr o puede comunicarse directamente al 2223-1717.

Referencias bibliográficas

1. NIH. About Polycystic Ovary Syndrome (PCOS) [accessado el 3 de abril de 2019] https://www.nichd.nih.gov/health/topics/pcos/conditioninfo

2. NHS. Cause Polycystic Ovarian Syndrome [accessado el 3 de abril de 2019] https://www.nhs.uk/conditions/polycystic-ovary-syndrome-pcos/causes/

3. Harding D and Jackson C. Polycystic Ovary Syndrome[online] Patient.info. 2016. Disponible en: https://patient.info/doctor/polycystic-ovary-syndrome-pro

4. Harding D. Polycystic Ovary Syndrome. Symptoms and treatment. [online] Patient.info 2016. Disponible en: https://patient.info/health/polycystic-ovary-syndrome-leaflet