Por: Francisco Ruiz León.   4 junio
Gobierno anunció la extensión de la restricción vehicular sanitaria y de otras medidas que aplicarán desde el lunes 7 de junio. (Fotografía: Rafael Pacheco/Archivo)
Gobierno anunció la extensión de la restricción vehicular sanitaria y de otras medidas que aplicarán desde el lunes 7 de junio. (Fotografía: Rafael Pacheco/Archivo)

El Gobierno anunció este viernes en conferencia de prensa las medidas que regirán en todo el país desde el próximo 7 de junio y hasta el 11 de julio.

La restricción vehicular se mantendrá durante ese periodo pero habrá una modificación.

Durante la semana del 7 al 13 de junio seguirá la alternancia de placas pares e impares como ya venía sucediendo.

Sin embargo, en las semanas del 14 al 18 de junio y del 21 al 25 de este mismo mes cambiará el esquema y se aplicará la restricción según el último número de la placa, como la que rige en el centro de San José.

Esos dos lunes no circularán los terminados en 1 y 2; los martes, en 3 y 4; los miércoles, en 5 y 6; jueves, en 7 y 8; y finalmente esos dos viernes no transitarán aquellos que finalicen en 9 y 0.

No obstante, para el fin de semana del 19 y 20 de junio y desde el 26 de junio hasta el 11 de julio volverá la restricción por placas pares e impares.

Además, continúan las medidas del transporte público sin personas de pie y el cierre de supermercados, minisuper y licoreras a las 9:00 p.m.. También se mantiene hasta el 11 de julio la restricción de aforos según la actividad comercial.

El director de Riesgo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Sigifredo Pérez, defendió la restricción vehicular y comentó que el país ha hecho esfuerzos para reducir la tasa de contagios.

Préstamo al Congreso

Durante la conferencia, el ministro de Comunicación, Agustín Castro, dio a conocer que el Ejecutivo presentó en la Asamblea Legislativa el crédito por $80 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) que se tramitará bajo el expediente 22.531.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, firmó el préstamo el 31 de mayo anterior, cuyos fondos de utilizarán para la compra de vacunas y de insumos, pero ahora deberá obtener el visto bueno de los diputados.

El préstamo se da en el marco del “Programa de emergencia de apoyo y preparación ante el COVID-19 y de reactivación económica” mediante el cual el BCIE pone a disposición $100 millones para cada país de la región. Costa Rica es el primero en acceder a este financiamiento.

A través de esta formalización se pasaría de una tasa del 7,01% al 3,86% que ofrece la institución, por un plazo de 20 años con cinco años de gracia, lo que permitiría ahorrar $2,7 millones anuales, según indicó Casa Presidencial.