Economía y Política

Biden recibe a los líderes de Australia, Japón e India con el fin de solidificar los lazos en el Pacífico

La alianza, bautizada “Quad”, se reúne por primera vez en persona y a tan alto nivel, pero en un contexto “informal”

El presidente Joe Biden busca este viernes solidificar el liderazgo de Estados Unidos en la región del Pacífico frente a una China ascendente, con la primera cumbre en persona de la alianza formada con sus pares de Australia, Japón e India.

Luego de una reunión virtual en marzo, la alianza, bautizada "Quad", se reúne de nuevo, por primera vez en persona y a tan alto nivel, pero en un contexto "informal".

En la mesa estarán el primer ministro de Australia, Scott Morrison, con el que Biden ya se reunió esta semana, así como Narendra Modi (India) y Yoshihide Suga (Japón), con quienes también sostendrá encuentros bilaterales el viernes.

Aunque China no está oficialmente en la agenda, el Quad subrayará su apoyo a una región del "Indo-Pacífico libre y abierta", dijo a periodistas un alto funcionario estadounidense. Esa frase suele ser código para evitar que Pekín termine dominando la región, incluyendo sus rutas marítimas.

Para Washington, la cita marca un nuevo paso en revitalizar los esfuerzos diplomáticos de Estados Unidos tras su salida dramática de Afganistán luego de 20 años en guerra.

El encuentro Biden-Modi será seguido con detenimiento, especialmente por París, sorprendida por el reciente anuncio de una alianza militar entre Washington, Londres y Canberra, en momentos en que Francia apuesta a India como socio en la región.

Diseñada tras el devastador tsunami de 2004 y formalizada en 2007, el "Diálogo de Seguridad Cuatrilateral" ha estado mucho tiempo adormecido.

Sin componente militar

Al reanimarlo, Biden busca que la política exterior estadounidense gire hacia Asia, un objetivo que ya había buscado el expresidente Barack Obama.

Pero luego del espectacular anuncio de la alianza militar AUKUS con Reino Unido y Australia -y su contrato de submarinos que encolerizó a Francia-, Washington quiere presentar el "Quad" bajo una luz de consenso.

Los funcionarios de la Casa Blanca subrayaron que la alianza no tiene componente "militar" y aseguraron que sería "complementaria" a otras iniciativas regionales como la ASEAN, que incluye a China.

Será un cenáculo "informal" e "íntimo" para "desarrollar mejores canales de comunicación", dijeron a periodistas varios altos funcionarios del gobierno estadounidense.

Según ellos, se prevé que el "Quad" insista el viernes sobre todo en asuntos económicos, ambientales y de lucha contra la pandemia.

Los cuatro socios quieren lanzar una iniciativa para proteger los suministros de semiconductores, los componentes electrónicos indispensables tanto en lavadoras como en aviones o teléfonos inteligentes, y que industrias en todo el mundo tienen actualmente dificultades para obtener.

También tienen previsto hablar de tecnología 5G, ciberseguridad, intercambios universitarios, proyectos en el espacio, pesca y vacunas.

"Para Washington, el desafío es superar el paradigma de la seguridad y mejorar la posición económica de Estados Unidos en el sudeste de Asia", estimó Jonathan Stromseth, especialista de la región, en una nota publicada por el centro de investigación Brookings Institution.

Estima que el esfuerzo por reanimar el "Quad" es "emblemático" del "enfoque de la administración Biden frente a China, presentado como competitivo cuando hace falta, cooperativo cuando es posible y confrontacional cuando es necesario".

El demócrata Joe Biden, aunque mantiene frente a China una línea dura más o menos comparable con de la de su antecesor, el republicano Donald Trump, aborda la confrontación con Pekín de manera distinta.

El mandatario, que busca superar el cruce cara a cara entre las dos superpotencias, espera despertar el juego de alianzas e instar a los socios tradicionales de Estados Unidos a presentar ante China posturas francas.