Economía y Política

Cámaras empresariales claman por responsabilidad de la población para evitar cierres por COVID-19

Organizaciones lanzaron campaña para promover denuncias de incumplimientos

Varias de las principales cámaras empresariales de Costa Rica clamaron este viernes a la población por una mayor responsabilidad individual y acatamiento de los protocolos para disminuir el ritmo de contagio de COVID-19 y evitar nuevos cierres comerciales, que pongan en peligro la actividad económica de miles de costarricenses una vez más.

Al menos 11 entidades públicas y privadas se manifestaron en esa línea. Diez de ellas lanzaron una nueva campaña para promover la denuncia de incumplimientos sanitarios y otra, la cámara del sector hotelero, llamó a sus afiliados a reforzar los controles internos.

Así reaccionaron las representaciones después de que varias de ellas sostuvieron este miércoles una reunión de emergencia con las autoridades de Gobierno.

En ella se consultó a los sectores sobre eventuales soluciones para atender la alarmante situación que vive el país, ante la llegada de una nueva ola pandémica.

Según indicó el presidente de la Cámara de Comercio, Julio Castilla, en declaraciones remitidas a través de su equipo de prensa, la representación empresarial abogó por una “apertura sostenida” de los negocios, “bajo la premisa de que los contagios no están en el comercio”. También pidió “redoblar la fiscalización y cierres a quienes no cumplen” con las normas sanitarias.

Costa Rica registró este jueves un nuevo récord de casos confirmados en un mismo día (1.776). La tasa de reproducción del virus indica que cada 100 personas contagia actualmente a otras 118, según el último análisis semanal de la Universidad Hispanoamericana (UH).

Las repercusiones ya las resiente la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), que registra más de un 80% de sus camas en unidades de cuidados intensivos ocupadas.

La agresividad de los contagios también es un factor. El Ministerio de Salud asegura que en el país ya se detectaron variantes más contagiosas del virus y que cada vez más personas jóvenes enferman con gravedad.

Esta realidad choca contra una dura situación que también enfrenta la economía costarricense, cuya producción a febrero se contrajo un 4,7% en comparación con el mismo mes del año pasado, según las estimaciones más recientes del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), medido por el Banco Central (BBCR).

También se contrapone con los efectos hasta ahora provocados por la pandemia en materia de empleo, incluidos los altos niveles de desocupación.

Según los datos más recientes de la Encuesta Continua de Empleo (ECE), registrada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el país registró hasta febrero 235.000 personas ocupadas menos en comparación con el mismo período de 2020.

El Ministerio de Trabajo además registra que, hasta este mes de abril, más de 74.000 trabajadores tienen su jornada laboral suspendida; mientras que otras 166.000 se les aplicó alguna reducción.

Lanzan campaña

Un conjunto de diez organizaciones empresariales lanzó la campaña llamada “Mala Idea”, una iniciativa mediante la cual invitan a reforzar protocolos contra el virus y a denunciar a los comercios que no cumplan las normas sanitarias requeridas para frenar la propagación de la enfermedad.

La propia campaña habilitó una línea telefónica confidencial para realizar este tipo de denuncias (2437-7078).

Asimismo, sus organizadores recordaron que el Gobierno dispone del número gratuito 1322, para reportar anomalías e incumplimientos.

La campaña la impulsan en conjunto 10 entidades, la mayoría del sector privado.

Entre ellas están la Asociación de Productores e Importadores de Bebidas Alcohólicas, la Asociación de Bares y Restaurantes, la Cámara Costarricense-Norteamericana de Comercio, la Cámara de Restaurantes y Afines, la Cámara de Comerciantes Detallistas, la Cámara de Comercio y la Cámara Nacional de Turismo.

También integran el movimiento la Unión Nacional de Gobiernos Locales, la empresa Fifco y la agencia de publicidad Garnier BBDO.

La Cámara Costarricense de Hoteleros (CCH) también realizó un llamado a sus afiliados, por separado. Les pidió “aplicar con rigor los protocolos sanitarios”.

“De esta forma, no solo se cuida la salud y la vida, sino que se permite mantener las condiciones económicas que nos están permitiendo una leve recuperación de la industria”, indicó, el presidente de la entidad, Javier Pacheco, a través de un comunicado de prensa.

El sector turismo es uno de los más afectados con la pandemia y, según los datos de la ECE, solo la hotelería y los restaurantes registraron 33.900 personas ocupadas menos entre febrero de 2020 y el mismo mes de 2021.

Esta cifra solo la supera el sector del comercio y la reparación, con 41.144 puestos.

Este llamado se suma al que hizo el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) este jueves 22 de abril, ante la decisión de las autoridades de Estados Unidos de recomendar “no viajar” Costa Rica por el incremento en el riesgo de contagio. El ICT pidió a la población trabajar en disminuir el grado de infección para revertir ese duro golpe al turismo nacional.

Medidas son posibles

El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexánder Solís, afirmó este 20 de abril que las autoridades de gobierno no descartan tener que aplicar nuevas medidas de restricción para frenar los contagios del nuevo coronavirus; sin embargo, dijo que es muy difícil aplicar medidas muy fuertes ante la situación económica de país.

“Hemos apostado a un modelo de gestión compartida. Hay un compromiso muy fuerte de empresarios y comerciantes para llevar adelante esto. Hay otra parte de ellos que posiblemente son los que organizan fiestas y tienen actividades clandestinas, pero esos son los menos. Aquí estamos apelando a la población a que no baje la guardia y habilitamos espacios con los distintos sectores para conversar alternativas que nos permitan, sin tener que legar a cierres tan fuertes como los que vimos antes, poder controlar esta ola”.

Hasta el momento, el Gobierno mantiene una restricción vehicular sanitaria de 11:00 p.m. a 5:00 a.m. para movilizaciones no esenciales; así como general, los fines de semana, que impide circular a los vehículos con placas terminadas en números impares los sábados y pares los domingos.

Solís explicó que, por el momento, el Gobierno no descarta tener que establecer medidas de control adicionales en temas como control de aforos; sin embargo dijo que primero “se conversará con los sectores”.

Josué Alfaro

Josué Alfaro

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduado de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.