13 días después de las elecciones el panorama político se mueve muy despacio, los dos candidatos todavía no dan señales contundentes a los electores

Por: Manuel Avendaño A. Hace 6 días

Los dos bandos apenas se acomodan a su nuevo statu quo. La política nacional gira en torno al Partido Acción Ciudadana (PAC) y al Partido Restauración Nacional (PRN), ganadores en la primera ronda con los porcentajes más bajos de apoyo registrados en la historia y con la obligación de convencer a los votantes.

Lo cierto es que el país está ante un acomodo de cartas y las barajas todavía no se reparten. Algunos políticos ya asumieron posiciones sin que esto implique compromisos o cargos para un eventual gobierno de cualquier de las dos fuerzas que se dirigen al embalaje.

Apoyo con tintes verdiblancos

María Luisa Ávila, exministra de Salud y Leonardo Garnier, exministro de Educación, ambos en los últimos dos gobiernos del Partido Liberación Nacional (PLN) dieron su apoyo públicamente a Carlos Alvarado del PAC y dijeron que van a votar por el candidato oficialista.

"De don Fabricio no nos separan meras discrepancias ideológicas o tácticas. El suyo no es un simple ‘partido franquicia’ que se pueda llenar fácilmente desde fuera. No. Don Fabricio y su partido son parte de un proyecto político, religioso y mercantil de enorme envergadura", indicó Garnier en su página de Facebook este martes.

En el caso de Ávila aseguró que apoyará al aspirante presidencial del PAC en un voto que calificó como una decisión de “conciencia”.

"Voto decidido, voto de conciencia, no voto de conveniencia. Tanto don Carlos Alvarado como yo podemos decir, que no pido nada a cambio ni para mí, ni para nadie cercano a mí", aclaró la exministra de Salud en su cuenta de Facebook.

El apoyo explícito de las dos fichas liberacionistas no le garantiza a Alvarado el respaldo de la cúpula del PLN. Tanto Ávila como Garnier habían expresado su descontento con las posiciones "conservadoras" de Antonio Álvarez Desanti antes de la primera ronda.

Los dos exministros 'aristas' no comulgaban con la idea de la familia "tradicional" de Álvarez y la oposición del candidato presidencial al matrimonio entre personas del mismo sexo.

¿Reforma fiscal?

Fabricio Alvarado se dio dos días libres la semana pasada para liberarse de la resaca electoral. Antes de irse sumó a su amigo y colega, Mario Redondo, diputado de Alianza Demócrata Cristiana (ADC), a su equipo de trabajo.

Redondo de inmediato empezó a trabajar en el Congreso para tratar de mover y si se quiere revivir el proyecto de reforma fiscal. Fabricio Alvarado entiende que ese es el talón de Aquiles del próximo gobierno.

Mientras Redondo empezó a buscar alternativas, en la otra acera, Ottón Solís, fundador del PAC y diputado por esa agrupación, levantó la voz para pedir un impuesto al valor agregado (IVA) del 16% -cifra inédita hasta ahora- y un impuesto para las empresas de Zonas Francas.

Carlos Alvarado se desmarcó de las declaraciones de Solís y dijo que no comparte la idea de aprobar un tributo para las compañías de Zonas Francas . Además mantuvo su posición sobre transformar el impuesto de ventas en un IVA con una tasa que pase del 13% al 15% de forma gradual.

La semana pasada ambos candidatos se reunieron por separado con los obispos de Costa Rica en el Seminario Mayor. Los dirigentes de la Iglesia católica en el país pidieron a los candidatos una “campaña de ideas” sobre los diferentes temas de interés nacional, entre ellos el desbalance fiscal.

A la fecha ninguno de los dos aspirantes a la Casa Presidencial ha revelado sus equipos económicos o sus compromisos para reducir el déficit fiscal del país, que este año alcanzará el 7,1% de la producción nacional. Todas las referencias envían al lector a sus planes de gobierno. Igual que en primera ronda.

Asesora "infiltrada" y enredo con la prensa

El camino a la segunda ronda ha estado más convulso para Fabricio Alvarado. Medios de comunicación pusieron en evidencia el desconocimiento de dos diputadas electas por Limón y Guanacaste, sobre temas de la agenda legislativa.

La reacción de la cúpula del PRN, comandada por tres periodistas, Francisco Prendas, candidato a la vicepresidencia; Jonathan Prendas, legislador electo por Heredia; y el propio Fabricio, fue “congelar” las entrevistas de sus diputados hasta que reciban una capacitación general de cara al próximo 1.° de mayo.

Este martes trascendió que el equipo de comunicación de Restauración Nacional pide a los periodistas llenar un formulario en línea con las preguntas y temas que se le quieren consultar al candidato presidencial de ese partido.

Formulario para hacer consultas a Fabricio Alvarado.
Formulario para hacer consultas a Fabricio Alvarado.

El propio Alvarado explicó en una transmisión en Facebook que se trata de una vía oficial para ordenar las consultas de la prensa. Periodistas y directores de medios de comunicación fustigaron el manejo de prensa de Restauración Nacional.

Siempre a la orden de todos para lograr la Costa Rica unida que queremos ☀️

Posted by Fabricio Alvarado Presidente on Tuesday, February 13, 2018

Todo esto ocurrió al calor del inicio del curso lectivo en el país. La oposición de padres de familia en centros educativos de San Carlos, Limón y Pérez Zeledón a los nuevos programas de educación para la afectividad y sexualidad integral del Ministerio de Educación (MEP), impulsó una serie de manifestaciones en estas zonas del país.

Este lunes, la asesora de educación de Fabricio Alvarado, Marisela Rojas, usó un sombrero que le cubría el rostro e intentó ingresar a una reunión que sostuvieron padres de familia de un centro educativo en San Carlos con Sonia Marta Mora, ministra de Educación.

El encuentro era para conversar sobre los programas de educación sexual, pero funcionarios del MEP reconocieron a Rojas y al final no pudo ingresar.

Mientras tanto, los partidos políticos que van a segunda ronda tratan de concretar respaldo y de fortalecer sus equipos en diferentes áreas.

Para este martes estaba concertada una reunión entre Carlos Alvarado y Rafael Ortiz, exprecandidato presidencial del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), pero por agenda al final fue reprogramada.