Economía y Política

¿Viaja a EE. UU.? Le explicamos cuándo es obligatoria la mascarilla

La respuesta dista de ser homogénea, pues varía de ciudad en ciudad y entre aerolíneas

El fallo judicial que puso fin al mandato federal para obligar a las personas en Estados Unidos a utilizar mascarilla en oficinas e instalaciones gubernamentales, en aviones y en el sistema de transporte público, deja a los potenciales visitantes con la inquietud: ¿entonces ahora cuándo se debe usar mascarilla en el país del norte?

La respuesta dista de ser homogénea, pues varía de ciudad en ciudad y entre aerolíneas.

El lunes 18 de abril, la jueza federal estadounidense Kathryn Kimball Mizelle, declaró ilegal la obligación federal de llevar tapabocas en el transporte público en Estados Unidos. Debido al fallo, la autoridad de tránsito de EE.UU. dijo que ya no exigirá el uso de mascarilla.

La magistrada, de Tampa, Florida dictaminó que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) —principal agencia sanitaria federal— se había excedido en su autoridad al imponer el requisito, que se aplica en aviones, trenes, metros y autobuses, entre otros. La CDC había extendido la semana anterior la obligación hasta el 3 de mayo, debido a un aumento en los casos COVID-19.

En general, el fallo indica que el uso obligatorio de mascarillas en los vuelos domésticos —es decir dentro de los Estados Unidos— deja de regir.

Por el momento las siguientes aerolíneas han anunciado que el uso del cubreboca será opcional para tripulantes y pasajeros: American Airlines, United Airlines, Alaska Airlines, Jetblue, Southwest, Delta Air Lines y Frontier.

Cuando se trate de vuelos internacionales se mantiene el uso de mascarillas en la mayoría de las aerolíneas con la excepción de United, empresa que afirmó que la obligatoriedad dependerá de las políticas de los países de destino y origen.

De esta manera en los vuelos directos entre Costa Rica y ciudades estadounidenses, los pasajeros y tripulaciones seguirán obligados al uso del cubrebocas.

En referencia a esto Carlos Granados, gerente país en Costa Rica de United indicó a EF que el cambio de política aplica para vuelos internos en Estados Unidos, por lo que, si se hace un viaje desde o hacia el territorio nacional se debe mantener el uso de la mascarilla.

Por su parte, Rafael Sánchez, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas Internacionales (ALA) manifestó que Costa Rica se rige por las directrices que emite el Ministerio de Salud con respecto a estas medidas, por lo que, hasta la entidad no exprese lo contrario, la obligación de llevar mascarilla por parte de los viajeros seguirá sin ningún cambio.

No obstante, si el pasajero proveniente de Costa Rica hace escala y cambia de vuelo para llegar a su destino final dentro de Estados Unidos, ese segundo vuelo doméstico estaría exento del uso obligatorio de mascarilla.

El uso obligatorio de cubrebocas enfrenta un escenario más heterogéneo en los aeropuertos estadounidenses.

En principio, el fallo judicial elimina la obligatoriedad a nivel federal, pero ciertos aeropuertos están sujetos a mandatos de las autoridades estatales o de los gobiernos locales.

Por ejemplo, el Philadelphia International Airport dijo a la cadena de noticias NBC que las mascarillas son obligatorias en sus terminales en cumplimiento de las instrucciones del gobernador del estado; mientras que el mandato fue eliminado en los aeropuertos de Miami y Fort Lauderdale en Florida.

El uso voluntario de mascarillas es permitido. Granados destacó que a pesar de que ni en los aviones ni en aeropuertos estadounidenses es necesario su uso, “queda a decisión voluntaria de cada pasajero”.

Las plataformas tecnológicas como Uber y Lyft se sumaron a las aerolíneas y dejaron de exigir el uso de mascarillas en Estados Unidos, a partir de este martes 19 de abril.

“Ahora puedes viajar sin mascarilla y usar el asiento delantero si lo necesitas”, publicó Uber en su red social Twitter. Lyft por su parte, dijo que el uso del tapabocas es opcional.

La compañía también eliminará la restricción que impedía que los pasajeros viajaran en el asiento delantero, y ya no incluirá razones de seguridad de salud —como el no uso de la mascarilla de un eventual cliente— como una razón para cancelar un viaje.

Al igual que en el caso de los aeropuertos el uso de tapabocas en los sistemas de transporte público depende no solo del mandato federal, sino también de las medidas y restricciones de las autoridades de cada estado e incluso de cada condado.

Según información publicada por The New York Times en Nueva York, Chicago, Seattle y San Francisco se mantuvo el requisito vigente, mientras que los sistemas en Nueva Jersey, Atlanta, Washington y Philadelphia permitieron a los pasajeros quitarse los tapabocas, al igual que el sistema ferroviario nacional Amtrak.

En lugares donde se seguirá exigiendo el uso de las mascarillas, los funcionarios reconocieron que podría ser solo “cuestión de tiempo”. El sistema de trenes suburbanos de Chicago, Metra, lo está tomando “día a día”, dijo Michael Gillis, un vocero del sistema a The New York Times. Por ahora, los pasajeros de trenes, autobuses y subterráneos en Chicago aún deben usar mascarillas.

La administración de Joe Biden ha estado bajo la presión de quienes piden flexibilizar o anular la obligación de llevar mascarilla. Unos 20 estados dirigidos por republicanos, y varias aerolíneas pidieron el fin de este medida en aviones y otros transporte públicos.

La Casa Blanca consideró “decepcionante” la sentencia de la jueza, dijo la portavoz Jen Psaki a la AFP, anotando que “los CDC siguen recomendando utilizar mascarilla en el tránsito público”.

Según un alto funcionario de la presidencia, esta decisión “significa que la orden de los CDC de llevar puesto el tapaboca en el transporte público no es vigente en este momento”.

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) no hará por lo tanto, respetar la obligación.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.