Por: Laura Ávila, Manuel Avendaño Arce.   3 mayo

La tasa de desempleo para el primer trimestre del año fue del 11,3% lo que significa que durante ese periodo 276.000 personas estaban desempleadas, de acuerdo con la más reciente Encuesta Continua de Empleo (ECE) del Instituto Nacional Estadísticas y Censos (Inec).

La fuerza de trabajo nacional para el primer trimestre del 2019 fue de 1,47 millones hombres y 983.000 mujeres. Foto. AP Matt Rourke.
La fuerza de trabajo nacional para el primer trimestre del 2019 fue de 1,47 millones hombres y 983.000 mujeres. Foto. AP Matt Rourke.

Si se compara la tasa de desempleo actual con la del mismo periodo del año anterior, que fue del 10,3%, se refleja un aumento en la tasa de desempleo de un punto porcentual. Es una variación que el Instituto Nacional de Estadística y Censo considera no significativa.

El estudio arrojó que las mujeres continúan más agobiadas por el desempleo, ya que la tasa de desempleo femenino fue de 14,2% mientras que para los hombres fue de 9,3%.

Del total de personas desocupadas 210.000 (11,5%) se encontraban en la zona urbana y 66.000 (10,5%) estaban en la zona rural.

El subempleo, es decir, las personas que trabajan menos de 40 horas a la semana y están dispuestas a trabajar más, también creció en el primer trimestre del año.

En esta ocasión la tasa fue del 8,6%, mientras que durante el primer trimestre del 2018 el subempleo fue del 7,2%, por lo que este año se dio un incremento en el subempleo de 1,4 puntos porcentuales.

Si se analiza por género las mujeres tuvieron un subempleo del 12,5% y los hombres del 6,1%

La tasa de presión general (la población ocupada que busca cambiar de trabajo junto con la desempleada respecto a la fuerza de trabajo) también creció.

Durante este año fue del 19,4% mientras que en el primer trimestre del 2018 fue del 17,6%, por lo que hubo un incremento del 1,8% puntos porcentuales.

El comportamiento se dio porque hubo un incremento de la población ocupada que desea cambiar de trabajo, que pasó de 164.000 a 200.000 personas.

La fuerza de trabajo nacional para el primer trimestre del 2019 fue de 1,47 millones hombres y 983.000 mujeres. En esta ocasión se dio un incremento de la participación femenina en la fuerza de trabajo, con la incorporación de 159.000 personas.

También se dio un crecimiento de la participación de hombres en la fuerza nacional de trabajo con la integración de de 55.000 personas.

Aumento de la informalidad

El empleo informal se contabilizó en 46,1% en los primeros tres meses del año, lo que implicó un crecimiento de cuatro puntos porcentuales si se compara con la cifra del mismo periodo del año anterior. En esa ocasión la tasa fue del 41,3%.

En el primer trimestre del año un millón de personas tenían un empleo informal, de las cuales 582.000 eran hombres y 420.000 mujeres.

La informalidad crece más para las mujeres ya que alcanza casi el 50% de las mujeres ocupadas y aumentó 5,8 puntos porcentuales con respecto al periodo anterior. Mientras que para los hombres fue del 43,8% para un incremento del 3,9 puntos porcentuales.

Además de 536.000 trabajadores dependientes (es decir, personas que trabajaban para un empleador, empresa o institución) ocupaban un empleo informal. Cifra que representa el 32,1% del total de dependientes.

Mientras que la mayoría de las personas personas que trabajan por su cuenta –que tienen una empresa, actividad o son empleadores– se clasifican como empleo informal.

En esta ocasión 466.000 personas que trabajan de manera independiente realizan actividades informales.