Por: María Luisa Madrigal.   10 abril

Con una votación de 39 favor, 2 abstenciones (el diputado Otto Guevara y la diputada Aracelli Segura) y cero votos en contra Celso Gamboa Sánchez fue destituido como magistrado de la Sala III. El despido de Gamboa marca un hito en la historia política y judicial del país.

Esta es la primera vez que los diputados de la República destituyen a un magistrado acusado por supuesto tráfico de influencias.

Celso Gamboa en la Asamblea Legislativa
Celso Gamboa en la Asamblea Legislativa

La única otra destitución de esta envergadura se dio también en el actual período legislativo cuando en el 2014, 53 diputados votaron a favor del despido del magistrado de la Sala I, Óscar González Campos, acusado por supuesto abuso sexual en contra de una jueza.

La votación del despido de Celso Gamboa se llevó a cabo este 10 de abril de manera pública después de que 30 diputados apoyaran esta forma y 14 se opusieran, prefiriendo una votación privada.

Los congresistas votaron un informe que incluye la recomendación para separar a Gamboa del cargo. A partir de ahora ese informe se remite a la secretaria del directorio legislativo para que desde ahí se notifique al Poder Judicial la decisión.

Con un quorum total de 41 diputados presentes en el plenario, la mayoría votó por la destitución. No estuvieron presentes en el plenario durante la elección 13 legisladores.

Gamboa también se dirigió a los diputados sobre la responsabilidad del voto que iban a emitir. El entonces magistrado habló de casos en los que el Estado ha tenido que pagar a personas destituidas de manera incorrecta.

“Quiero salir absuelto de estos cargos injustos que me han levantado y poder renunciar al poder judicial y salir por la puerta del frente” aseguró Celso Gamboa.

El despido del ahora exmagistrado se dio después de el 3 de marzo del 2018, la Corte Suprema de Justicia solicitara a los diputados que destituyeran al juez de su cargo.

Esta solicitud llegó un día después de que en la Asamblea Legislativa le levantaran la inmunidad a Gamboa para que enfrentara un proceso judicial por el presunto delito de tráfico de influencias en favor de Johnny Araya, alcalde de San José.

Gamboa estaba suspendido desde octubre del 2017, después de que en una extensa jornada que terminó a medianoche, 21 magistrados acordaron de forma unánime suspender por tres meses al aún magistrado para que se investigara durante ese tiempo, sus vínculos con el empresario del cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

La acusación

Sin embargo, el despido de Celso Gamboa no está ligado únicamente con el caso del cemento chino ni con Juan Carlos Bolaños.

La destitución del exmagistrado responde a un caso por el que Gamboa fue denunciado en el 2017.

Según la denuncia, el entonces magistrado de la Sala III habría hecho una solicitud para eliminar el nombre de Johnny Araya, hoy alcalde de San José, de un expediente judicial justo antes de las elecciones municipales del 2016.

La denuncia fue presentada por la jefa de Prensa del Ministerio Público, Tatiana Vargas en noviembre del 2017.

Celso Gamboa llega al plenario el día que le levantaron la inmunidad.
Celso Gamboa llega al plenario el día que le levantaron la inmunidad.

Sin embargo, esta no es la única investigación que existe sobre Gamboa.

Hay otros seis procesos disciplinarios posteriores que fueron abiertos por la Corte Plena. En estos se investigan los vínculos del exmagistrado con el empresario del cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

Estos vínculos sí fueron mencionados durante la sesión legislativa en la que Gamboa fue destituido.

Se hizo incapié en el viaje que ambos hicieron a Panamá en el que los tiquetes de avión de ambos fueron comprados con la misma tarjeta de crédito. En este viaje además, Bolaños y Gamboa coincidieron en el mismo avión y hotel.

También se mencionaron diversas reuniones mantenidas por Gamboa y el empresario Juan Carlos Bolaños.

Además del caso por el que fue destituido, hay otras siete denuncias penales en las que aparece Celso Gamboa, según el Ministerio Público.

Algunos de los delitos de estas denuncias son un presunto abuso de autoridad, prevaricato, tráfico de influencias e incumplimiento de deberes.