Por: María Luisa Madrigal.   5 agosto
06/02/17. COVAO, Cartago. Desde este lunes, con el inicio del curso lectivo, la carrera Mecánica Automotriz lleva a cabo el plan piloto de educación dual. Los alumnos de décimo año recibieron la inducción e hiceron un recorrido por el taller. Foto: Rafael Pacheco
06/02/17. COVAO, Cartago. Desde este lunes, con el inicio del curso lectivo, la carrera Mecánica Automotriz lleva a cabo el plan piloto de educación dual. Los alumnos de décimo año recibieron la inducción e hiceron un recorrido por el taller. Foto: Rafael Pacheco

El proyecto de ley de educación y formación técnica dual, bajo el expediente 20.786, fue aprobado con 48 votos a favor y únicamente dos en contra, después de una tarde entera de revisión de mociones. Con 50 legisladores presentes, los únicos diputados en contra fueron José María Villalta del Partido Frente Amplio (FA) y Shirley Díaz del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

La votación se extendió desde las 4:00 p.m hasta pasadas las 8:00 p.m. después de que a inicios de la tarde los diputados aprobaron una moción para cambiar el orden del día y priorizar el proyecto.

Villlalta hizo eco en la falta de debate que recibió el tema en el plenario. De las 38 mociones presentadas que buscaban cambiar el texto del proyecto, 32 fueron redactadas y expuestas por el diputado frenteamplista. Todas fueron rechazadas por el pleno, sin ninguna discusión de por medio.

“A pesar de las mejoras que ha tenido el proyecto de ley, hay vacíos que nos preocupan”, declaró Villalta en el pleno. El principal problema del proyecto, de acuerdo con el diputado, es que el texto no garantiza el acceso de los estudiantes que entren en los programas, a la seguridad social.

El texto, que superó su primera de dos votaciones legislativas necesarias antes de convertirse en ley, tiene como propósito generar procesos de aprendizaje que permitan la una transición del estudiante al mercado laboral, considerando los requisitos de los sectores sociales y productivos del país.

A la cabeza del proyecto están el Ministerio de Educación Pública (MEP), el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), universidades públicas y privadas, parauniversitarias e instituciones públicas y privadas que participen de la Educación y Formación Técnica Profesional (EFTP) tal y como lo define el proyecto.

"A través de este proyecto de ley, entregamos a nuestro país una política auténtica de transición e inserción rápida, directa y eficiente de las personas jóvenes al mundo del trabajo”, declaró Wagner Jiménez, diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), presidente de la comisión dictaminadora y uno de los impulsores del proyecto.

¿Qué detalla el proyecto?

Para que la educación dual se ejecute, tal y como la define el documento aprobado, deberán cumplirse una serie de requisitos por parte de las empresas, centros educativos y estudiantes.

Por ejemplo, parte del convenio de matrícula del curso de educación dual, detalla que el centro educativo es el responsable de establecer los requerimientos específicos de los convenios. Estos, necesariamente, tendrán una cláusula de confidencialidad para el estudiante, relativa a la información de carácter industrial o comercial a la que tenga acceso durante su etapa en la empresa donde realice su curso.

Además, ninguna persona menor de 15 años podrá participar en el modelo educativo y se incluye una exclusión para personas mayores de edad cuando sea necesario por el tipo de actividad que vaya a desempeñar el estudiante.

Un punto polémico de este proyecto de ley fue la implementación de becas para los estudiantes. Finalmente, el texto aprobado define que el estudiante recibirá este beneficio para aspectos como transporte, alimentación o vestimenta.

Este beneficio se realizará con dinero proveniente del Fondo Especial de becas para la EFTP dual del INA. Este fondo deberá contar con un mínimo del 1% del presupuesto ordinario anual de la institución.

Sumado a esto, las empresas que participen en los convenios, deberán hacer un aporte mensual a este fondo. El monto por cada estudiante que reciba la empresa, es de ₡120.000 mensuales, indexado anualmente de acuerdo con el índice de precios al consumidor (IPC).

Este proyecto fue uno de los temas insignia contra el que un grupo de estudiantes se manifestó por varios días a lo largo del país, a través del cierre de carreteras y que mantuvo en paro varios centros educativos.

“Con este proyecto se logran dos objetivos esenciales. Uno es que sea un modelo lo suficientemente atractivo para que las empresas estén dispuestas a reclutar muchos estudiantes que hagan práctica y se formen dentro del centro de trabajo, como garantizar la protección de los estudiantes”, declaró el diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Enrique Sánchez.

La votación en segundo debate del proyecto se realizará el próximo jueves 8 de agosto