Economía y Política

EF Explica: ¿Cómo funciona la semana laboral de 4 días? ¿Se puede implementar en Costa Rica?

Este esquema ya se aplica en países como Islandia, Nueva Zelanda y España

En Islandia ya se implementa una semana laboral de cuatro días, lo que reduce el número de horas trabajadas de 40 a 35 o 36 horas, sin una disminución en el salario. El nivel de productividad se mantuvo o mejoró en la mayoría de los casos. En Costa Rica este esquema puede instaurarse, pero hay aspectos que se deben tomar en cuenta como, por ejemplo, si la aplicación es en empresas del sector privado o en instituciones estatales.

Los experimentos para reducir la semana laboral a cuatro días no solo se limitan a Islandia. En Nueva Zelanda el gigante de alimentos y cosméticos Unilever implementó en diciembre del 2020 este esquema de trabajo y España podría empezar un plan piloto con 200 empresas entre setiembre y diciembre.

EF analizó cómo se está aplicando la jornada de trabajo de cuatro días en países como Islandia, Nueva Zelanda y España, y de qué manera se podría, eventualmente, implementar en Costa Rica.

¿Qué es una semana laboral de cuatro días?

Es un esquema en el cual los trabajadores laboran cuatro días y descansen tres de manera consecutiva. Esto significa una disminución en las horas trabajadas, no un reacomodo en jornadas diarias más extensas. El pago al trabajador se mantiene pese al menor tiempo laboral.

¿Qué fue lo que hicieron los países analizados?

Islandia, el país de Europa con 368.000 habitantes, realizó dos experimentos con la participación de 2.500 trabajadores, es decir, poco más del 1% de la población activa de este territorio europeo.

El primer ensayo se llevó a cabo en la capital, Reykjavík, desde el 2015 (año en el que empezó el plan piloto coordinado en el 2014) hasta el 2019, mientras que el segundo experimento se efectuó del 2017 al 2021; según el análisis realizado por los investigadores del laboratorio británico Autonomy y de la Asociación Islandesa por una Democracia Sostenible (ALDA).

Producto de este ejercicio, los sindicatos negociaron nuevos patrones de trabajo, por lo que ahora el 86% de la fuerza laboral de Islandia ya labora menos horas por el mismo salario o pronto tendrá el derecho de hacerlo.

En Nueva Zelanda, el gigante de alimentos y cosméticos Unilever informó en diciembre del 2020 que implementaría -por un periodo de 12 meses que inició en el mes del anuncio- la jornada laboral de cuatro días, sin reducción en los sueldos de los colaboradores de la empresa.

Mientras que en España, en enero del 2020, la firma Software Delsol, que cuenta con casi 200 trabajadores, implantó el sistema de semana laboral de cuatro días, y ya lleva año y medio con este esquema.

Además, según el medio de comunicación The Guardian, a principios del 2021 el partido de izquierda Más País informó que el gobierno aceptó su propuesta para probar la idea de aplicar la jornada de cuatro días.

¿Cuáles fueron los resultados obtenidos?

En Islandia la productividad se mantuvo o mejoró en la mayoría de los centros de trabajo pese a que la semana laboral pasó de 40 a 35 o 36 horas. Además, muchos trabajadores manifestaron que después de laborar menos horas se sintieron mejor, con más energía y menos estresados.

En Nueva Zelanda aún no han concluido con el experimento, pero el objetivo de Unilever es medir el rendimiento en función de la producción, no del tiempo. Dependiendo de los resultados que obtenga, la compañía podría aplicar la semana de cuatro días para todos los empleados que tiene a nivel global.

En España se vieron resultados positivos en la empresa Software Delsol, debido a que notaron una reducción en el ausentismo, subió la productividad y los empleados aseguran estar más felices. Este es el mismo efecto que esperan obtener con el plan piloto general.

¿Se puede llegar a aplicar ese tipo de jornadas en Costa Rica?

De acuerdo con dos especialistas en derecho laboral, en el país sí se puede implementar las semanas laborales de cuatro días, sin embargo, hay aspectos a considerar como, por ejemplo, si la aplicación es en empresas del sector privado o en instituciones del sector público.

En el caso del sector privado no se requiere de una reforma legislativa para que las empresas, voluntariamente, implementen este esquema de trabajo siempre que ambas partes -empleador y empleado- estén de acuerdo, así lo mencionó Daniel Valverde, socio especialista en derecho laboral de la firma Ecija.

Esto debido a que las empresas privadas bajo el principio de autonomía de la voluntad pueden aplicar cambios a las relaciones laborales que beneficien a los empleados.

Así, las empresas están en la potestad de instaurar estas jornadas sin ningún problema, aseguró Juan José Carreras, especialista en derecho laboral de la firma Caoba Legal.

“Cualquier empresa privada tiene la posibilidad de decir ‘no vamos a trabajar 48 horas, vamos a trabajar 40 horas, vamos a trabajar cuatro días a la semana y vamos a pagar x salario (siempre que esté por encima del mínimo) y lo que queremos es que la gente cumpla con cierta productividad’. Está totalmente permitido siempre que se cumpla con estos límites”, comentó Carreras.

Sin embargo, las reglas en el sector público cambian. En este caso sí se necesitaría una norma habilitante que le permita a las instituciones estatales aplicar la reducción de jornada laboral sin que exista una rebaja salarial.

Por otro lado, el hecho de que un país trabaje muchas horas, no significa que tendrá una productividad alta.

Un claro ejemplo de esto es Costa Rica, ya que según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es uno de los países que labora muchas horas al año, pero tiene una productividad muy baja.

De acuerdo con estadísticas de la OCDE, en el 2019, Costa Rica tuvo un promedio anual de horas trabajadas de 2.060, siendo el tercer país miembro de la organización con el promedio más alto, solo superado por Colombia y México. Además, produjo $22 por hora trabajada, según cifras del organismo.

¿Cuál es el marco legal en Costa Rica respecto a las jornadas laborales?

El Código de Trabajo regula límites máximos (horas de trabajo diarias y semanales). Si la empresa privada se mueve dentro de esos márgenes, puede aplicar la jornada que mejor le convenga a su compañía.

En la corriente legislativa no hay proyectos de ley que pretendan instaurar lo acontecido en Islandia: trabajar menos días, menos horas e igual salario. Lo que existe, desde hace varios años, es una iniciativa que aspira, entre otras cosas, a permitir que los trabajadores laboren las mismas 48 horas semanales, pero en cuatro días; y el patrono no podrá modificar de forma unilateral una jornada ordinaria a una excepcional ampliada -laborar 12 horas al día durante cuatro días a la semana-.

Esa iniciativa se tramita bajo el expediente 21.182 y propone cambios importantes en las jornadas excepcionales mediante la reforma de cuatro artículos al Código de Trabajo.

Todos esos cambios al “tradicionalismo laboral” que tiene Costa Rica se mueven “bastante despacio”, según el socio de Ecija.

Mónica Cerdas

Mónica Cerdas

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduada de la carrera de Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.