Por: María Luisa Madrigal.   Hace 6 días
El Ministro de Hacienda, Rodrigo Chávez, puso en la palestra el levantamiento del secreto bancario en Costa Rica como una herramienta urgente y eficaz para combatir el fraude y la evasión fiscal. La propuesta no tuvo pocos opositores, quienes achacan que muchas empresas podrían dejar de invertir en Costa Rica al cambiar las condiciones. Shutterstock para EF.
El Ministro de Hacienda, Rodrigo Chávez, puso en la palestra el levantamiento del secreto bancario en Costa Rica como una herramienta urgente y eficaz para combatir el fraude y la evasión fiscal. La propuesta no tuvo pocos opositores, quienes achacan que muchas empresas podrían dejar de invertir en Costa Rica al cambiar las condiciones. Shutterstock para EF.

El Ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, puso en la palestra el levantamiento del secreto bancario en Costa Rica como una herramienta urgente para combatir el fraude y la evasión fiscal.

El tema es polémico en Costa Rica, pero Chaves defiende que es una política ejecutada a nivel mundial y que cada vez, más países eliminan la restricción. EF le explica qué es el secreto bancario y cómo se aplica en Costa Rica y el mundo en la actualidad.

¿Qué es el secreto bancario?

La Sala Constitucional definió en 2004 el secreto bancario como un deber de silencio que tienen los bancos, tanto públicos como privados, de la información y datos a que tienen acceso por parte de sus clientes con ocasión del ejercicio de su actividad, según apunta Adriana Sánchez, especialista en derecho tributario de Pignataro Abogados.

“[…] es la obligación impuesta a los bancos, sean públicos o privados, de no revelar a terceros los datos referentes a sus clientes que lleguen a su conocimiento como consecuencia de las relaciones jurídicas que los vinculan. Es un deber de silencio respecto de hechos vinculados a las personas con quienes las instituciones bancarias mantienen relaciones comerciales, así como una obligación profesional de no revelar informaciones y datos que lleguen a su conocimiento en virtud de la actividad a que están dedicados.” Voto 2004-14201, Sala Constitucional.

Sin embargo, desde el 2004 hasta la actualidad, esta definición ha cambiado, volviendo el secreto bancario en una acción más porosa y más sencilla de levantar.

Uno de los conceptos que debería cambiar es el término “secreto”, de acuerdo con Rafael González, socio de impuestos y legal de Grant Thornton. “Ya no lo hay desde hace mucho, desde el 2012”.

En ese año se introdujo una reforma con la aprobación de la Ley para el Cumplimiento del Estándar de Transparencia Fiscal (9068). Dejó de ser necesario para la Dirección General de Tributación (DGT) señalar la existencia de indicios sólidos de un hecho tributario ilícito para que un juez levantara el secreto bancario del contribuyente.

Antes Tributación debía pasar por un riguroso proceso para lograr levantar el secreto bancario, incluso llevando un proceso penal en curso, en los últimos años los trámites se volvieron más laxos.

¿Secreto bancario comercial?

En Costa Rica el secreto bancario se mantiene, al menos de manera más rígida, a nivel comercial. Es un concepto presente en el Código de Comercio (artículo 615), y atañe a la obligación de los bancos de mantener el sigilo de la información de cuentas corrientes.

Es un deber de estas empresas mantener como “confidencial”, los movimientos, cantidad de cuentas, saldos y otros, porque es información regulada en diversas normas que imponen esta confidencialidad, según explica Fabio Salas, socio de impuestos y legal de Deloitte.

Además del Código de Comercio, la Ley Orgánica del Banco Central de Costa Rica (BCCR) en el artículo 132 impone una prohibición de divulgar la información financiera que los bancos incluyen en sus reportes, es decir los funcionarios de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), no pueden revelar los datos.

¿Cuáles son los requisitos actuales para levantar el secreto?

Actualmente, hay situaciones en los que la administración tributaria puede pedirle a un juez levantar el secreto para acceder al detalle de las cuentas, pero siempre, bajo el supuesto de una fiscalización tributaria.

Los artículos 106 bis y 106 ter del Código de Normas y Procedimientos Tributarios (4755) establecen el paso a paso a cumplir, por parte de la DGT, para levantar el secreto bancario. En la práctica el proceso es el siguiente:

El director de Tributación debe generar la solicitud donde se incluya la identidad de la persona que se está investigando y datos generales del contribuyente, el periodo de la investigación y la información específica que requiere. Si esta información está dentro del secreto bancario, el juez resuelve y ordena el levantamiento de la confidencialidad. Entonces, se lo comunica a las entidades financieras que quedan obligadas a entregar la información. A partir de la notificación, hay un plazo de 10 días hábiles para la entrega.

¿A quiénes aplica?

El secreto bancario y su levantamiento aplica para todos los clientes de los bancos y entidades financieras, tanto personas físicas como empresas.

¿Existen limitaciones?

El hecho de que la DGT pida la autorización es ya un mecanismo de garantía al contribuyente, de acuerdo con González. En el momento en el que un juez interviene para dar permiso, se garantiza que el acceso no es irrestricto.

Otra limitación es sobre el uso de esa información. Una vez que los bancos den a la DGT los datos solicitados, el contenido es completamente confidencial. Es decir, no puede ser pública de ninguna manera, y Hacienda no podría divulgarla.

¿Entonces, qué es abrir el secreto bancario?

Aún no hay detalles de la propuesta actual de Hacienda, sin embargo, una apertura mayor a las normas actuales supondría que la DGT tenga acceso a la información financiera de forma directa, sin pasar por un juez, posiblemente a través de una solicitud directa con el banco.

Esto podría significar que Tributación podría auditar a una persona o institución después de conocer la información financiera, a partir de la sospecha de los movimientos de las cuentas bancarias y otros comportamientos financieros.

Para el Ministro de Hacienda, la apertura del secreto bancario en Costa Rica más allá de lo que se realiza hoy es un tema que causa un debate entendiblemente, sin embargo, es algo que ya “ha desaparecido en la mayoría de los países con los que Costa Rica se puede comparar
Para el Ministro de Hacienda, la apertura del secreto bancario en Costa Rica más allá de lo que se realiza hoy es un tema que causa un debate entendiblemente, sin embargo, es algo que ya “ha desaparecido en la mayoría de los países con los que Costa Rica se puede comparar". Foto: Jorge Navarro
¿Cómo funciona a nivel internacional?

En términos generales no es la definición de secreto bancario lo que cambia en los distintos países, sino las causas o situaciones que justifican su levantamiento, detalló Sánchez.

Mientras existen países con regulaciones más estrictas que las de Costa Rica hay otros con procedimientos aún más simples. Lo cierto es que a nivel mundial hay una migración hacia conceptos con mayor transparencia.

Por ejemplo, países como Suiza que hasta hace poco tiempo prácticamente impedían el acceso a cualquier información bancaria, hoy tienen políticas más irrestrictas.

En 2009 el G20 declaró “el final de la era del secreto bancario”, mientras que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) instauró en el mismo año el Foro Mundial sobre Transparencia e Intercambio de Información con Fines Fiscales en el que participan 160 países, entre ellos, Costa Rica.

Para el Ministro de Hacienda, la apertura del secreto bancario en Costa Rica más allá de lo que se realiza hoy es un tema que causa un debate entendiblemente, sin embargo, es algo que ya “ha desaparecido en la mayoría de los países con los que Costa Rica se puede comparar".

“Todos los ciudadanos responsables del mundo quieren reducir informalidad, combatir el narcotráfico y si la mayoría de los ingresos están en el sector bancario, (no tener acceso) es poner una cortina”, declaró.

¿Es peligroso?

Si Tributación tiene acceso irrestricto a la información financiera, la custodia de esa información podría ser peligrosa. Los datos financieros están incluidos dentro de datos sensibles, ya que un mal manejo de esta información puede caer en manos del crimen organizado o redes de estafas, por ejemplo. Además, podría llevar a conclusiones erróneas, de acuerdo con Salas.

Otro problema podría ser que la persona tenga que probar de donde viene el dinero que se mueve en su cuenta, sin estar siendo investigado formalmente.

“Se invierte la lógica, no se busca la cuenta bancaria para corroborar un comportamiento, sino que de la cuenta bancaria se empieza a generar la sospecha. Es ver si puedo ser cuestionado con base en algún indicio por el comportamiento de mi cuenta”, explicó Salas.

¿Regulaciones y sanciones?

Para que el levantamiento del secreto bancario funcione de forma más irrestricta en el país se debe formar un marco de ley y poner salvaguardas y castigos para quien utilice la información de manera ilegal, de acuerdo con Chaves.

“El levantamiento del secreto bancario para efectos tributarios no es que se va a levantar el teléfono y preguntar al banco sobre 'x' tema, hay protocolos que seguir”, explicó.

Desde 1995 la Ley de Justicia Tributaria (7535) estableció la pena de cárcel para la evasión tributaria. También hay sanciones para el funcionario que comparta información protegida. Sumado a esto el artículo 203 Código Penal establece como delito la divulgación de información confidencial.