Por: Manuel Avendaño Arce.   17 diciembre, 2019
Álvaro Sáenz, presidente de Uccaep (centro) ofrece un balance del 2019 para el sector empresarial. Fotografía: Manuel Avendaño A.
Álvaro Sáenz, presidente de Uccaep (centro) ofrece un balance del 2019 para el sector empresarial. Fotografía: Manuel Avendaño A.

Los empresarios privados apuntarán todas sus baterías durante el 2020 a apoyar el proceso de discusión encaminado a reformar el empleo público en Costa Rica.

“Este será el proyecto estrella en el que enfocaremos nuestros esfuerzos el próximo año”, aseguró Álvaro Sáenz, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), en conferencia de prensa, la mañana de este martes.

El Gobierno presentó el 8 de abril el proyecto de Ley Marco para el Empleo Público (21.336) que inició su camino en la Asamblea Legislativa, pero no llenó las expectativas de los diputados, quienes pidieron suspender las discusiones hasta que el Ejecutivo haga cambios y presente un nuevo texto sustitutivo.

Los legisladores de la Comisión de Gobierno y Administración detuvieron el proceso de audiencias y las sesiones para abordar el proyecto del Gobierno porque consideran que se deben incluir aclaraciones en cinco temas específicos, que son: cómo se eliminarán las desigualdades salariales, cómo se ordenará el empleo público (sus diferentes regímenes y subregímenes), cómo se centralizarán los controles bajo un ente rector, cómo se ejecutarán las evaluaciones de desempeño y cómo se aplicará el salario único.

Los legisladores esperan que el Ejecutivo envíe el texto sustitutivo en diciembre para que se retome la discusión con el inicio de las sesiones extraordinarias que se extenderán entre el 1.° de diciembre y el próximo 30 de abril.

Sáenz señaló que ya revisaron un borrador presentado por el Gobierno y esperan que el nuevo texto permita mejorar la eficiencia de los trabajadores del Estado y contener el crecimiento del gasto público en salarios.

El sector productivo nacional espera un 2020 más optimista con mejores condiciones de acceso a crédito y tasas más favorables como resultado de las acciones implementadas por el Banco Central de Costa Rica (BCCR), como la reducción de encaje mínimo legal y la baja en la Tasa de Política Monetaria (TPM).

También confían en que el crecimiento en la actividad económica del país, que suma cinco meses medido por el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), continúe su tendencia positiva el próximo año para dinamizar el consumo y la producción nacional.

Un 2019 difícil

El 2019 fue un año marcado por la desaceleración económica, el aumento en la desconfianza de los consumidores y empresarios, huelgas e incertidumbre por la implementación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (9.635).

La encuesta Pulso Empresarial para el IV trimestre del 2019 reveló una caída en el Índice Empresarial de Confianza (IEC) que pasó de 5,3 puntos a 5,1 puntos, su nivel más bajo del año y de la última década.

El sector productivo reportó que el exceso de trámites (25%), las altas tasas de interés (17%) y la inestabilidad marcoeconómica (16%), son los principales factores que obstruyeron el crecimiento durante el año.

La medición también registró una caída del 28% en la percepción de los empresarios sobre si su actividad estuvo mejor entre julio y setiembre del 2019, con respecto a un año antes.

Seis de cada diez compañías reportaron que hacen subcontratación de servicios, de los cuales el 21% corresponde a seguridad, 18% a informática, 13% a limpieza y 13% a legal.

Como parte del balance positivo del sector para el cierre del año, destacaron la aprobación de las leyes de teletrabajo y educación dual que deben avanzar en sus procesos de implementación.

De acuerdo con Sáenz, las medidas para limipar los récords crediticios de 63.000 personas, quienes podrán acceder nuevamente a crédito, permitirán inyectar recursos para dinamizar la economía.

Uccaep reafirmó la importancia de mantener la aplicación de la regla fiscal para todas las instituciones y evitar episodios como el acuerdo entre la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Gobierno, de pasado 12 de agosto; o las negociaciones con las universidades públicas por los ajustes en el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES).

Nota del redactor: esta noticia fue modificada posterior a su publicación.