Por: Manuel Avendaño Arce.   18 mayo
Inauguración de la terminal portuaría de APM Termináles (Imagen con fines ilustrativos). Fotografía: José Cordero.
Inauguración de la terminal portuaría de APM Termináles (Imagen con fines ilustrativos). Fotografía: José Cordero.

El Gobierno informó la tarde de este sábado de que el centro de monitoreo de imágenes para identificar drogas, armas y otras sustancias ilícitas en las cargas de los contenedores no forma parte de los compromisos que adquirió el Estado en el contrato de concesión con la empresa APM Terminals, que opera la Terminal de Contenedores de Moín (TCM).

La respuesta del Ejecutivo llega un día después de que APM Terminals divulgara que las autoridades holandesas reportaron el ingreso de un contenedor procedente del megapuerto de Moín, que contenía una carga de 1,6 toneladas de cocaína.

La carga de droga arribó a un puerto de Rotterdam en un contenedor que llevaba banano.

La concesionaria indicó, por medio de un comunicado, que la TCM cuenta con un escáner especial listo para ser operado, pero que no está en funcionamiento porque el Gobierno de Costa Rica todavía no concluye el centro de monitoreo necesario para revisar las imágenes.

Sin embargo, en un comunicado conjunto entre los ministerios de Hacienda, Comercio Exterior (Comex) y Agricultura y Ganadería (MAG), titulado “Centro de monitoreo de imágenes no forma parte de compromisos del Gobierno con APM Terminals”, el Gobierno rechazó que dicho centro sea una obligación adquirida dentro del contrato.

“(El centro de monitoreo de imágenes) se promueve como una herramienta que apoya los controles interinstitucionales para cumplir de manera mejorada la labor de gestión de riesgo que realizan las autoridades competentes. Además, el servicio es planteado como complementario en el Contrato de Concesión con APM. Significa que en este momento es voluntario y debe ser solicitado y cancelado por el exportador a APM”, indicó el Ejecutivo en el comunicado.

“Estamos listos para que nuestro escáner esté al servicio del país desde el día en que inauguramos la terminal. Pese a que tenemos todos los permisos y la tecnología disponible, por el momento el escáner no se encuentra operativo, pues todavía no se ha concretado el centro de monitoreo desde donde las autoridades gubernamentales analizarán las imágenes”, detalló Kenneth Waugh, director general de APM Terminals.

El escáner instalado en la terminal de contenedores tiene un precio de $2,6 millones, es el único de su tipo en Latinoamérica y utiliza algoritmos digitales para detectar productos o sustancias irregulares como armas, drogas, dinero, material radioactivo o plagas dentro de los contenedores.

Versiones

Mientras APM Terminals asegura que no puede operar el escáner de contenedores por el atraso del Gobierno, desde el Ejecutivo señalan que la empresa puede ofrecer estos servicios contra pedido de los exportadores y que el centro de monitoreo no es un compromiso establecido en la concesión del puerto.

El proyecto conocido como Centro de Inspección Remoto (CIR) arrancará en junio de este año, según detalló el Gobierno. La iniciativa ya cuenta con personal asignado para su operación, pero actualmente estos funcionarios están en la etapa de capacitación, mientras se concluyen los procesos de desarrollo de sistemas informáticos y los protocolos operativos interinstitucionales.

Aunque en sus inicios el centro de monitoreo de imágenes se trabajó entre Comex y el MAG, la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, aprobada en diciembre del 2018, trasladó al Ministerio de Hacienda la coordinación del proyecto.

“Las autoridades de Gobierno están en la mejor disposición de coordinar con APM para adelantar el trabajo de monitoreo desde la TCM”, indicó el Gobierno en su comunicado.

APM Terminals detalló que cuentan con la capacidad para escanear toda la carga que transita por la TCM, pero que se encuentran a la espera de que las autoridades de Gobierno cumplan con la instalación del centro de análisis de imágenes y con la coordinación de protocolos entre la Fuerza Pública, el Servicio Nacional de Aduanas y el Servicio Fitosanitario del Estado.

Las autoridades policiales holandesas abrieron una investigación por el ingreso de la carga de droga y APM Terminals facilitó la información sobre el contenedor que incluye los datos del conductor, el nombre del exportador y la naviera que lo transportó por vía marítima.