Por: Laura Ávila, Manuel Avendaño Arce.   5 marzo
23/05/2018. Casa Presidencial. El presidente de la República Carlos Alvarado presenta al nuevo presidente ejecutivo de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo de la Vertiente Atlántica (JAPDEVA) Greivin Villegas Ruíz. Fotografía: Marcela Bertozzi.
23/05/2018. Casa Presidencial. El presidente de la República Carlos Alvarado presenta al nuevo presidente ejecutivo de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo de la Vertiente Atlántica (JAPDEVA) Greivin Villegas Ruíz. Fotografía: Marcela Bertozzi.

Greivin Villegas, presidente ejecutivo de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva), aseguró que “desobedecerá” una directriz emitida por Rodolfo Méndez, ministro de Obras Públicas y Transportes, en la que se establecen lineamientos sobre la programación y el tipo de buques que puede atender el nuevo megapuerto de Moín.

Villegas, quien participó en los actos inaugurales de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), el pasado jueves 28 de febrero, fustigó un oficio administrativo emitido por el ministro Méndez. En ese escrito el Gobierno emitió criterios sobre el uso del canal del acceso, la programación y el tipo de buques que puede atender el nuevo puerto.

El jerarca de Japdeva consideró que la directriz enviada por el Ministro del MOPT era “ilegítima” y “lesiona la autonomía” de la entidad estatal descentralizada. Así lo hizo saber en una respuesta escrita remitida al despacho de Méndez Mata, el lunes 4 de marzo.

En conferencia de prensa la tarde de este martes, después del Consejo de Gobierno, Nancy Marín, ministra de Comunicación, aseguró que desconoce si existió un llamado de atención a Villegas por parte del presidente de la República, Carlos Alvarado.

Rodolfo Piza, ministro de la Presidencia, recalcó la tarde de este martes que el MOPT es el ente rector del transporte público en el país en cualquier modalidad, incluida la portuaria, por lo que Japdeva debe acatar las resoluciones administrativas de esta cartera del Ejecutivo.

Enfrentamiento escrito

En una misiva que Villegas envió al ministro de Transportes, alegó que le preocupa la “interpretación unilateral del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) sobre el uso del canal del acceso y el tipo de barcos de carga que puede atender la TCM”.

El jerarca indicó que esta directriz “no es conforme con el ordenamiento jurídico”.

Dentro de la carta indicó varias “preocupaciones”, en una de ellas afirma que el Gobierno obligó a Dole y Chiquita Brands a trasladar sus operaciones a APM Terminals.

Situación que llevó a estas compañías a reducir personal. Chiquita Brands despidió 175 empleados esta semana y Dole cesó a 240 trabajadores a finales de enero.

Las dos empresas explicaron que los recortes de planilla se deben a que la TCM asumió las funciones de atención de contenedores como parte de los servicios que brinda.

La noticia de los ceses comenzó a circular el domingo 3 de marzo cuando se reveló un comunicado interno de la empresa de capital brasileño en redes sociales.

Otro de los señalamientos que Villegas hizo es que el contrato de concesión define que la TCM solo puede atender portacontenedores de tipo fully cellular.

En la misiva consta que entre el periodo comprendido entre el 19 de febrero y el 19 de marzo de este año, la TCM operó sin conocer de antemano los buques que debían atender.

La programación semanal le corresponde a Japdeva, ya que esta institución opera como administradora portuaria, según Villegas. Situación que va en contra del Reglamento de Operaciones de la entidad.

Peligroso futuro

Sobre este escenario, el jerarca de Japdeva calificó la instrucción del MOPT como “ilegítima”, para él, la decisión de la cartera “genera daños de imposible o difícil reparación, incluso irreversibles”.

En la carta Villegas cuestionó las competencias de la cartera la entidad descentralizada y alegó que el MOPT debe coordinar con Japdeva, pero no brindar órdenes o instrucciones.

Además, indicó que la institución podría experimentar una quiebra técnica para abril de este año, momento en el que según Villegas, la entidad no tendría capacidad para continuar brindando los servicios portuarios, el pago de salarios, cargas sociales y otras obligaciones.

También apuntó que ante el escenario propuesto por el MOPT, Japdeva desobedecería la instrucción que giró días atrás.

Según el oficio, Villegas estaría amparado en el artículo 3 de la Ley 8.422; los artículos 1 y 6 de la Ley Orgánica de Japdeva; así como distintas normas contempladas en la Ley Orgánica de Japdeva y la Ley General de la Administración Pública.