Por: Manuel Avendaño A..  17 mayo
08/05/2018. Fachada del Museo Nacional, Plaza de la Democracia. Traspaso de Poderes 2018. Fotografía: Melissa Fernández.
08/05/2018. Fachada del Museo Nacional, Plaza de la Democracia. Traspaso de Poderes 2018. Fotografía: Melissa Fernández.

El gobierno de Carlos Alvarado prepara un paquete de acciones para contener el crecimiento del gasto público. Entre las iniciativas destaca limitar los aumentos en los salarios del sector público y reducir el porcentaje de plazas vacantes que se podrán llenar en las instituciones.

Esta es una de las razones por las cuales Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, permanece en silencio y lejos de los medios de comunicación desde el pasado 26 de abril, fecha en la cual fue presentado el gabinete del nuevo Gobierno.

Aguilar trabaja en la elaboración de un paquete de acciones para contener y recortar el gasto público, se trata de directrices, decretos y eventuales proyectos de ley. Así lo explicó Rodolfo Piza, ministro de la Presidencia, en entrevista con EF, la mañana de este jueves 17 de mayo.

Aunque el Ministro no quiso entrar en detalles sobre las acciones que tomará el Gobierno para contener y recortar el gasto público, sí aceptó que algunas están establecidas en el acuerdo que firmó con Carlos Alvarado previo a la segunda ronda electoral.

También aseguró que Rocío Aguilar presentará las propuestas antes de que se cumpla el primer mes de Gobierno, es decir, antes del próximo 8 de junio.

Piza aceptó que se valoran acciones como poner tope al crecimiento de los salarios del sector público y reafirmó las intenciones de Carlos Alvarado de modificar la directriz de Luis Guillermo Solís para llenar las plazas vacantes de las instituciones del Estado.

En julio del 2014, Solís había ordenado que solo se pudieran llenar el 15% de los puestos vacantes en las instituciones públicas. El 85% restante no se podían ocupar, ni siquiera de forma interina.

Antes de dejar el gobierno, el expresidente cambió la directriz para permitir que las instituciones llenen sus plazas vacantes en un 50%.

El Gobierno evalúa el cambio que hará a esta directriz. Sin embargo, el acuerdo suscrito entre Piza y Alvarado ofrece algunas luces sobre propuestas que podrían cobrar forma en el paquete de acciones que prepara el Ministerio de Hacienda para contener el gasto público.

Las ideas del acuerdo

El pasado 8 de marzo, antes de la segunda ronda electoral, Carlos Alvarado, entonces candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC) y Rodolfo Piza, excandidato del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), sellaron un acuerdo para un "gobierno nacional".

Este documento recoge una serie de propuestas para buscar la estabilidad económica y fiscal del país.

En el apartado de iniciativas para contener y recortar el crecimiento del gasto, destacan algunas ideas que podrían aparecer en el paquete que elabora el Gobierno, según confirmó Piza a EF.

El Ministro aseguró que un grupo de acciones son medidas de austeridad que el Gobierno quiere adoptar para dar una señal de compromiso de ahorro frente a la situación fiscal del país, aunque su impacto para reducir el déficit financiero será mínimo e imperceptible.

Se trata de señales que las fracciones legislativas pidieron al Gobierno para continuar con el proceso de aprobación de la reforma fiscal en la Asamblea Legislativa, así lo reconoció Piza.

El otro grupo de acciones sí tendrá un efecto directo para reducir el déficit fiscal, por eso el Ministerio de Hacienda trabaja en las estimaciones para establecer el nivel de ahorro que generarán como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB).

Estos son algunos puntos del acuerdo Piza-Alvarado que podrían ser parte del paquete de acciones del Gobierno:

- Impulsar el proyecto de ley para el control de los destinos específicos.

- El total de plazas en sector público no podrán crecer más del 1% anual hasta el 2020 y el 1,55% anual para 2021 y 2022.

- Las plazas del Gobierno Central no podrán crecer más que esa misma proporción. Revisar detalladamente la situación de plazas vacantes y la conveniencia de realizar traslados horizontales.

- Respetar derechos adquiridos de los empleados públicos, pero oponerse a nuevos pluses salariales, privilegios y beneficios insostenibles, así como racionalizar los existentes para nuevos ingresos.

- No renegociar convenciones colectivas que impliquen aumentar gasto público.

- Apoyar las propuestas para poner límite a los salarios de lujo en el sector público (Expediente N° 19.156), e impulsar límites máximos a las anualidades (no deberían pasar del 2,5% anual).

- Introducir mecanismos de evaluación del desempeño de la función pública y certificación externa de la calidad de los servicios institucionales para incrementar la eficiencia y eficacia de las entidades públicas.

- Proponer, además, un sistema de regulación del empleo público que cubra a todos los funcionarios como principio de equidad y justicia en la función pública que se aplicaría a los nuevos trabajadores y para la racionalidad del gasto público.