Por: Laura Ávila.   23 agosto
“Lamentablemente tenemos una diferencia de criterio, muy arraigada con don Gustavo Viales en un artículo específico, estamos de acuerdo en el resto de los temas con él, pero en ese tema en particular hemos hecho un esfuerzo por conversar largo y tendido con él y mantiene una posición muy férrea al respecto”, aseguró Benavides. Fotos de Diana Méndez
“Lamentablemente tenemos una diferencia de criterio, muy arraigada con don Gustavo Viales en un artículo específico, estamos de acuerdo en el resto de los temas con él, pero en ese tema en particular hemos hecho un esfuerzo por conversar largo y tendido con él y mantiene una posición muy férrea al respecto”, aseguró Benavides. Fotos de Diana Méndez

Desde el miércoles 22 de agosto, Gustavo Viales ha estado en el corazón de la polémica que rodea el tránsito de la reforma fiscal por la Asamblea Legislativa. Tras horas de drama, reuniones y diálogo, el legislador verdiblanco se aferra hoy a su posición.

El liberacionista rompió filas y se alió a Eduardo Cruickshank, y Carlos Avendaño del Partido Restauración Nacional (PRN); Walter Muñoz del Partido Integración Nacional (PIN), José María Villalta del Partido Frente Amplio (FA) para exonerar del cobro del IVA a la canasta básica.

La decisión de Viales tomó por sorpresa a la agrupación verdiblanca, según confirmó a EF Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción.

“Lamentablemente tenemos una diferencia de criterio, muy arraigada con don Gustavo Viales en un artículo específico, estamos de acuerdo en el resto de los temas con él, pero en ese tema en particular hemos hecho un esfuerzo por conversar largo y tendido con él y mantiene una posición muy férrea al respecto”, aseguró Benavides.

EF conversó con Gustavo Viales, diputado liberacionista, sobre la decisión que rompe la línea partidaria.

¿Por qué votó a favor de la exención de la canasta básica?

Nosotros le solicitamos al Ministerio de Hacienda un mecanismo de devolución en el tema del Impuesto del Valor Agregado (IVA) y no se cumplió y no plantearon alguna posibilidad en que se le pueda devolver al sector más vulnerable y en ese sentido yo tomé la decisión. Lo comunicamos en la fracción y había un mecanismo de hacerlo en la Comisión o en el Plenario y entonces decidí hacerlo en Comisión.

¿Rompió usted la línea de la fracción? ¿Fue una decisión personal?

Fue una decisión personal, como pueden existir muchas. Ustedes entenderán que en un texto con tantos artículos es imposible que existan consensos y por eso hay diferentes mociones y un proyecto tan complicado como esto tiene diferentes matices.

¿Continuará usted con esa línea de pensamiento saliéndose de la fracción?

Sí.

La reforma ya tenía un rendimiento que la OCDE ya había calificado de insuficiente ¿Cuál es la propuesta para recuperar estos ¢65.000 millones que se van a dejar de percibir por año?

La propuesta fue insuficiente desde que se presentó (...) la propuesta desde que se inició fue insuficiente, se incluyeron mecanismos que no estaban incluidos como la administración tributaria recauda ¢220.000 millones, hay otras propuestas presentadas.

Nosotros lo indicamos el impuesto a los premios de la lotería, el impuesto a la cerveza que me parece que pueden tener un margen de recaudación, indistintamente a eso, el Gobierno también se comprometió a hacer un recorte al gasto público que puede adicionar la meta de recaudación que necesita de acuerdo a los parámetros de la OCDE".

Si la propuesta ya era insuficiente ¿Por qué drenarle ¢65.000 millones más? ¿Tiene un plan de contingencia? ¿Cómo piensa recaudar ese dinero?

Vamos a ver, cuando construimos el texto sustitutivo, esa fue la advertencia que nosotros hicimos. Nosotros siempre mantuvimos que la canasta básica debía dársele algún mecanismo de devolución para los sectores más vulnerables, existe un 80% que lo puede pagar y un 20% va a verse muy afectado y ahí debía haber un mecanismo.

“Nosotros lo advertimos, no lo incluyeron y por eso se está tomando la decisión. Hay que recordar que este proyecto no queda así, en el Plenario puede verse modificado y en relación a eso, puede haber alguna forma de cambiarlo”.

¿No hay un plan de contingencia? ¿Un proyecto de ley que usted haya presentado para tapar ese hueco que va a quedar?

Nosotros como fracción hemos presentado algunas herramientas en renta y el impuesto a las loterías que pueden ayudar a recaudar más recursos, además de las ganancias de capital que incluimos, las normas de subcapitalización, son herramientas valiosas que ayudan en el tema de renta también.

¿Va a dejar en manos del Poder Ejecutivo rellenar estos ¢65.000 millones que se van a dejar de recaudar?

No, vamos revisar las mociones que están pendientes todavía falta una cantidad de mociones que puede ayudar en el tema de renta, nosotros tenemos una posición firme.

¿Cuánto recaudarían esas mociones de renta?

El tema de la recaudación ustedes entenderán que lo maneja el Ministerio de Hacienda.

Entonces ¿usted no tienen contabilizado el impacto de esas mociones?

Lo que dice Hacienda es que el proyecto puede recaudar cerca de 1,6% del Producto Interno Bruto (PIB).

Pero ¿Sus mociones de renta? ¿Cuánto recaudarían?

No, todo unido porque recordá que nosotros construimos un texto con ellos. Todo unido es lo que se podría recaudar, lo que no se incluyeron modificaciones de forma eso es lo que estamos metiendo.

La bancada ha sido muy insistente en que quieren una reforma sustantiva para que no se tenga que presentar una nueva reforma en dos años...

Absolutamente

¿Seguirá manteniendo su posición?

Sí.