Por: AFP .   21 noviembre
Según una encuesta del instituto Ipsos —publicada el martes—, 16% de los italianos afirman que rechazarán la vacuna que estará disponible en 2021, y 42% esperarán para vacunarse midiendo primero su eficacia. Fotografía: Filippo Monteforte / AFP.
Según una encuesta del instituto Ipsos —publicada el martes—, 16% de los italianos afirman que rechazarán la vacuna que estará disponible en 2021, y 42% esperarán para vacunarse midiendo primero su eficacia. Fotografía: Filippo Monteforte / AFP.

Italia iniciará a finales de enero una “campaña de vacunación sin precedentes” comenzando por los grupos de población más expuestos a la COVID-19, anunció este sábado el ministro italiano de Sanidad, Roberto Speranza.

La campaña "tendrá lugar hacia finales de enero, cuando esperamos poder recibir las primeras dosis destinadas a las categorías más expuestas", declaró el ministro en el congreso de farmacéuticos italianos.

Esta "campaña de vacunación sin precedentes exigirá una movilización extraordinaria de todas las fuerzas presentes", estimó.

Mientras que el movimiento contra la vacunación cuenta con numerosos seguidores en Italia, el ministro recordó que "las vacunas han representado un importante salto hacia adelante en la historia de la humanidad".

El viernes, el comité técnico-científico, organismo público encargado de asesorar al gobierno en su política de lucha contra la pandemia, recordó que “la presencia de la agencia italiana de medicamentos y de las agencias reguladoras internacionales nos da garantía sobre la seguridad de las vacunas”.

Según una encuesta del instituto Ipsos para el canal de televisión La7 —publicada el martes—, 16% de los italianos encuestados afirman que rechazarán la vacuna que estará disponible en 2021, y 42% esperarán para vacunarse midiendo primero su eficacia.

Solo un tercio de ellos respondió que lo harán “sin ninguna duda en cuanto esté disponible”. Además, 58% considera que no habrá suficientes dosis para todos.

Italia, el primer país europeo duramente golpeado por la primera ola de la COVID-19, registró hasta ahora al menos 1,34 millones de casos, de los cuales más de 48.000 resultaron mortales.

En la actualidad, la península está dividida en diferentes zonas en función de los riesgos de la pandemia, que van del rojo al amarillo, pasando por el naranja.

Todo el país debe respetar un toque de queda activo entre las 22:00 y las 05:00 horas.