Por: Francisco Ruiz León.   21 abril
La principal tarea pendiente de Japdeva es retomar el proceso de transformación, según Andrea Centeno, presidenta ejecutiva de la institución. (Fotografía: cortesía Japdeva)
La principal tarea pendiente de Japdeva es retomar el proceso de transformación, según Andrea Centeno, presidenta ejecutiva de la institución. (Fotografía: cortesía Japdeva)

La Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) dio a conocer este miércoles que recuperó los fondos de las cuentas congeladas tras una acción legal del Sindicato de la institución (Sintrajap) que culminó en un embargo.

La decisión de liberar los fondos provino del Juzgado de Trabajo de Limón, tras casi un año de embargo en el que se agravó la situación financiera de la institución.

Según informó Japdeva mediante un comunicado, el ente recuperó un total de ¢5.383 millones, monto con el que espera retomar el proceso de transformación que se vio truncado por la falta de recursos.

“Con estos fondos seremos capaces de retomar la transformación. Tenemos que hacer acciones diferentes, que adaptarlo, pues el año que transcurrió nos generó una crisis mayor a nuestras finanzas”, manifestó Andrea Centeno, presidenta ejecutiva de Japdeva.

Dentro de las acciones inmediatas que retomará la Junta será el proceso de reducción adicional de planilla y evaluar la posibilidad de hacer la primera contratación de servicios tercerizados, como parte de la ruta de restructuración encomendada a Centeno cuando asumió el cargo, en marzo del 2019.

No obstante, Centeno recalcó que la entrada de estos recursos no significa una solución definitiva a las condiciones de Japdeva, pero afirmó que son “esenciales”.

El proceso de transformación de Japdeva inició en octubre del 2019, pero se detuvo en mayo del 2020 cuando se concretó el embargo a las cuentas de la institución.