Por: María Luisa Madrigal.   8 junio

Tras la reactivación del trámite de la reforma fiscal, los diputados acordaron realizar una vía más lenta que la que inicialmente convenida por los diputados de la legislatura anterior.

En este nuevo proceso, la etapa de discusión de las mociones de fondo será más extensa. Además, se deberán realizar consultas con distintas instituciones, después de que la presidencia de la Asamblea, publique el texto. Parte de estos cambios, fueron exigidos por el Partido Liberación Nacional (PLN).

El ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, y el jefe de la fracción liberacionista, Carlos Ricardo Benavides, en conferencia. Foto: Albert Marín.
El ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, y el jefe de la fracción liberacionista, Carlos Ricardo Benavides, en conferencia. Foto: Albert Marín.

El nuevo acuerdo, fue votado con el apoyo de todas las fracciones. Durante la votación 52 de los 53 diputados presentes le dieron el sí. Solo el diputado independiente y antiguo miembro del Partido Integración Nacional (PIN), Erick Rodríguez, se opuso.

El hacer pasar la reforma fiscal por un proceso un poco más largo, responde al deseo manifiesto de los diputados actuales por enmendar el texto que ya suma años en la corriente legislativa.

Más tiempo, más mociones

Tras aplicar el artículo 137 del reglamento legislativo – que otorga la posibilidad de presentar mociones de fondo en dos momentos distintos–, los diputados abrieron un espacio con el fin de meter mano en el texto. A pesar de esta dilación en el trámite de "vía rápida", el proceso es más expedito de lo que pudo haber sido en caso de aplicarse otro camino como retornar a la comisión.

Parte de la reforma al 208 bis, plantea que se dará un día para realizar exclusivamente mociones de fondo. Posteriormente, después de analizadas y vistas, se dará otro día, nuevamente para mociones. A estas, se les debe sumar el trámite que cada una, debe llevar en comisión.

Tras la presentación de las mociones, la presidenta de la Asamblea debe ordenar los cambios presentados. Para esto, puede tomarse varios días y se repetirá durante ambas fechas de entrega de mociones.

En los últimos meses en los que la anterior Asamblea Legislativa trató la reforma, los diputados presentaron más de 1.500 mociones de fondo.

La nueva comisión especial de dictaminar el expediente N°20.580, está integrada por el diputado Pedro Muñoz del PUSC, Eduardo Cruickshank y Carlos Avendaño de Restauración Nacional, Silvia Hernández, Yorleny León y Gustavo Viales del PLN, Walter Muñoz de Integración Nacional, Welmer Ramos del PAC y José María Villalta del Frente Amplio. Ramos, será el presidente de la misma y Muñoz el secretario.

Publicación y consultas

Otro de los cambios que trae el nuevo trámite, es la necesidad de publicar en la Gaceta el texto de la reforma. La presidencia legislativa, está en la obligación de enviar el documento para que sea dado a conocer de manera oficial y se proceda al período de consultas.

Las instituciones que deberán ser consultadas, son aquellas que podrían verse afectadas, de alguna manera, con el proceso. Por ejemplo, el Poder Judicial y algunas instituciones autónomas.

Además, serán citados al Congreso, el ministro de Trabajo, la contralora general de la República y por segunda ocasión, la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar.

La ministra de hacienda Rocio Aguilar presenta ante los diputados las medidas para el recorte del gasto público y contener el crecimiento del deficit fiscal. Fotografía José Cordero
La ministra de hacienda Rocio Aguilar presenta ante los diputados las medidas para el recorte del gasto público y contener el crecimiento del deficit fiscal. Fotografía José Cordero

Estas audiencias, se realizarán antes del período de mociones.

La realización de al menos estas tres audiencias son esenciales según Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción del PLN. Esto responde a que las estimaciones de reducción del déficit hechas por la Ministra de Hacienda, no son suficientes si no están fundamentadas en datos duros, según el liberacionista.

Tras los informes de las mociones, deberán ser reiterados los cambios de fondo que se rechacen en comisión. A partir de ese momento, continúa el proceso de la vía rápida normal.

Algunos de los temas que podrían ser recurrentes en las mociones, son los relacionados con la aplicación del Impuesto al Valor Agregado a los servicios de medicina privada, canasta básica y la educación.

Después de los 100 días

La aprobación del Proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas , antes de los primeros 100 días del Gobierno, que se cumplirían en agosto, es una promesa que camina en cuerda floja.

La implementación del nuevo trámite, pone como fecha estimada, setiembre, para votar en segundo debate la reforma tributaria.

El atraso en la aprobación de la reforma, sumado a la alta deuda pública que mantiene el país y el déficit fiscal existente, ponen en riesgo la calificación de riesgo de la deuda de Costa Rica a nivel mundial. Un recorte podría verse reflejado en un incremento en las tasas de interés del financiamiento que el país busque en los mercados internacionales.

La propuesta de los dos días de mociones, es absolutamente razonable, dado que desde antes del 1.° de mayo, los diputados habían manifestado el interés en tener derecho a enmienda, según Benavides.

Los diputados del PLN se reunieron con el Presidente Carlos Alvarado, en la primera semana en que asumió el cargo. Foto: Albert Marín.
Los diputados del PLN se reunieron con el Presidente Carlos Alvarado, en la primera semana en que asumió el cargo. Foto: Albert Marín.

Las estimaciones del PLN, coinciden con las de la Unidad Social Cristiana (PUSC). Según estas, el trámite de la reforma, podría llevar a votarse en primer debate en agosto. De ser así, pasaría inmediatamente a consulta a la Sala Constitucional por un mes y se le daría segundo debate antes de terminar el mes de setiembre.

El nuevo proceso, sí se visualiza como una vía rápida como tal, dado que acorta los tiempos del procedimiento ordinario que podría durar años, a un proceso de pocos meses.