Por: Cristina Fallas Villalobos, Manuel Avendaño Arce.   16 julio
Mario Umaña, especialista en Comercio y Competencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Fotografía: Cortesía de Enmanuel Brenes, Comex.
Mario Umaña, especialista en Comercio y Competencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Fotografía: Cortesía de Enmanuel Brenes, Comex.

Costa Rica debe trabajar más para combatir las barreras de entrada regulatorias que limitan el ingreso de nuevas empresas al mercado nacional. Así lo explicó Mario Umaña, especialista líder de comercio y competencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la mañana de este martes durante un taller con la prensa.

Umaña aseguró que el país requiere la aprobación del proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Autoridades de la Competencia de Costa Rica (21.303) para dotar de más recursos a la Comisión para Promover la Competencia (Coprocom) con el objetivo de que esta entidad pueda ejercer una mejor función de abogacía.

El especialista comentó que en América Latina, y Costa Rica no escapa de esta realidad, existen barreras de entrada dañinas que están relacionadas con aranceles o regulaciones legales que evitan la entrada de nuevas compañías a los mercados.

“Hay muchos mercados en los que las barreras de entrada son tan altas y complican que un agente económico entre a un mercado (…). Lo complicado que es no se pueden cambiar fácilmente porque en su mayoría requieren una ley”, explicó.

En el caso de Costa Rica es necesario hacer cambios a la legislación nacional para reducir la barrera de entrada regulatoria con el fin de incentivar el ingreso de nuevos actores y así tener un mercado con mayor competencia.

Actualmente la Coprocom tiene la facultad de emitir opiniones encaminadas a impedir o revertir regulaciones anticompetitivas, sin embargo, estas no son tomadas en cuenta por las instituciones correspondientes.

De aprobarse dicho proyecto, las instituciones no estarán obligadas a eliminar las barreras señaladas por la comisión, pero sí deberán justificar su decisión de apartarse del criterio de la autoridad de competencia.

La propuesta de ley que se tramita en el Congreso también le permitiría a la Coprocom y a la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) establecer acuerdos o convenios de cooperación con entidades públicas o privadas, nacionales o internacionales, para el cumplimiento de sus funciones.

“Se necesita un ente de regulación fuerte (...), con la nueva ley se dota a la Coprocom de más recursos. En Costa Rica es muchísimo el trabajo que hay que hacer sobre barreras de entrada”, mencionó Umaña.

El especialista destacó que en Latinoamérica existen algunos países con grandes avances en facilitar el ingreso de nuevos actores a los mercados, tales son los casos de Chile y México. A nivel mundial resalta la labor de Estados Unidos y la Unión Europea.