Por: AP y AFP.   7 septiembre
El expresidente Barack Obama habla con estudiantes de la Universidad de Illinois, donde aceptó el Premio Paul H. Douglas de Ética en el Gobierno, durante su discurso Obama arremetió contra Donald Trump y el Partido Republicano.
El expresidente Barack Obama habla con estudiantes de la Universidad de Illinois, donde aceptó el Premio Paul H. Douglas de Ética en el Gobierno, durante su discurso Obama arremetió contra Donald Trump y el Partido Republicano.

El expresidente estadounidense Barack Obama aseguró este viernes que su sucesor Donald Trump “es el síntoma, no la causa” de la división y la polarización en el país.

Trump está “simplemente capitalizando los resentimientos que los políticos han estado azuzando durante años”, fustigó Obama.

Sus comentarios se produjeron en un discurso en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, donde aceptó un premio de ética en el gobierno. La aparición del exmandatario fue la primera incursión en la arena política antes de la campaña electoral del otoño. Aunque Obama ha respaldado a candidatos y se ha presentado en eventos de recaudación de fondos, ha pasado la mayor parte de su tiempo pospresidencial al margen de la política.

En términos inusualmente directos, expresó claramente sus preocupaciones sobre la política en la era de Trump e imploró a los electores -especialmente los jóvenes- que voten en los comicios de noviembre.

“Una simple mirada a titulares recientes es suficiente para ver que este momento es realmente diferente”, aseveró. “Lo que está en juego es más grande. Las consecuencias de que cualquiera de nosotros no participe son más nefastas”.

“Esto no es normal”, añadió.

El discurso ofrece una idea del argumento que muy probablemente Obama ofrecerá todo el otoño. El sábado, el expresidente hará campaña por candidatos demócratas a la Cámara de Representantes por California durante un evento en el condado de Orange, una región conservadora del estado en la que los republicanos corren riesgo de perder varios escaños.

La semana próxima, Obama planea hacer lo mismo en Ohio por Richard Cordray, el nominado demócrata para gobernador y por candidatos demócratas del estado.

La actividad de campaña de Obama continuará todo octubre e incluirá eventos de recaudación de fondos, de acuerdo con un asesor, que habló a condición de preservar el anonimato.

Críticas contra los republicanos

Obama también criticó el inusual silencio de los republicanos frente a los excesos de Donald Trump.

“¿Qué pasó con el Partido Republicano?", cuestionó Obama. “Están socavando nuestras alianzas, acercándose a Rusia”, señaló en referencia a los republicanos.

El expresidente demócrata, de 57 años, ha denunciado enérgicamente la idea de que “todo estará bien porque hay personas en la Casa Blanca que, secretamente, no siguen las órdenes del presidente”.

“íEsta no es la forma en que nuestra democracia debería funcionar!", tronó, en alusión a las revelaciones de un libro del periodista de investigación Bob Woodward y de un artículo de opinión anónimo de un “alto funcionario de la administración”, sobre el funcionamiento errático de la Casa Blanca bajo el mando de Donald Trump.

El expresidente Barack Obama habla con estudiantes de la Universidad de Illinois, donde aceptó el Premio Paul H. Douglas de Ética en el Gobierno, durante su discurso Obama arremetió contra Donald Trump y el Partido Republicano. Fotografía: AFP.
El expresidente Barack Obama habla con estudiantes de la Universidad de Illinois, donde aceptó el Premio Paul H. Douglas de Ética en el Gobierno, durante su discurso Obama arremetió contra Donald Trump y el Partido Republicano. Fotografía: AFP.

Tras un oscuro relato de la situación política en Estados Unidos, el exgobernante también expresó su esperanza.

“En esta oscuridad política, veo un despertar de los ciudadanos en todo el país", dijo, lanzando un llamado para que todos los demócratas vayan a las urnas en las elecciones parlamentarias de noviembre.

“íDeben votar porque nuestra democracia depende de ustedes!”, advirtió. “Si creen que las elecciones no importan, espero que los últimos dos años hayan cambiado su percepción".

Obama ha mantenido un perfil relativamente bajo desde su salida de la Casa Blanca el 20 de enero de 2017. Ahora, el 44° presidente de Estados Unidos se ha involucrado en la campaña para apoyar a los demócratas en las próximas elecciones parlamentarias.

En las elecciones del 6 de noviembre se pondrán en juego los 435 escaños en la Cámara de Representantes, un tercio de los que están en el Senado y las gobernaciones en 36 estados.

Las encuestas predicen una “ola azul” (demócrata) y los republicanos, ahora en control del Congreso, temen perder su dominio en la Cámara de Representantes.

Movida estratégica

El ex director de comunicaciones de Obama, Dan Pfeiffer, dijo en CNN que el expresidente puede llegar efectivamente a los votantes en partes del país en las que ganó en 2012, pero que optaron por Trump en 2016.

“Obama es un gran mensajero para llevarlos a votar por los demócratas”, enfatizó Pfeiffer. “Si yo fuera republicano, estaría muy nervioso por esto”.

En su discurso, el líder demócrata criticó las divisiones políticas de la era Trump, subrayando los ataques a la libertad de prensa, al sistema judicial y muchas otras controversias.

“No debería ser demócrata o republicano decir que no atacamos a ciertos grupos de personas según su aspecto o su forma de orar. Somos estadounidenses. Se supone que debemos enfrentar a los agresores, no seguirlos", dijo, generando un aplauso efusivo.

“Y estamos seguros de que se supone que debemos levantarnos de manera clara e inequívoca ante los simpatizantes nazis", recalcó Obama, apuntando al fracaso de Trump en condenar rápida y directamente a los neonazis que marcharon el año pasado en Charlottesville, Virginia.