Por: Manuel Avendaño Arce.   28 noviembre
El Régimen de Tributación Simplificada es un mecanismo que pretende hacer más sencillo y barato el proceso de declarar y pagar los impuestos para los pequeños negocios. Fotografía: Albert Marín. (Imagen con fines ilustrativos).
El Régimen de Tributación Simplificada es un mecanismo que pretende hacer más sencillo y barato el proceso de declarar y pagar los impuestos para los pequeños negocios. Fotografía: Albert Marín. (Imagen con fines ilustrativos).

Quizá después de comprar algo en un pequeño negocio usted pidió factura electrónica y la respuesta del comerciante fue “no tengo, es que estoy en el Régimen de Tributación Simplificada”.

Pero ¿qué es esto y cómo funciona?

La implementación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (9.635) introdujo algunas consideraciones que los propietarios de pequeños negocios deben tener presentes si utilizan este sistema.

Con la ayuda de tres especialistas en derecho tributario y contabilidad, EF le explica todo lo que debe saber sobre este régimen de declaración y pago de impuestos.

1. ¿Qué es el Régimen de Tributación Simplificada?

Se trata de un régimen que les permite a los pequeños contribuyentes cumplir con la declaración y el pago de sus impuestos de una forma más sencilla.

El objetivo final es simplificar las obligaciones tributarias y la contabilidad de los negocios que se acojan a este sistema.

Pueden ingresar las empresas que cumplan con los requisitos de forma voluntaria.

“Para entender este régimen, se tiene que tomar en consideración la naturaleza jurídica y fiscal. En primer lugar, pueden pertenecer al régimen personas jurídicas y físicas que realicen actividades de industria, comercio y servicios, consideradas de bajo impacto fiscal, pero formalizadas dentro de las estructuras legales establecidas”, explicó Jorge Araya, académico de la carrera de Contaduría de la Universidad Fidélitas.

El segundo aspecto por tomar en cuenta es que se trata de empresarios o emprendedores que pueden llevar –por sí mismos– el control contable de sus compras, registros y pago de impuestos.

2. ¿Cuáles son los requisitos para ingresar y mantenerse en este régimen?

Las condiciones más importantes para incorporarse al régimen simplificado y mantenerse en él son:

  • Actividades permitidas: el régimen está destinado a actividades productivas y comerciales de bajo impacto monetario, como bares, cantinas, sodas, restaurantes, comercio minorista (pulperías, ferreterías, carnicerías, tiendas, licoreras y similares), fábricas artesanales de barro, panaderías, mueblerías, calzado, talleres de metales, transporte público en modalidad de taxis, pescadores y pequeños productores agrícolas.
  • Compras anuales: el monto no puede exceder los 150 salarios base (¢66.930.000 para el 2019).
  • Número de empleados: cinco trabajadores declarados ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).
  • Activos: no pueden superar la suma de 350 salarios base (¢156.170.000).
  • Otros requisitos: cumplir y mantener aspectos específicos cuando se trata de actividades pesqueras, agrícolas o de transporte público en la modalidad de taxis.

Si una empresa está registrada en este sistema, pero incumple con alguno de los requisitos, la Dirección General de Tributación (DGT) puede reclasificarla y trasladarla a otro régimen tradicional sin derecho a oponerse o solicitar revisión. Así se establece en el artículo 42 de la reforma fiscal.

3. ¿Cuáles formalidades debe cumplir la persona o negocio dentro del régimen simplificado?

Estas son las formalidades, de acuerdo con la explicación de Jorge Araya:

  • Tener acceso a su cuenta de la Administración Tributaria Virtual (ATV).
  • Contar con talonarios de facturas en físico o preimpresas. Las facturas se deben emitir en dos supuestos importantes: cuando los contribuyentes lo soliciten y, obligatoriamente, en las ventas superiores al 5% de un salario base (¢22.310).
  • Emitir las facturas por monto bruto. No es necesario que se detalle el Impuesto al Valor Agregado (IVA). En este caso, se parte del supuesto de que su precio de venta es el precio total de sus compras con el tributo más el margen de ganancia sobre ese total; por lo tanto, no es necesario ese nivel de detalle.
  • Llevar un auxiliar de compras del trimestre en el libro debidamente autorizado.
  • Presentar y cancelar las dos declaraciones trimestrales que genera el régimen (IVA y renta) en los meses de marzo, junio, setiembre y diciembre de cada año, dentro de los primeros 15 días hábiles después del cierre de cada período.

4. ¿Cuáles impuestos se deben liquidar y cuáles son las tasas que se pagan dentro de este régimen?

Se deben declarar y pagar el tributo sobre la renta y el IVA de manera trimestral, dentro de los primeros quince días naturales del mes siguiente a la finalización de cada período.

Para el cálculo del impuesto sobre la renta y el IVA, la DGT estableció un factor autorizado que se aplica sobre el total de las compras realizadas durante el período a declarar. Así lo indicó Ricardo Valverde, consultor de Impuestos de Deloitte.

Estos son los factores autorizados para cada actividad:

Cálculo de los impuestos del Régimen de Tributación Simplificada

Actividades económicas Renta IVA
Bar, cantina, taberna o establecimientos similares 0,02 0,040
Comercio minorista: Venta a los consumidores finales de mercancías u otros artículos de diferente naturaleza, ya sea en locales especialmente acondicionados para esa actividad o mediante cualquier mecanismo informal (abastecedores, bazares, carnicerías, ferreterías, pulperías, tiendas, verdulerías, depósitos de licores o licorerías, fruterías, mueblerías, panaderías, zapaterías, etc. Se excluye de esta categoría los comercios minoristas dedicados a la venta de teléfonos celulares y sus accesorios.
Para el cálculo del IVA va a depender de la tarifa que pagó en las compras realizadas en el trimestre: compras al 13% (0,02), compras al 2% (0,0033) y compras al 1% (0,00125).
0,10
Estudios fotográficos 0,010 0,020
Fabricación artesanal de calzado 0,010 0,026
Fabricación de muebles y sus accesorios 0,010 0,065
Fabricación de objetos de barro, loza, cerámica y porcelana: Manufactura de objetos, utensilios, adornos y similares, a partir de la adquisición del "crudo” 0,010 0,020
Fabricación de productos metálicos estructurales 0,010 0,062
Floristerías 0,010 0,058
Panaderías 0,10 0,020
Restaurantes, cafés, sodas y otros establecimientos que vendan comidas, bebidas o ambas 0,020 0,040
Pescadores artesanales en pequeña escala 0,025
Pescadores artesanales medios 0,033
Pequeños productores agrícolas 0,010
Monto de las compras y de lo pagado por mano de obra para la producción de productos sujetos a tarifa general del 13% 0,020
Monto de las compras y de lo pagado por mano de obra para la producción de productos sujetos a tarifa reducida del 1% 0,00125
Transporte remunerado de personas mediante la modalidad de taxi: (únicamente para los que tienen un solo vehículo). Nota: se aplica 0,50 céntimos de colón (¢0,50) por la cantidad de kilómetros recorridos en el trimestre. ¢0,50

5. ¿Qué debe hacer un negocio que se encuentra en el régimen simplificado cuando le solicitan factura?

Debe emitir un comprobante donde se detallen las condiciones de la venta, pero no está obligado a entregar una factura electrónica.

Esta es una de las principales dudas debido a que la factura sirve como un instrumento para validar las compras de un bien o un servicio dentro de este régimen. Los cambios en el sistema de factura electrónica permitieron mejorar este tipo de registros.

El Régimen de Tributación Simplificado exige la emisión de facturas autorizadas preimpresas, pero este tipo de registro queda fuera del sistema electrónico.

El Ministerio de Hacienda solucionó este inconveniente con la creación de una figura llamada “factura de compra”, en la cual la persona que adquiere los bienes o servicios en el régimen simplificado puede digitar su factura para validarla ante Tributación como un gasto.

6. ¿Las facturas físicas o preimpresas aplican para los gastos del negocio?

No, el contribuyente debe contar con el comprobante electrónico respectivo para respaldar sus gastos.

7. ¿Los negocios dentro de este régimen están obligados a entregar factura electrónica?

No están obligados a emitir factura electrónica, pero, a solicitud del cliente, pueden generar una de papel con todos los datos de identificación correspondientes o un comprobante electrónico de compra, aclaró German Morales, socio director de Grant Thornton.

8. ¿Un negocio en este régimen debe cobrar IVA?

No debe cobrarlo porque el sistema simplificado no se basa en la venta-compra, como sucede en el régimen tradicional, por lo que este tributo ya está incluido en el precio de venta.