Por: AFP .   21 abril, 2020
Venezuela es el país latinoamericano que tendrá la mayor contracción. (Foto AP /Matias Delacroix)
Venezuela es el país latinoamericano que tendrá la mayor contracción. (Foto AP /Matias Delacroix)

La pandemia del coronavirus conducirá a la peor contracción económica que América Latina haya sufrido, con una caída del Producto Interno Bruto (PIB) regional de 5,3% en 2020, estimó este 21 de abril la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“La crisis que sufre la región este año 2020, con una caída del PIB de 5,3%, será la peor en toda su historia”, anticipó Cepal. “Para encontrar una contracción de magnitud comparable hace falta retroceder hasta la Gran Depresión de 1930 (-5%) o más aún hasta 1914 (-4,9%)”.

Cepal, un organismo técnico de las Naciones Unidas, actualizó sus proyecciones de la actividad económica regional en el marco de la expansión del coronavirus.

“Es urgente acceder a recursos financieros con base en un apoyo flexible de los organismos financieros multilaterales, acompañado de líneas de crédito a bajo costo, alivios del servicio de la deuda y eventuales condonaciones”, dijo la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, en la presentación del reporte.

Desde antes de la pandemia, la región América Latina y el Caribe ya acumulaba casi siete años de bajo crecimiento, con un promedio de 0,4% entre 2014 y 2019, por lo que la irrupción del coronavirus vino a agravar el panorama económico regional.

Mayores caídas

De acuerdo a las proyecciones de la Cepal, todos los países de América Latina, salvo República Dominicana -cuyo PIB permanecerá estable- registrarán una contracción de su economía en 2020.

Venezuela, con una contracción del 18%, liderará la caída regional, seguido de Argentina, México y Ecuador, con 6,5%.

Por subregiones, el organismo prevé que América del Sur será la zona más golpeada, con una contracción de 5,2%, "debido a que varios países se verán muy afectados por la caída de la actividad de China, que es un importante mercado para sus exportaciones".

En América Central la caída sería de 2,3%, “afectada por la contracción del turismo y la reducción de la actividad de Estados Unidos, su principal socio comercial y fuente de remesas”.

La economía de la región Caribe se contraería 2,5%, “debido a la reducción de la demanda de servicios turísticos”.

Tras la irrupción del coronavirus, América Latina y el Caribe han sufrido una reducción del comercio internacional y la caída de los precios de los productos primarios.

Adem{as, la intensificación de la aversión al riesgo y el empeoramiento de las condiciones financieras mundiales, una menor demanda de servicios turísticos y una reducción de las remesas.

La Cepal prevé también un fuerte aumento del desempleo, con cerca de 11,6 millones de nuevos desempleados producto de esta crisis sanitaria.

Por ende, se anticipan efectos negativos en los indicadores de pobreza, la que aumentaría 4,4 puntos porcentuales durante 2020, de 30,3% a 34,7%.

Eso es 29 millones de personas en situación de pobreza en toda la región.

La pobreza extrema crecería 2,5 puntos porcentuales, pasando de 11% a 13,5% de la población: un incremento de 16 millones de personas en esa situación.

El monto económico por exportaciones de la región caería cerca de 15%.