Por: María Luisa Madrigal, Laura Ávila.   27 mayo
Pilar Garrido:
Pilar Garrido: "En cuanto a las medidas que se anunciaron, la más importante para reactivar la economía era justamente contar con un entorno macroeconómico que fuera seguro. Ahí, justamente, lo más relevante fue la reforma fiscal." Fotos: Mayela López

Tras el anuncio de que Edna Camacho dejará su puesto como cabeza del equipo económico del Gobierno para representar al país ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la ministra de Planificación, Pilar Garrido, asumirá –junto con André Garnier–, ministro de Enlace con el Sector Privado, el timón de las acciones económicas del país.

Bajar las tasas de interés, reducir los costos de la electricidad y del combustible, y, sobre todo, generar empleos encabezan la lista de las acciones que el Gobierno dice que tomará para reactivar la economía.

El Financiero conversó con Garrido sobre cómo pretende convertir la promesa de la reactivación económica en realidad, mientras el país se encuentra urgido de más y mejores fuentes de trabajo.

— ¿Las acciones que anunció el Gobierno son las más adecuadas para un país urgido de reactivación de la economía mientras el desempleo alcanza el 11,2%?

— La medida más importante para reactivar la economía era contar con un entorno macroeconómico que fuera seguro. Ahí lo más importante fue la reforma fiscal para generar confianza en los inversores principalmente.

"Otras medidas que se han anunciado tenían que ver con simplificación de trámites. En esto ha habido resultados importantes con el trabajo que ha realizado doña Edna con el equipo del Ministerio de Economía Industria y Comercio (MEIC). Otro tema tenía que ver con la mejora de los perfiles de empleabilidad y emprendimientos, y también todo el tema de inversión que siempre genera crecimiento.

“Han sido medidas adecuadas, pero es verdad que requieren de un proceso para maduración; excepto la simplificación de trámites, que tiene un retorno casi inmediato”.

— ¿Cuál será su línea como nueva coordinadora del equipo económico?

— Generar medidas que se puedan ver, ojalá, en el corto plazo; que vayan en la línea de bajar las tasas de interés. No podemos tener una verdadera reactivación económica cuando el crédito sigue siendo caro.

"Se dieron pasos significativos con las medidas que ya se tomaron, como el decreto que se firmó de márgenes de intermediación del sistema bancario para aumentar la eficiencia. Esto tiene un componente relevante en bajar las tasas de interés.

"A medida que vamos garantizando refinanciarnos con deuda a más largo plazo y con menores intereses, la presión puede bajar y las tasas, como un subconjunto, pueden bajar.

"El otro tema tiene que ver con medidas como repensar la metodología de tarifas, el cálculo de tarifas. Este es un trabajo que iniciamos el viernes pasado (17 de mayo) con la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep). Estamos analizando con ellos cuál debería ser esa metodología de tarifa de servicios públicos”.

— ¿Cuáles son esos servicios públicos?

— Estamos hablando, sobre todo, de combustibles y de tarifas eléctricas. Estas tienen un efecto directo sobre la producción. Podrían abaratarse los costos y así las empresas sentirían más atractivo el contratar más personal, por ejemplo, en sectores que generan mucho peso directo sobre el Producto Interno Bruto (PIB), como el de la construcción.

“Si logramos reactivar esto de la mano de una buena gestión de la inversión pública, yo creo que en el corto plazo son las medidas idóneas para reactivar la economía”.

— ¿Lo que quieren hacer es cambiar la metodología para las tarifas?

— Eso es competencia del regulador (Aresep), pero sí es verdad que es lo que nosotros queremos. Es algo crítico para los procesos productivos y para la generación de crecimiento. Analizar cuál es la metodología que se está realizando, verlo más allá porque tiene que ver con cómo se financia. Ahí podemos entrar a discutir sobre el ICE, generación eléctrica privada.

“Es verdad que el cálculo de la metodología necesita ajustarse, porque ya no responde a la situación actual. Además, estamos sobreinstalados y eso va a tener que tomarse en cuenta a la hora de restablecer contratos de índole privada y, tal vez para el último trimestre del año, quizá sean necesarias modificaciones de ley también”.

— Sobre los combustibles y tarifas eléctricas, ¿tiene un plazo para estos ajustes?

— Hay una nueva metodología que hemos venido conversando con la Aresep. ¿En qué plazo? Bueno, hay que esperar. Hay un primer acercamiento en junio, donde será el momento para analizar esa metodología.

Pilar Garrido:
Pilar Garrido: "Hay una nueva metodología que hemos venido conversando con Aresep. Ellos ya tiene una metodología establecida; nosotros queremos ver qué más se puede hacer. Va a ser algo bueno para el país y se va a lograr". Fotos: Mayela López

— ¿Qué otras medidas específicas están manejando?

— Lo otro que estamos visualizando pasa también por garantizar que muchos de los proyectos que tenemos en inversión pública, y otros, puedan desarrollarse más fácilmente.

"Ahí entra todo el proceso de simplificación de trámites; la plataforma APC, que se trabajó con el Colegio de Ingenieros y Arquitectos, es algo clave. ¿Qué más se puede hacer? Hemos estado conversando con Irene Campos (ministra de Vivienda), que tiene una gran experiencia en ese sector, para poder visualizar qué más.

“Hay que empezar por la casa. Lo primero es una gestión y un seguimiento feroz de los proyectos de inversión pública".

— Usted menciona la APC y la construcción como uno de los sectores que más dinamiza la economía. Sin embargo, el CFIA califica de “viacrucis” la plataforma, pues las instituciones la desconocen ¿Ha faltado una comunicación más contundente a nivel institucional?

— Creo que hay una labor de comunicación que falta. Mucho del trabajo que ha realizado doña Edna, sobre todo enfocado en simplificación de trámites, ha sido muy valioso, pero quizá hace falta difundirlo, de tal manera que la gente pueda aprovechar esos procesos que lleven a generar mayor empleo.

“Yo me refería al sector de construcción porque es uno de los sectores que genera más encadenamientos. Ahí hay una oportunidad que, si la gestionamos adecuadamente, podríamos tener empleos en muy corto plazo”.

— Edna Camacho dice que “el proceso de reactivación económica no es una varita mágica”. ¿Está dispuesto el Gobierno a tomar acciones inmediatas para aliviar la situación de la economía que crece a un ritmo del 3%, según las proyecciones del BCCR?

— Es verdad lo que dice doña Edna. La mayor parte de las acciones que van a generar respuestas más sostenibles y más visibles son a mediano plazo. En el corto plazo, lo que visualizamos son estas medidas en las tasas de interés.

"En Hacienda se está haciendo un trabajo muy bueno de Rocío (Aguilar, ministra de Hacienda), refinanciando deuda cara y cambiándola por deuda barata. Sé que los eurobonos también van a contribuir a oxigenar esto.

“Si bajan las tasas, entonces la gente se va a ver más motivada a consumir. Hay un tema de confianza que se va transmitiendo. Entonces, la gente va a estar más motivada a expandir su negocio, a contratar a alguien más”.

— ¿Cuándo hablamos de mediano plazo, de cuánto estamos hablando?

— Corto plazo sería entre lo que queda del año y principios del primer trimestre del otro. Mediano plazo estamos hablando de año y medio a tres años.

"Por ejemplo, en educación todo el tema de STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés) y el de educación dual son procesos que son muy valiosos y que, si se hace una evaluación de grupo de control de hoy a dentro de tres años, podemos ver que la calidad del empleo y el número de empleos puede ser muy significativo. Pero sí es verdad que va a tomar un poco más de tiempo.

“En materia de inversión pública, con los proyectos como circunvalación norte u otros que tenemos encaminados, se genera confianza y además se dinamiza porque encadenan. Ahí también hay un tema de buena gestión de estos”.

— El empleo informal impacta a más de un millón de personas. ¿Qué acciones va a tomar el Gobierno para mitigar el impacto de la informalidad?

— Hay una alianza tripartita que se conformó de la mano de sector empresarial, sindicatos y Gobierno.

“Hay un tema que tiene que ver con repensar el aseguramiento y cómo hacerlo para empresas que puedan generar sin necesidad de precarizar; cómo hacer para garantizar empleos formales de calidad”.

— ¿Es responsabilidad absoluta del Gobierno el poco avance de la reactivación económica?

— La responsabilidad del Gobierno es generar las condiciones habilitantes para que el sector privado, que es el principal empleador, pueda funcionar adecuadamente y pueda crecer y generar mayores oportunidades de empleo.

“También se deben garantizar opciones de autoempleo que sean sostenibles. Ahí la labor del Gobierno es apoyar y acompañar; generar condiciones para que programas como Banca para el Desarrollo sean verdaderamente elementos que contribuyan a generar estas opciones”.

— ¿Cuál va a ser el énfasis a partir de julio que usted asume junto a don André?

— A partir de julio, el área económica va a estar enfocada en el ambiente macroeconómico habilitador.

"En el cortísimo plazo: mejor gestión de la inversión, apoyar a sectores que encadenan muchísimo y puedan generar empleos, gestión feroz de la inversión pública y una nueva metodología de combustibles y electricidad para garantizar bajar esas tarifas y, si todo sale bien, bajar las tasas de interés.

“En el mediano plazo tenemos que seguir generando opciones de innovación. Necesitamos alguna solución para que estos emprendimientos innovadores no sean informales. Esto va de mano de la Caja; ahí hay toda una mejora que se puede hacer. También seguir insistiendo en educación dual y técnica”.

— ¿La salida de la Edna Camacho del gabinete es una señal de que podrían salir otras figuras como la ministra Rocío Aguilar o el ministro Rodolfo Piza en los próximos meses?

— Eso hay que preguntárselo al presidente. No lo tengo claro. Don Rodolfo sí señaló que no iba a cerrar su período, pero lo que yo visualizo es que todos aportan mucho. Doña Rocío ha sido una ministra destacada.

“Yo creo que todos (los ministros) se tienen que quedar; todos nos tenemos que quedar. Mucho de lo que hemos conseguido juntos ha sido por quienes somos y por la diversidad que representamos. Esto enriquece mucho el debate”.