Por: María Luisa Madrigal.   24 octubre, 2018

Fabricio Alvarado excandidato presidencial por el Partido Restauración Nacional decidió separarse formalmente de la agrupación este 23 de octubre. La salida de Alvarado se da después de una serie de denuncias y peleas internas protagonizadas por el mismo Alvarado, Carlos Avendaño presidente del partido y algunos de los 14 diputados.

El excandidato será la cabeza de un nuevo partido político bajo el nombre de Nueva República. Le acompañarán siete de los 14 diputados electos por el PRN. Ivonne Acuña, Jonathan Prendas, Ignacio Alpizar, Floria Segreda, Harllan Hoepelman, Carmen Chan y Marulin Azofeifa abandonaron a Avendaño -hasta ahora líder indiscutible de la bancada- y le dieron la palmada de apoyo a Fabricio.

La renuncia también trajo como consecuencia, la respuesta de Carlos Avendaño en la que pone en entredicho lo expuesto por Alvarado.

Los entredichos y reclamos
24/10/18 El excandidato presidencial Fabricio Alvarado anunció, esta martes, su renuncia al Partido Restauración Nacional (PRN), porque dijo que no se siente bienvenido y porque dijo que se han dado una serie de supuestos ataques de parte del comité ejecutivo. Fotos cuando llega al edifion Sion en la Asamblea Legislativa donde se reunio con Jonathan Prendas. Foto Jorge Castillo
24/10/18 El excandidato presidencial Fabricio Alvarado anunció, esta martes, su renuncia al Partido Restauración Nacional (PRN), porque dijo que no se siente bienvenido y porque dijo que se han dado una serie de supuestos ataques de parte del comité ejecutivo. Fotos cuando llega al edifion Sion en la Asamblea Legislativa donde se reunio con Jonathan Prendas. Foto Jorge Castillo

“En el presupuesto del partido nunca hubo dinero destinado a invertir en la campaña presidencial y nos tocó trabajar el doble”. Así inició Fabricio Alvarado la declaración por medio de su página de Facebook.

Sin embargo, la inversión realizada por Restauración Nacional para la campaña de Fabricio Alvarado fue de más de ¢2.000 millones, según los datos aportados por Carlos Avendaño en conferencia de prensa un día después de la salida del excandidato presidencial del Partido Este monto es la prueba de que el partido sí respaldó la campaña presidencial de Alvarado, según el actual Presidente del PRN.

Avendaño además calificó de “desafortunadas y falsas” las declaraciones hechas por Fabricio Alvarado. A la vez, indicó que el político no tiene pruebas ni documentos de ningún tipo para mantenerlas. “El señor Alvarado habla y habla y habla pero no presenta ningún documento”, insistió.

Las “trabas” se multiplicaron para la segunda ronda, según Alvarado. “Era como si en el mismo partido, no quisieran ayudarnos a ganar”, aseguró. Sin embargo, para el cierre de las elecciones el PRN contó con más de 6.000 fiscales. Más de 5.000 fueron inscritos exclusivamente para la segunda ronda, de acuerdo con Avendaño.

“Se perdió por otras cosas. El fraude fue que todos los viernes esperábamos una encuesta que era falsa” dijo el jefe de fracción del PRN en posible referencia a las encuestas realizadas por Opol que se hicieron por encargo de Restauración Nacional de cara a la segunda ronda. Todas publicadas viernes.

Carlos Avendaño dice que declaraciones de Fabricio Alvarado son
Carlos Avendaño dice que declaraciones de Fabricio Alvarado son "falsas".

Por el contrario, el problema que trajo las elecciones para el PRN fue la existencia de una “estructura paralela externa” responsable de todos los agravios monetarios que hoy se le achacan a la organización de acuerdo con Avendaño.

El diputado señaló como el génesis en el que el PRN descubrió esta estructura, la denuncia realizada por la entonces parlamentaria del Frente Amplio Patricia Mora ante el TSE, el 28 de mayo de 2018.

La denuncia formal, es consecuencia de una serie de denuncias a través de Redes Sociales y prensa. Entonces Mora señaló que el PRN habría recibido una donación en efectivo de $3.770 como consecuencia de dos viajes en helicóptero, vinculados en primera instancia al empresario Juan Carlos Bolaños y posteriormente a la familia Yankelewitz -caso Yanber-.

Además, El TSE solicitó al PRN información sobre quién era el responsable de la casa de campaña del entonces candidato, según declaró Avendaño. Una vez que los miembros del cuartel político entregaron los datos de pagos y otros documentos, el TSE dijo que no correspondía a la realidad según el diputado de Restauración.

En esa casa de campaña era donde, según Avendaño, se gestó la organización paralela que generó los gastos fuera del partido, a favor de la campaña de Alvarado. La casa de campaña no reportó donaciones que recibieron y las facturas que entregaron eran “personales”.

Por su parte, Alvarado aseguró que él y “su equipo” demostrarán que el PRN aceptó pagar vallas publicitarias, anuncios de televisión y prensa escrita así como cadenas de televisión y confección de banderas. Además defendió que el partido sí conocía a Juan Carlos Campos, quien tras la primera ronda se convirtió en el jefe de campaña del excandidato.

El jerarca del PRN aseguró que es falso que el partido autorizara pagos para Campos. El mismo Campos declaró en marzo en entrevista Con La Nación, no estaba recibiendo ningún sueldo por sus servicios: “Nada, esto es por mis tres hijas”, fue la respuesta exacta.

A pesar de esto días más tarde, según Avendaño, Campos sí reclamó el pago de honorarios y gastos, por un contrato verbal. El reclamo a nombre de la empresa One Sport, fue de un total de $300.000, según el diputado y presidente del partido.

Igualmente, Avendaño se desligó de las denuncias hechas por el músico Luis Alonso Naranjo, quien acusó al PRN de “robar” su propiedad intelectual y reclama ¢490 millones.

Por el contrario, Alvarado señala que las personas que entraron a colaborar siempre tuvieron “la buena fe” de hacerlo según lo estipulado por ley en coordinación con el Comité Ejecutivo del partido. “Que luego se quisiera dar a entender lo contrario y se pusiera en entredicho el trabajo realizado, es otra cosa”, declaró el excandidato a la Presidencia por medio del video.

Todos estos hechos están en investigación tanto en el TSE como en la Fiscalía, según Avendaño.

¿Los votos que necesita la reforma fiscal?
Los ahora diputados independientes Ivonne Acuña y Jonathan Prendas reunidos con Carlos Avendaño y Eduardo Cruickshank del PRN. Foto: Rafael Pacheco
Los ahora diputados independientes Ivonne Acuña y Jonathan Prendas reunidos con Carlos Avendaño y Eduardo Cruickshank del PRN. Foto: Rafael Pacheco

Ante la consulta de si esta división iba a resultar en una pesca de votos para completar los 38 diputados que posiblemente necesite la reforma fiscal para ser aprobada, Carlos Avendaño declaró que solo el tiempo dirá si esto podría ser así.

Lo cierto es que la división de la segunda fracción más grande que existía en la Asamblea, deja entrever posibles cambios de opiniones.

Nueva República, grupo al que dicen pertenecer ahora los siete diputados independientes se reunirá la próxima semana, para definir si las votaciones se realizarán como línea de fracción -uno de los reclamos solapados que los hasta hace poco, diputados restauradores hacían a Avendaño- o si tendrán libertad de votar de manera más independiente.

A pesar de esto, el interés de los diputados es mantenerse en contra de “este” plan fiscal según Alvarado. Pero aún están por considerarse posiciones individuales.

Sobre los otros siete diputados que aún se mantienen en Restauración Nacional, la posición sigue siendo la misma. Sin embargo, si el ejecutivo saca los 29 puntos que objetaron como grupo, entonces podrían hablar de votos, según Avendaño.

La decisión de los diputados independientes, de separarse del partido para seguir a Alvarado, “entristece y duele”, según Avendaño. Reclama además, que le quedan debiendo a la militancia del PRN que los hizo diputados en la primera ronda. La gente no votó por ellos porque no los conocían sino por el partido. Sin embargo, agregó que las puertas quedan abiertas para ellos.