Por: Laura Ávila.   9 julio
El presidente de la República se comprometió a reducir el 10% de su salario, sin embargo, la medida tiene un impacto nulo sobre las finanzas públicas. Foto: Rafael Pacheco
El presidente de la República se comprometió a reducir el 10% de su salario, sin embargo, la medida tiene un impacto nulo sobre las finanzas públicas. Foto: Rafael Pacheco

Este jueves 9 de julio, el mandatario anunció en conferencia de prensa que presentará un proyecto de ley para “la reducción de los salarios de las categorías más altas de los escalafones” del sector público, una señal que pone sobre los reflectores la necesidad de recortar el gasto público.

Recortar el salario del Presidente de la República, ministros, diputados y otros altos jerarcas no tendría un impacto sustantivo a nivel macroeconómico. No obstante, una señal de este tipo sería la llave para negociar recortes importantes con el resto de burócratas.

Esta es una tarea crucial pues el Poder Ejecutivo deberá meterle bisturí al Presupuesto Nacional 2020 por el desplome en los ingresos. La estimación más reciente es que el Gobierno Central enfrentará un bache de ¢1,1 billones (3,3% del PIB) por los impuestos que se dejarán de recaudar.

Los datos los reveló la Contraloría General de la República (CGR) el pasado 6 de julio a través de un comunicado de prensa.

“Los jefes de gobierno deben liderar con el ejemplo pero la idea no es solo que ellos se rebajen sus salarios. La idea es que con ese ejemplo planteen un recorte importante en las remuneraciones del sector público como lo hizo Luis Lacalle Pou en Uruguay”, comentó Juan Carlos Hidalgo, analista internacional.

Varios líderes de Latinoamérica y otras partes del mundo ya aplicaron descuentos en sus salarios. Tal es el caso de Panamá donde Laurentino Cortizo anunció el recorte del 50% de su salario personal y el de su vicepresidente, Gabriel Corrizo, por un periodo de seis meses.

¿Populismo o empatía?

Aunque los especialistas consultados consideran estos recortes como un simbolismo, la mayoría coincide que serían una señal importante en un contexto recesivo donde el peso de la crisis recae sobre los hombros del sector privado.

Al 3 de julio 63.304 trabajadores enfrentaban una suspensión temporal de los contratos y 143.465 personas recibían menos ingresos producto de la reducción de la jornada, según datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

En abril la tasa de desempleo llegaba al 15,7% y se convertía en la más alta de la historia, según la Encuesta Continua del Trimestre Móvil del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Dicho estudio es una fotografía de la situación de febrero, marzo y abril, y no contempla el panorama actual. Solo en ese periodo se contabilizaron 379.000 personas sin empleo.

Hasta el 8 de julio, la única señal que se dio en más de cuatro meses de crisis fue la del mandatario Carlos Alvarado, quien el pasado 4 de mayo anunció un recorte del 10% en su salario. Alvarado percibe ¢4.793.000 mensuales, según datos de Casa Presidencial.

El 9 de julio el mandatario anunció su intensión de proponer una ley para reducir los salarios de altos jerarcas del sector público, aunque no dio detalles sobre las escalas que se aplicarán o el tiempo que durarán los recortes.

Una rebaja en los salarios de las altas esferas debería implementarse de manera temporal para no ahuyentar el talento de la función pública, considera el economista Luis Fernando Corrales y candidato al máster en desarrollo internacional de la Universidad de Harvard.

“Basta ver el salario base de los ministros y viceministros y compararlo con los de los altos gerentes de las empresas, la diferencia es abismal. Si se llega a aprobar y queda de manera permanente habría pocos incentivos para que gente talentosa vaya a ocupar puestos públicos en el futuro”, agregó Corrales.

¿Qué han hecho otros países?

EF realizó una recopilación de las naciones que anunciaron recortes en los salarios de las altas esferas desde que comenzó la pandemia.

  • Panamá

El presidente Laurentino Cortizo anunció el 1.° de julio recortes en el salario y gastos de representación por seis meses. La medida se extiende para el vicepresidente, ministros, viceministros, directores, subdirectores, gerentes, subgerentes, administradores, subadministradores y asesores del Gobierno.

Un proyecto de ley permitiría recortar en 50% los salarios del presidente y el vicepresidente, mientras que para los otros funcionarios, la poda sería del 25% de sus ingresos.

“Los servidores públicos tenemos la responsabilidad ética y moral de apoyar a las familias panameñas (...)”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

  • Colombia

En marzo el Gobierno anunció la publicación de un decreto de contribución solidaria para que los funcionarios con salarios de entre 10 a 15 millones de pesos (cifras que oscilan entre los $2.749 y los $4.123) aporten el 10% durante cuatro meses. La escala es progresiva y aplica el 15% de rebaja a los salarios mayores a los 15 millones de pesos colombianos.

  • Argentina

El mandatario Alberto Fernández rechazó una rebaja salarial al considerarla demagogia.

  • Paraguay

El presidente Mario Abdo Benítez promovió recortes en los salarios de las altas esferas del Poder Ejecutivo. En este caso se redujeron en 10% para quienes ganen más de cinco salarios mínimos (cerca de $1.670) y se aplicó un recorte del 20% para los que superen 10 salarios mínimos (unos $3.300). La medida se aplicaría durante tres meses, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay.

  • Bolivia

La presidenta Jeanine Áñez y los ministros anunciaron en abril que donarían una parte de su salario. “Mientras dure la pandemia, donaré parte de mi sueldo para iniciar un pequeño fondo de ayuda a las personas afectadas con el virus”, comunicó la mandataria en un video que se encuentra en su cuenta de Twitter.

  • Ecuador

En este país sudamericano el presidente Lenín Moreno se comprometió a reducir el 50% de sus ingresos, el de su vicepresidente, ministros y viceministros. La medida se extendió a la Asamblea ecuatoriana.

Mientras que a los funcionarios públicos se les redujo la jornada dos horas y se les recortó el salario 16%, según consta en el medio elcomercio.com

  • Uruguay

En marzo de este año Luis Lacalle Pou anunció recortes en su salario así como en el de los ministros, diputados, directores y funcionarios de servicios descentralizados. También aplicó reducciones escalonadas del 5%, 10%, 15% y 20% para los salarios superiores de 80.000 pesos uruguayos (unos $1.900).

El dinero se destinaría al Fondo Coronavirus.

  • México

En abril el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso el recorte del 25% en los salarios del sector público. Mientras que los altos funcionarios (desde subdirectores hasta el mismo mandatario) no tendrán aguinaldo ni ninguna otra prestación a final de año.

  • Nueva Zelanda

La primera ministra, Jacinta Ardern, en conjunto con su gabinete anunció la donación del 20% de los salarios por un lapso de seis meses para dotar de recursos a la lucha contra el COVID-19.